And we are the law here

Archivo de la categoría: General

No hace mucho se llevó a cabo la liberación de unos cuantos presos políticos por parte de los bigotes que (mal) llevan la banda presidencial en la cuna de libertadores, podemos cuestionarnos los motivos que lo llevó a tomar esa medida por mucho que se hable que eso fue una medida para aligerar un poco la famosa presión internacional, pero creo que hace falta liberar a otro grupo de prisioneros del régimen.

Pero ¿Quiénes son esos prisioneros? No son personas de renombre en el acontecer nacional, pero vaya que tienen importancia en la cosas cotidianas y concretamente, en los sucesos políticos. Ese grupo de personas por las cuales el partido de gobierno, su mal llamada oposición y más recientemente los nuevos actores políticos buscan que los apoyen o los oigan; de hecho todo lo que hacen los políticos lo hacen en su nombre y se venden como defensores de sus intereses.

Creo que no hace falta, a esta altura tan baja de mi intento de artículo, decir quiénes son ya que la lista es demasiado amplia. Son todos aquellos que han perdido amigos, familiares sea por la violencia o la misma diáspora nacional, son los que salen todos los días buscando empleo o a su puesto de trabajo, unos apoyan a este desastre, otros todo lo contrario y quien sabe que otras posturas pueden tener en esta situación. Simplemente se me hace complicado escribir todo ese cúmulo de ideas que tienen la cabeza, así que mejor haré lo sensato, escribir por ese por quien sí puedo hacerlo. Por mí mismo.

Todos los venezolanos, como pueden saber, somos presos políticos de una pandilla de criminales. Unos desarrollaron una especie de síndrome de Estocolmo, otros vieron crecer su cinismo, en lo personal, desarrollé angustia (al menos eso creo o para llamar lo que tengo de alguna forma) que me da por el hambre, extrañamente lejos de aumentar de peso he estado perdiéndolo. Pero como no soy alguien de renombre, de hecho, hasta creo que mi blog apenas si es conocido por alguien.

De hecho, tampoco me he sumado al asunto de las protestas masivas y menos ahora que soy uno de los que soporta el mantenimiento de mi hogar, como tantos otros jóvenes que vieron que a su lista de responsabilidades se les agregó esa, adicionalmente a la complicada de mantenerse con vida en esta mal llamada nación; tengo dignidad y no pienso ponerme a cantar regueton (como sea que se escriba esa cosa) para ver si de esa forma a la juventud le da por creer que debo ser presidente. Aun así, creo que mi libertad individual termina donde comienza la del vecino, quizás por eso creo que salir a luchar por la libertad de los otros habitantes de esta cosa también creo que es algo noble en hacer.

A todas estas, creo que hay que luchar, tanto internamente como externamente por este asunto de liberar al resto de los presos políticos que hay en Venezuela y que no están dentro de alguna de las cárceles, concretamente, esa llamada Ramo Verde, creo que necesitar algo más de cuatrocientas palabras es algo concreto ara escribir sobre esta situación, que llegó a ser tal que ahora se está convirtiendo en problemas para las naciones vecinas que a cada día que pasa, ven aumentando el número de venezolanos en las fronteras.

Anuncios

La pregunta que le da título al presente mar de letras se puede responder simplemente con una palabra. Nada. Pero creo que si agrego algo al tema, sería repetir lo mismo que he comentado anteriormente sobre lo que sucedió ese día. Y como ando corto de artículos, creo que es necesario que escriba unas cuantas cosas, más que todo para hacer bulto, honestamente y a ver si algo nuevo en su discurso barato tiene que decir los defensores nacionales e internacionales de la mal llamada revolución venezolana.

Pero como me ando quedando sin artículos, me sale mejor escribir un poco. Creo que es necesario apelar por un sonoro se los dije, al igual que todas esas personas que estaban vendiendo la idea de no ir a votar; lo bueno fue que llegó a buen puerto todo y que se hace evidente que lo que comenzó como un fracaso, va a terminar como tal.

¿Qué estaban esperando de los resultados? ¿Monos ninjas feministas? El parapeto llamado Asamblea Nacional Constituyente fue convocada de forma fraudulenta y todo el tema electoral se mide con la misma vara, señores no es algo complicado de entender.

Venezuela el día veinte de mayo dio una lección, de cómo una dictadura hace todo los circos y puestas en escena para admitir que es tal. No hay mucho que decir, pero creo que ahora el mal llamado rey se le terminó de caer todo y se hace evidente que anda desnudo; no importa cuántos circos culturales hagan para llamar a la desnutrida juventud, estamos en un momento que ese dinero podría servir para otra cosa.

Adicional a todo esto, debo agregar que ¿Qué tan difícil es entender que con votos estos forajidos no van a salir? Ellos cuentan los votos señores y así cualquiera gana, no es un argumento complicado de entender, la verdad.


No creo que lo que voy a comentar, las diferentes cosas, vayan a servir para uno de mis tantos intentos de artículos así que lo mejor que sale es crear un engendro, con el cual pueda sacarlas a la luz y de paso, aumentar el número de artículos.

Debo comenzar con el asunto de Siria ¿Cuál es la diferencia entre las bombas rusas y las estadounidense? Ninguna, ambas se llevan por delante inocentes así como los culpables de un conflicto, en el cual hay demasiados involucrados. Reducir todo a que unos quieren el petróleo de Siria, es una ridícula idea; ya que los eslavos de Putin también tiene lanzando bombas en ese país, con su agenda debajo del brazo y si vamos a criticar a uno, también al otro.

Esto va crear más problemas, más migración hacia Europa, donde unos cuantas manzanas podridas van a hacer de las suyas y van a ser protegidos por los políticamente correctos y lejos de hacer un favor, le van a dar el poder a gente como Trump. Así que ¡Muchas gracias, idiotas!

Al parecer, todos los días sale un nuevo género en la especie humana y hay que forzar al resto de las personas no sólo en reconocerlos, sino también mantener sus delirios. Pero esa misma gente también quiere quemar un libro de biología, un diccionario y hasta censurar un juego de mesa como el ajedrez por oprimir minorías y motivar al odio, tales ideas deben promoverse con impuestos y haciendo daños a la propiedad de terceros ¿En qué parte de la libertad de expresión queda eso? Ah cierto, en esa que no puedo decir algo que los ofenda y me debo remitir a lo arriba expuesto, concretamente al final.

Esos usuarios de «renombre» en la red social llamada Youtube, no son modelos a seguir. Sus escándalos no hacen más que alimentar el mismo problema del que ellos se quejan, cuando ellos mismos son los que alimentan ese engendro; son contados los que se pueden salvar.

A la final, se hace difícil considerar estas personas en serio así como su oficio, digo ya hay un grupo de personas a quienes se les paga por hacer el ridículo ante miles. Se les llama políticos, quizás creo que no es descabellado pensar que ambos son igualmente tóxicos para la sociedad.

Y ya que estamos aproximadamente en el cierre, me parece un despropósito sin igual todo lo referente a darle premios a un ruido molesto llamado reggaeton, conocido ahora como género urbano. No, simplemente no, me parece bien premiar a los artistas de este lado del río Misisipi, pero a esos seres que emiten ruido molesto es una de las tantas señales que lo que más se vende no es precisamente, lo mejor.

Sí, los gustos musicales son subjetivos y creo que ese ruido no me representa como persona, mucho menos como «latino». Y esa última palabra tiene más que ver con el hecho que hablo y escribo en una lengua derivada del latín y no por la geografía de la nación en la que estoy encerrado dicta que esa cosa debe agradarme.

 

See Your Space Cowboy


El voto, ese singular derecho que tanto la democracia y la dictadura se disputan para el tema serio llamado tener validación. Seguramente, es raro que haga una secuela de unos pensamientos extendidos, ya más que todo a modo de secuela pero creo que es un tema serio, más que todo considerando el hecho que posiblemente estas líneas vean luz después del circo electoral y tampoco tenga mucho que agregar sobre ese tema. El voto en una dictadura plena como la de la cuna de libertadores, no sirve de nada, adicionalmente creo que mil palabras van a estar en exceso, pero creo que un intento de artículo de unas cuatrocientas palabras sirva de algo.

 Cuando un partido político ocupa todos los poderes públicos, cuando también tiene mucho de los suyos contando los votos y con las fuerzas del “orden” en el bolsillo creo que es de todo menos una democracia. No importa cuántas veces diga el gobierno, en concreto el actual, que está a favor del pueblo ya que sus acciones dicen todo lo contrario; de hecho, apoyo todo el asunto de las sanciones, pero seguramente veremos que apelaran por sentimentalismos baratos y al cuento rancio que es un “ataque al pueblo”.

Con votos no se les da la estocada final a las dictaduras, por mucho que les cueste a unos admitirlo. Hemos visto que no sirve de mucho, mientras esos forajidos tengan como contar los votos; tampoco vale de mucho todos los shows baratos que hagan para ganarse el voto de la disminuida juventud, de hecho debo compartir la idea que vi por las redes sociales en relación con la caja CLAP y el circo romano del rock criollo, en donde se les equipara a ambas cosas.

También debo traer a la palestra la idea de uno de los tantos iluminados que paren las redes sociales en Venezuela, que argumentaba que solo las personas con cierto nivel intelectual y de ingresos deberían votar; la mayor virtud y al mismo tiempo defecto del sistema democrático es el hecho todos votan. Pero como es normal en la cuna de libertadores, la gente vota más impulsada por lo emocional y por las promesas que lo por racional o un plan de gobierno que no sea puras promesas vacías.

Ciertamente el derecho al voto es la historia de una lucha y no importa el país en donde nos pongamos a revisar eso, pero también sirve para recordar que no hay peor cadena que la que una buena parte de la sociedad se pone a sí misma y que el resto debe tratar de sobrellevar el tema, pero en general a la larga ambas partes. De hecho, a esta altura del campeonato, hasta el voto castigo es un chiste.

PD: Tuve que borrar un artículo que estaba repetido, espero que a partir de la actualización próxima, todo vaya mejor

 

See Your Space Cowboy


Después de dos (intentos) de artículos de una extensión de mil palabras, era necesario que haga un tercero, pero no con esa misma extensión pero con un tema serio. De hecho, creo que la pregunta que le da título a esta cosa es una de esas preguntas válidas que se necesita hacer ahora. Quizás, estas líneas posiblemente están llegando tarde,  como es normal.

Pero ¿Qué se va a hacer después de ese día? Aparte de ir a trabajar, los que les toca así como a otros les va a tocar ir a comprar comida y mantener la poca cordura que le queda a la gente; pero también hay que mantener la lucha adelante. Es decir, todos aquellos que creen que está mal llamada segunda independencia tiene las maletas listas para irse, lo que hay que hacer es convencer a la gente.

Hay que convencerlos que lo que han vendido como alternativa, es una receta al desastre y que la realidad en la que estamos viviendo, es prueba de ello. Por mucho que digan que lo que hay aquí, no es verdadero socialismo, creo que muchos les han dejado sin una defensa. La realidad es que si, aquí hay un socialismo marxista propiamente dicho, las figuras de bancos públicos, impuestos progresivos y educación pública también están en el famoso manifiesto comunista, como una serie de listas que se deben tomar para meter el marxismo en un país. Así que, ya tienen como defenderse; por mucho que digan que la meta es construir algo parecido a lo que hay en el Norte de Europa, es evidente una cosa.

Esos países, llegaron a ese nivel gracias a dejar libre el mercado pero están regresando a los modelos socialistas, gracias a la agenda políticamente correcta que (extrañamente) está matando todo lo que han construido con tantos años de esfuerzo. Creo que se hace evidente que a esta gente le conviene esa agenda, siempre y cuando ellos mismos se encuentren en lo alto del desastre que quieren implementar.

 

See Your Space Cowboy


Tenía tiempo que no hacía una de estas cosas, bueno la realidad es que tampoco es que el tiempo ha sido tan extenso entre la última y la presente. Y se lo advierto señores de Soy Venezuela así como sus aliados, las presentes palabras van para rato y me gustaría creer que ustedes van a leerlas y considerar lo que le voy a comentar.

Es evidente que de los actuales burócratas no vamos a salir con votos, en eso estamos de acuerdo y el detalle es que el tema del libre porte de armas aquí es uno que parece tabú, pero los criminales no necesitan un porte legal y los que lo tienen pues ya tienen su lealtad comprometida, no necesariamente con algún fin, sino por los privilegios que tienen no sólo gracias a sus armas sino también, el uniforme que tienen.

Salir a la calle en protestas pacíficas sin tener con que llenar las tripas cuando toque regresar a casa es otra de las partes del asunto en que estamos metidos. Creo que eso lo saben mejor que yo, ya que su fuerte son las protestas en contra del gobierno; pero las protestas deben estar apoyadas por unas ideas, unas que sirvan para ir construyendo la Venezuela que quieren.

Protestar y arriesgar el pellejo es apena una parte del problema. No se llega lejos si no hay un horizonte o un punto al cual llegar, quizás las protestas deben estar acompañadas no de giras a nivel nacional o internacional sino de charlas y conversaciones tanto en comunidades como en lo que quedan de empresas privadas.

Sí, creo que si no hay personas que compren sus ideas o que se las someta a revisión, tampoco se llegará muy lejos; en las pocas empresas privadas también se habla de la situación económica. Buena parte de esas personas quieren una propuesta que realmente les ayude en algo, por eso su interés también debe estar en ellos, ya que el descontento también llega a esa gente.

Si no hay ideas de lo que se quiere hacer y tiene que hacer para cuando la revolución se le de su estocada final ¿Valdrá la pena las protestas? Se hace más dejando de lado, al menos un poco, las grandes ruedas de prensa y las giras. Se gana más, a mi parecer, así ya que hay algo adicional, la gente les dará confianza y podrán llegar a nuevos ciudadanos sin tanto gasto de dinero.

Quiero creer que ustedes también comprenden lo que estamos pasando los ciudadanos, pero deben también proporcionar algo más que protestas y conflictos con el gobierno actual; en algún momento o en algún sitio, debe haber una persona con una idea que les puede ayudar a cambiar la marea a su favor. Pero necesitamos gente y no pueblo para dar ese primer paso para conseguir el esperado cambio a mejor y eso empieza por uno mismo, siendo un tema que pocos quieren entender.

Creo que todo eso se puede resumir en esto, todo el desastre que trae a una sociedad que limita la creatividad y la libertad económica de su gente, está destinada al fracaso. Eso es lo que la juventud está buscando en otros horizontes, países en donde un sueldo mínimo puede servir de algo y que el mero hecho de poder salir después de las seis de la tarde, ya es un logro pequeño. Uno que no saben cuánto eso se valora, a pesar de todos los puntos en contra que trae esto de la diáspora.

Claro, llevan las de perder ya que el poder mediático del gobierno aún lo tienen, quizás su maquinaria publicitaria ya no tendrá su dispositivo que generaba éxito, la mortadela sideral le fue más simpática a la gente en comparación con el sucesor. De hecho, el conflicto interno ya es tal que no se puede ocultar y se nota lo falso que son esos cuentos de unidad y hermandad revolucionaria, cuando sus intereses personales siempre salen a la luz. Y que siempre cuando salen, siempre apelan por negarlo, aunque por mucho usen terceros el mal olor siempre sale sin importar mucho el tema de la conciencia de clase.

Que no hay nada de malo en tener y proteger tus intereses personales, pero cuando estos cuestan la sangre y libertad de tus vecinos es que hay algo malo en ti como persona y hay algo perverso cuando disfrazan eso de amor por el pueblo y demás argumentos baratos.Tienen el ambiente a su favor, al menos eso creo, ya que por cada persona que cree que esto sale por votos, hay muchos que no piensan igual. De hecho, hasta los venezolanos que están afuera también se encuentran dentro de la misma dicotomía; insisto, mientras esta gente sea la que cuente los votos, la salida democrática no es el mejor camino.

Creo que sabemos muy bien como son las reacciones que tienen estas personas, cuando los votos no le ayudan mucho; claro una avalancha de votos en contra ¿A favor de quién? Digo, el resto de los candidatos no despiertan mucha confianza y parecen más parte de la comparsa y no como de gente con ideas diferentes.

Ahora, tampoco es que hay que dormirse en los laureles y considerar que todo ya está ganado, ya que el trabajo que se debe hacer es bastante grande y hay mucho que hacer así como también hay que considerar algunas cosas, ya que se necesita algo con más contundencia que las muchas sanciones que ha estado coleccionando esta gente, tampoco creo que una intervención militar extranjera pueda ser de utilidad, más que todo por el hecho que sería algo que no se puede extender en el tiempo como les conviene que dure la intervención.

Yo creo que si bien la ayuda extranjera es necesaria, creo que derramar más sangre no sea una solución, es un problema interno, pero el detalle de eso es que no estamos en condiciones de una pelea armada. Aunque parece que, nos guste o no, habrá que derramar más para comprender que estamos en un mal momento y que endeudarse más tampoco es la solución.

 

See Your Space Cowboy


Quiero ver si mil palabras son suficientes para contar una historia, que posiblemente sea algo real a pesar que creo que sea todo lo contrario. Pero el personaje principal de este relato es uno real, uno que está caminando por la cuna de libertadores y concretamente, la ciudad jardín, que posiblemente también sea parte de cualquier rincón de esta patria. Posiblemente, estas líneas no vayan a verse publicadas en portales como Aporrea, pero lo cierto es que este guerrero de las trincheras revolucionarias y su cambio es uno de esos que dio de que hablar, pero ¿Cómo sucedió todo? Aquí una breve reseña del tema, en alrededor de mil palabras.

Todos sus conocidos hablaban del cambio que hizo ni más ni menos que el revolucionario de un pequeño barrio obrero llamado Santana, pero ¿Cuándo comenzó ese cambio? Habían muchas teorías al respecto, pero yo creo que esto fue lo que sucedió. Así que sale mejor tomar aire para comprender el relato que le haré a continuación, uno que posiblemente sea una señal. Posiblemente una señal que hasta el más ferviente defensor de una revolución puede cambiar de mentalidad, justo cuando el proceso que defiende no lo toma en cuenta, como siempre dice que está muy al pendiente de las opiniones del pueblo.

Se encontraba en un momento de su carrera como ferviente defensor de la revolución en que se estaba cuestionando mucho lo que sucedía, pero ¿En qué momento comenzó a renegar de esas ideas? Una teoría indicaba que, al no ser el elegido como sucesor de su amado comediante, perdón, comandante. Se cuestionaba aquella decisión que eventualmente terminó de romper a su familia proletaria y puesto contra las cuerdas a su otra familia, esa que tenía un negocio del ramo de la computación muy conocido en la ciudad, ya que no había esos dólares para mantener ese local de opresión activo.

 Adicionalmente, sus familiares cercanos y hasta amigos decidieron irse del país (los más afortunados) pero los que se quedaron estaban distanciados, en parte por la situación económica que había traído la segunda independencia; aunque los comentarios que le habían hecho sobre todo lo que estaba sucediendo. Sus ideas ya no eran plenamente marxista y bolivarianas, se había unido a los socialdemócratas de los partidos menores del escenario político. El dogma de Marx ya no era una idea incuestionable, sino una que estaba sirviendo de máscara para que unos cuantos para actos cuestionables.

Su base de votantes seguía ahí, en los pasillos de los salones donde se hacían las fiestas dedicadas a las series animadas de Japón y en el estacionamiento de un parque de ferias donde el rock pesado revolucionario aún lo hacía saltar de furia, al igual que la música electrónica de las discotecas a las que asistía. Quizás sus ideas podrían tener un espacio en el marxismo cultural y combatir al malvado engendro del capitalismo en otras trincheras, donde sus ideas de mente abierta estaban haciendo su trabajo y haciendo crecer sus votantes.

Pero un día, comenzó a despotricar en contra de quien fuera su figura paterna, el hecho de haberle negado la banda presidencial era una de esas ofensas que, simplemente, son tales que no son fácilmente olvidadas. Quizás las palabras de sus amigos y sus viajes en primera clase a Panamá le habían abierto los ojos conjuntamente con el desastre que estaba cada vez peor en la cuna de libertadores, las advertencias de sus amigos resultaron ser una amarga realidad. Una que ahora ya no podía negar, tal como lo había estado haciendo desde aquellos días de su bohemia intelectual allá en los escenarios donde se estaba moviendo.

Una realidad que ya no le gustaba y que ya no podía mantener su estilo de vida, bohemio y defensor de causas que no tenían nada nuevo en el mundo moderno. Unas causas que sus anteriores ideas las había monopolizado, al igual que el monopolio de la bondad que dicen tener, quizás el libre mercado no era tan malo como se lo había imaginado, pero siempre disfrutado. Quizás, el tema de buscar un poco de estabilidad y que el sueldo le dure algo más que unos días, lejos de ser un delirio burgués era algo que, simplemente, no entraba en la dialéctica revolucionaria.

En sus discursos seguía habiendo fervor, pero también un poco de funcionalidad a sus viejas ideas, quizás mantenía las nociones que había que tener unos cuantos controles en la economía por aquí y por allá, su carrera como abogado le daba derecho a pontificar sobre lo que se debe hacer, sin mucho comprender de la economía. Seguía creyendo la idea que él debía ser presidente de la cuna de libertadores y darle una oportunidad a sus nuevas (y viejas) ideas. Ideas que, sin él saberlo plenamente, le seguían siendo funcionales a sus antiguos ideales para «cambiar la sociedad» pero que le habían calado muy hondo y que debían seguir siendo parte de sus largos discursos.

No importaba las fotos que el mismo filtraba, tampoco el hecho que sus viajes al extranjero ya no eran tan recurrentes, los pases de cortesía en las fiestas frikis ya no le traía tanto reconocimiento como en días pasados; el alzamiento friki que tenía en mente no debía tener ideales de Marx, esas ideas que condenaron a los suyos al éxodo o a morirse de hambre. Para unos, había traicionado a sus ideales de obrero buscando un nuevo mundo, pero las penas que se están sumando al grueso de los venezolanos.

El proyecto boliviano ya no estaba en su léxico, pero igualmente lo atormentaba de la misma forma que lo hacía con el resto de los habitantes de la patria grande. Y si bien siempre se lo sacaban como argumento cuando se lo cruzaban, ya no podía hacer mucho pero la idea de que él quería ser el responsable de regresar a un sendero de normalidad a su nación, así como a los miles de exiliados que entre muchos de ellos se encontraban algunos de sus familiares así como conocidos.

 

See Your Space Cowboy



Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

TERRALBA

Inspiration, comics, art

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.