Un nada breve comentario sobre el tiro por la culata

Honestamente, pensé en no tocar el tema del berrinche que ha hecho el «Rockero del pueblo» en un famoso festival musical que se hace en la hermana República de Colombia. Mi opinión no sería tan diferente a las tantas que han dado a conocer su punto de vista con el tema en cuestión, no sabía que podría agregar al mencionado tema ya que, yo comparto lo que han expuesto incluyendo las ofensas.
Pero como el señor en cuestión no ha dejado morir el tema, así como el hecho que seguramente no va a leer el presente (intento de) artículo, decido subirme al tren. Ya que, de alguna forma, ese señor debe buscar la manera de seguir siendo relevante así sea de forma negativa ahora fuera de las fronteras de la cuna de libertadores.
Usted en su alegato mencionó que en donde estaba la hermandad de los pueblos y yo le extiendo la misma pregunta ¿Dónde estaba la hermandad con otros rockeros criollos cuando usted expulsó de su circo romano a bandas nacionales o peor aún a otros venezolanos sólo por el hecho de hacer un desagradable género musical? Lo que es igual, no es trampa, señor. Usted mismo en comunicados anteriores dijo que no necesitaba el apoyo de esa gente que (por alguna extraña razón) lo admira como músico, pero que no comulga con sus ideales políticos.
No es el primero ni mucho menos el último a quien le rechazan su participación en un concierto ¿Se acuerda de la prohibición de entrar que le hicieron a una banda de de rock ultra pesado? Si, habló de los cadáveres caníbales. Puede ir a cualquier revista especializada en asuntos musicales, así como cuanta instancia diplomática, pero recuerde que usted le hizo lo mismo a varios de sus coterraneos por sólo mencionar sus días cantando Adriana en Sábado Sensacional.
Tampoco es quien para hablar de la mezcla de rock y política, ya que usted no ha ocultado en ningún momento su afiliación política y sus discursos llamando a votar por el partido de gobierno que, no se caracteriza por ser ni diplomático ni mucho menos democrático; habla de la represión de la cuarta, pero ¿Tiene algo que decir de la represión de la quinta? Tema del cual usted salta olímpicamente, ya que sólo le importa el dinero para seguir llevando a cabo su circo romano, siguiendo los parámetros del marxismo cultural del que se ha estado beneficiando por buen tiempo.
Quizás, en su mente es el mejor momento para uno de sus circos, con el delirio de demostrar de lo que es capaz usted de hacer con el dinero de los impuestos pero creo que así, cualquiera se vuelve un defensor de una revolución fallida como la venezolana. Así cualquiera puede tratar de hacer surgir su carrera musical, aunque le debo recordar que esto tiene los días contados y seguramente, cuando está pesadilla termine usted se va a cambiar los colores y buscará un nuevo empleador. Ya lo hizo anteriormente, aunque con lo cuestionable de su credibilidad, me gustaría ver el intento

Hablemos un poco sobre ser guerrero del teclado.

El primer comentario intermedio llega, en lo que considero, el mejor de los momentos. No es un secreto para los que vivimos en la cuna de libertadores que ambos bandos del bipartidismo político han usado el término guerrero del teclado a modo de descalificativo para personas que prefieren las palabras a formar parte de una masa sin orientación.

Considero que la pluma es más poderosa que la espada, pero la herida que abre es a largo plazo, es decir, sus resultados posiblemente no los vas a llegar a ver, pero estoy más que seguro que esa persona a la que llegaste con tus palabras poco a poco puede que cambie; considero que el trabajo de las personas que no creemos ni el socialismo del siglo XXI (que es el mismo que el original, no nos hagamos los tontos) y su variante llamada socialdemocracia poco o nada quieren que pienses como individuo.

Aunque cabe preguntarse ¿Cuántos gobiernos han hecho sucumbir esos que se suben a tarimas con micrófonos y emiten largos discursos? Pueden hacer sucumbir al gobierno de turno,  pero dudo mucho que el efecto que tengan sobre las personas que van a ese show tenga el mismo impacto que las palabras que emiten los guerreros del teclado, así que lo mejor que se puede recomendar, es tratar de llevar la fiesta en paz ya que tenemos un enemigo en común.

Hemos visto como ese pacto de la socialdemocracia ya no funciona como antes y las consecuencias que ha traído, así como también estamos viéndolas consecuencias que está trayendo a nivel mundial. Por un lado, al sur del viejo continente con un estallido de partidos de extrema izquierda o amebas políticas o de plano (pero ya en otras partes de Europa) el nacionalismo también se está levantando; irónicamente es en la cuna de libertadores donde la socialdemocracia le muestra un poco los colmillos a sus primos, aunque se hace evidente que ya no tienen la misma popularidad que antes. Siendo así, un extraño caldo de cultivo para llevar nuevas ideas a una sociedad que ha estado muy influenciada por las ideas de corte socialista en todas sus variaciones, matices y colores, les guste o no a unos admitir esa realidad tan notoria.

¿Qué le pasó al legado?

Y el quinto mar de letras de la nueva línea editorial llega tan rápido como todo lo referente a lo que sucede en la cuna de libertadores. No es para menos, ahora se está llamando a una consulta de tipo Constituyente y yo que pensaba que el mayor legado que había dejado el comediante supremo era esa carta Magna; pero si había una crítica de forma constante con el heredero era su destrucción del mencionado legado, aunque el desastre es el mismo ¿No creen que se tardó?

Seamos honestos, más no ingenuos, la debacle económica iba a llegar con o sin comediante supremo, así que por mucho que hablen de guerra económica ¿De dónde va a salir el dinero para esas operaciones? Es más ese argumento les juega en contra ya que han sido otros los que dejan pudrir la comida.

Así mismo, salir de cierta organización tampoco es que sea un anuncio y se acabó todo. Hay una deliberación interna así como hay que hacer unos cuantos pagos, pero creo que los gritos funcionan aún para algo, más para hacer un poco de tiempo y concretar el aislamiento de la cuna de libertadores.

Con todo este panorama ya no me extraña los que una ocasión querían empuñar la metralleta ahora se hacen llamar defensores del libre mercado, aunque el problema de fondo aún sigue. Ya no es tanto el hecho de querer forzar la imagen del sucesor como un ciudadano más, que sale a la calle extrañamente sin que cause una reacción ver tanto guardaespaldas y vehículos blindados, es el hecho que casi no le ha importado seguir la senda destructiva del anterior. Bueno, si somos honestos, creo que si está respetando todo lo relacionado al legado, destruyendo todo.

Así que unos deberían dejar de preocuparse por ese tema, ya que si está siguiendo el ejemplo dejado por el comediante sideral, la conversión hacia la colonia cubana de una nación. Y les preocupa la situación, creo que están llegando bastante tarde.

See Your Space Cowboy

El cuarto artículo es cosa seria

Honestamente, creí que podría dedicar el cuarto artículo de la nueva línea editorial al asunto de la Convención Avalancha, pero creo que con lo que he escrito y lo que me queda por publicar he dicho lo suficiente, pero dado el hecho que me ando quedando sin mares de letras para el rincón serio del blog, lo mejor será comentar una que otra cosa de lo que sucede en la cuna de libertadores.

El aumento de sueldo, por decreto, no es más que un irresponsable intento de apagar un incendio con gasolina. Mientras siga el gasto público así como la emisión de dinero inorgánico, el problema de fondo va a seguir. Realmente ¿Es tan difícil entender que lejos de ayudar están empeorando la situación? Quizás, su verdadero propósito no es otro que terminar con lo que queda de libre iniciativa privada en la nación, para luego achacar todo a ese conflicto imaginario llamado guerra económica. Con lo que cuesta esas bombas lacrimógenas, se puede hacer algo con las panaderías, con todo ese dinero que se recoge en impuestos municipales podríamos invertir en, se me ocurre, en mejorar la economía de cada región.

No estoy de acuerdo con que se retome el diálogo, a menos de que sirva para sacar a ambas partes del bipartidismo criollo del país. Lejos de mejorar la situación, el diálogo sirvió para darle algo de vida al actual presidente. Me extraña que ahora se encuentran buscando forzosamente venderlo como uno de a pie, que puede pasearse por los rincones de la capital tranquilamente, eso sí, acompañado por quien sabe que cantidad de funcionarios y guardaespaldas.

Y con referencia al asunto del vídeo del hijo del defensor del pueblo, creo que si es ahora que viene a ver la represión, bienvenido al mundo lejos de la fantasía de Venezolana de Televisión. Ese mundo al que muchos venezolanos creen que no existe, es que la realidad fuera de los medios de comunicación del Gobierno insiste en la existencia del estado Margarita y que todo aquel que se le oponen no es otra cosa que un vil mercenario del Gobierno Estadounidense. Aunque la prioridad no es calmar la situación, sino mantener a como de lugar los mitos del chavismo.

See Your Space Cowboy

De protestas y elecciones

Debo comenzar diciendo que originalmente la dicha del tercer artículo en la nueva línea editorial iba estar en otra sección de este rincón, pero cómo la situación en la cuna de libertadores sigue igual de tensa decidí escribir al respecto. Aunque, debo admitir que estas líneas se pueden leer más como un mero ahogo personal, más que un intento de artículo de los que siempre hago aquí.

 Honestamente, no es para menos comentar que para unos el llamado a elecciones podría ser una válvula, pero no. Debemos ver un poco más allá, ya que las condiciones para elecciones no están puestas, mucho menos sabiendo que el resultado va a ser olímpicamente desconocido por el Gobierno, ya que sabe que le va a ser desfavorable.

Así que, lo mejor que podemos hacer es no aceptar esa manzana envenenada ni mucho menos permitir que el Gobierno y la mal llamada oposición vayan a sentarse en una mesa de diálogo; aún es tiempo de enmendar la situación, de echar para atrás la transacción y convertir eso en una transición.

Una hacía algo mejor, ya que es evidente que al actual gobierno no le molesta mucho lo que sucede dentro de las fronteras de la nación, prefieren buscar desesperados el apoyo internacional que antes contaban. Y debo reiterar que las elecciones no son la salida al predicamento en el estamos, hay un montón de asuntos que debemos atender como sociedad, pero no los vamos a atender bien mientras no tengamos los insumos más básicos para afrontar lo cotidiano.

Ya que eso que acabó de exponer, no va a cambiar con elecciones mis estimados, ya que el cambio comienza primeramente de forma interna si es que queremos que perdure en el tiempo. Quizás para unos no hay marcha atrás y lo mejor es abandonar el barco y desde afuera ayudar a los que se quedan, pero quedarse tampoco es de cobardes.

See Your Space Cowboy

Días Agitados 2. Nuestra Juventud

El segundo artículo de la nueva línea editorial es una secuela de uno que hice con anterioridad, ahora que lo pienso uno de los últimos que hice en esa línea editorial. Si bien puedo decir que tanto en ese como en el primer artículo comenté unas cuantas cosas sobre el tema sobre esos acontecimientos ocurridos en un famoso centro comercial de la ciudad jardín de Venezuela.

Los días agitados siguen incluso días después de aquel hecho, claro en asuntos de otra índole, pero creo que aún hay cosas que comentar al respecto.

Se podría decir que después de todo eso, posiblemente la administración de ese lugar podría cerrar sus puertas a todos los que quieran hacer un evento juvenil en esas instalaciones pero seguramente deben respetar ciertos acuerdos ya establecidos y firmados con anterioridad a esos hechos; con todo lo que ocurre en el país, es cierto que un poco de entretenimiento no cae mal, pero no hay un problema de fondo que lastimosamente opaca esos breves momentos.

Ciertamente, el país no sólo necesita de sus jóvenes así como también necesita de toda la sociedad para salir del barranco donde anda metido; mientras unos tienen un miedo legítimo para no salir a las calles, otros pues se dejan deslumbrar por humos y espejos de las redes sociales y la «farándula». Quiero creer que después de ver los problemas que causaron, esos muchachos van a considerar sus acciones así como las ideas que tienen sobre la vida.

See Your Space Cowboy

El primer artículo de la nueva línea editorial

Todas las ideas vienen acompañadas por consecuencia, pero las malas ideas son las que peores consecuencias traen. Hay muchos ejemplos de ello, pero quizás el mejor ejemplo de esto sea ese «tercer hecho» que sucedió durante el mes de marzo y en uno de los centros comerciales de la ciudad en donde vivo; hay miles de opiniones al respecto, los matices son tan variados que sale mejor enfocarme nuevamente en el tema.

Debemos admitir que la época en la que estamos es muy diferente, las redes sociales están cada vez más presente y la dinámica de las relaciones humanas ha cambiado; poco se escribe, las ideas se mueven gracias a los vídeos virales así como el circo romano ya tiene sangre, sino que genera visitas al vencedor de la contienda. En ese contexto, las parejas tienen hijos que, al igual que antaño, son criados por una pantalla, esta vez la del computador.

Se repite el tema de la influencia nociva del aparato en las masas, pero poco se habla de lo que queda de una familia; para la juventud de ahora «la farándula» y los minutos de fama en la red de redes es lo que se ansía. El mensaje que se llega, es igual de ridículo, la fama es lo importante. Tristemente, no es algo nuevo en la sociedad humana, sólo que ahora cualquier acto puede ser grabado en vídeo y compartido a las masas, así de simple.

See Your Space Cowboy