El primer borrador de una charla que me gustaría darle a Venezuela.

Deja un comentario

Hace tiempo hemos visto que, como cosa rara, nuevamente el profeta abanderado del socialismo deja un problema mayor al que quería solucionar.  Más bien, creo que la llegada de la “segunda independencia” de la cuna de libertadores y la del sucesor bigotón nos sale reflexionar un poco como sociedad. De hecho yo, quizás sea la juventud la que está hablando, creo que lo mejor es que dejemos de seguir creyendo que las ideas socialistas y socialdemócratas con un gobierno que cada vez oprime más a la sociedad.

Si queremos que este problema no se repita lo mejor es que tengamos claras algunas cosas, unas que han hecho que desde nuestros vecinos en la región y lugares tan remotos en el continente asiático han disfrutado de una buena economía. Y debo comenzar por nuestro querido amigo llamado el Gobierno, si ese engendro que se pinta como un noble arbitro en los problemas de la sociedad y que no tiene sus propios intereses.

El mejor ejemplo de eso ha sido el gobierno revolucionario de Venezuela, la máxima representación de todos los beneficios que han obtenido así como los casos de corrupción en las que están envueltos buena parte de sus funcionarios. Ciertamente buena parte de la cúpula de la nomenclatura se beneficia de esto, sino ¿Qué me dicen de esos conductores de la versión juvenil de La Hojilla? Por mucho que ahora se llamen a sí mismos como críticos al proceso, apuesto a las de perder que  tienen muchas más entradas de dinero que cualquier obrero a quienes dicen proteger.

Ya es tiempo que dejemos de lado la idea que el gobierno debe ser ese ente que, por derecho de haber nacido en una determinada zona, tiene derecho a una serie determinada de servicios, esos servicios no son gratis y de calidad como siempre van a alegar los defensores. Ya que ese dinero sale de los bolsillos de cada ciudadano y ¿Saben que es lo peor de ese asunto? Que en mucho de los casos, esos servicios no son de calidad y no son precisamente gratuitos; en muchos casos, esos servicios que pagan unos, sirven para engordar a algún burócrata haciendo un trabajo paupérrimo y que se convierten en una pesada carga para un sector de la población. Aparte de eso, servicios que dejan mucho que desear y que lo mejor sería que esos servicios sean prestados por otras personas, para buscar algo que realmente cumpla con lo que estamos buscando.

Esperamos mucho del sector privado, pero estamos acostumbrados a que ese sector público haga la cantidad de desastres que normalmente hace y no lo tomamos mal; es tiempo de cambiar la regla con la que medimos esos estándares. Si, el sector privado puede llegar a nuevos estándares, pero sería bueno (para variar) que el gobierno se deje de tonterías en buscar ciudadanos que puedan mantenerse por sí mismos y que deje de lado la multiplicación de los pobres,  para buscar cómo mantenerse.

Es tiempo, también, de buscar la forma de que el próximo gobierno se mantenga lejos de nuestros bolsillos, que nosotros somos los soberanos queremos saber que leyes están redactando, que tenemos derecho en decir “no queremos esa ley” así como derechos tan básicos como la vida y la propiedad son inviolables; un gobierno debe limitarse a dos funciones, la seguridad y la justicia, pero con un marco legal que la minoría más débil, esa llamada el individuo, tenga como defenderse de los abusos de algún burócrata.

Fue ese contexto, lo que ayudó a países en salir del abismo en donde han estado metidos por buen tiempo o en el mejor de los casos, es un contexto que los ha mantenido en los altos niveles de desarrollo económico.  Pero eso es apenas una pequeña parte del asunto, ya que para eso es necesario un buen número de ciudadanos que comprendan no solo sus derechos, sino también los deberes que tienen ante la sociedad. En términos sencillos, tus derechos terminan donde comienzan los de tu vecino.  La única forma de saber que estamos listos para vivir en libertad es irla degustando poco a poco; creo que también es tiempo de comprender que ya está bueno de darle apoyo a cuanto profeta del caos, encantadores de serpientes también conocidos como Populistas que han estado dañando a la sociedad. Si están harto de que consideren a la región como el patio de atrás de otro país, pues deben dejar de lado creer en cuentos chinos y revolucionarios gritones ¿No es difícil?

Con un gobierno limitado a cosas puntuales y cuyo norte sea mantener las reglas del juego claras, con unos ciudadanos dispuestos a arriesgarse a emprender a hacer negocios que no solo repercutirán en beneficios económicos para ese grupo, sino también para el resto de la sociedad. Con una economía sin aranceles, con impuestos bajos  y sin dinosaurios que estén buscando que promulguen leyes para protegerlos, ya que le tienen miedo a la competencia.

No dudo que superar estos problemas va a ser algo complicado, pero no es algo imposible señores. Ya hemos visto las consecuencias que trae una de las peores tradiciones en la cultura venezolana, esa detestable idea que se necesita un líder para enmendar cuanto problema hay en la sociedad. Por muchos que unos hablen de orden, no es más que cantos de sirena, debemos comprender que para que esto sea una nación de verdad, se necesitan ideas y ciudadanos. Debemos dejar de lado eso que se use el término pueblo, ya que ese es el combustible de los charlatanes que dicen que solucionaran todo y a la final empeoran la situación.

Necesitamos más ciudadanos y menos gobierno, más iniciativa y menos imposición. Así de simple, aunque debo admitir que si bien es algo simple, es una noción que es un tanto extraña, pero no por ellos una de las ideas que quiero no solo venderles a ustedes, sino que analicen. Nos estamos quedando atrás en todo lo que es el desarrollo de las ideas y su fuerte influencia en la sociedad y en la economía, son casi veinte años de atraso que debemos sortear y que los primeros años no van a ser cosa sencilla. No necesitamos más de cuentos de caminos y de castigar a esa gente que anda buscando la forma de seguir adelante sin necesidad de violentar a su vecino.

 

See Your Space Cowboy

Sobre el Plebiscito en Venezuela

Deja un comentario

See Your Space Cowboy

Ochenta días de protestas

Deja un comentario

Sí, estoy usando como parodia el título de una famosa y deficiente obra “erótica” para usarlo a modo de título del presente mar de letras, a falta de uno que me salga de la cabeza, ya que debo comentar que para los títulos de mis (intentos de) artículos. Eso unido al hecho que la charla que di en el salón de fiestas del edificio donde vivo, alertando sobre la amenaza de la constituyente fue un lleno, aunque uno paradójico, ya que asistió más personas de las cercanías que de mi propio sitio de residencia.

La barrera de los cincuenta días ya fue sobrepasado hace rato, ya que ahora ya se anda hablando de unos ochenta días saliendo a las calles y por motivos demasiado variados como para hacer una lista de los mismos; ciertamente debo comentar que un cambio en las leyes no va a cambiar la situación en la que estamos ¿Queda claro? Pues parece que no muchos quieren comprender eso.

Si un cambio de leyes sirviera para mejorar todos los problemas que vemos en la cuna de libertadores, bastaría con derogar la ley de la gravedad para evitar la caída de la moneda venezolana y decretar que con una ley todo mejorará, sería un asunto muy fácil ¿No lo creen? Las leyes no son otra cosa, que las reglas del juego, este juego de vivir en sociedad. Pero lo que propone el gobierno, de forma ilegal e irrespetando el debido proceso expuesto por la propia constitución que ellos ahora quieren cambiar ¿Esta no era la mejor carta magna del mundo?

Digo, si todo lo que quiere hacer el actual portador de la banda presidencial es defender el legado del antecesor ¿Cuál es el empeño de enmendar la carta magna que el mismo comediante sideral mando a redactar? Así como debo reiterar la pregunta, si realmente tienen “al pueblo” de su lado ¿Cuáles son las excusas de atrasar las elecciones de gobernadores? Pero la realidad es diferente, ciertamente le ha estado  una muestra de que no todo es una que les da un beneficio político. Ya sabemos que la maquinaria de votos, también conocidos como votantes, no le anda respondiendo como se debe quien sabe desde que día. Y a los hechos me remito, ese polémico audio filtrado del presentador de un famoso ¿show? De la televisión nacional ya se lo advertía al nuevo portador de la banda presidencial.

De hecho queda en evidencia que el nuevo portador carece de algunas cosas que el anterior supo usar.  Aunque no importa si el anterior estuviese en su puesto hoy, el desastre en el que está metida la cuna de libertadores es el mismo, así que ese cuento que esto no estaría pasando si el sideral estuviese vivo tiene la consistencia de una galleta de soda. Así que las protestas y sus consecuencias, es decir los caídos, serían los mismos al sol de hoy.

Pero ¿Qué trae esta constituyente? Pues  algo que unos venían advirtiendo y que nadie les hizo caso en su momento, ni más ni menos que la conversión de Venezuela a una república soviética, pero no en los Urales, sino en el trópico a la usanza de una de las Antillas españolas donde aún gobiernan los barbudos de Sierra Maestra, a pesar de la muerte de uno de los que quedaban, pues ese modelo sigue siendo admirado por cuanto progre y mamerto queda en el mundo, pero extrañamente por mucho que hablen de esos lugares, no viven en esos sitios y no pasa por sus cabezas el hecho de mudarse a ese paraíso proletario.

Ochenta días de protestas y el partido de gobierno comienza a hacer aguas no es una buena mezcla para los que tienen el poder hoy, cada caído, cada negocio saqueado es una evidencia más en su expediente es otro clavo en su féretro. El problema está en que los que tienen que entrar en el féretro no quieren hacerlo y aún quedan personas que los apoyan y que van a votar cuando llegue esa fatídica fecha. No quieren comprender, de la misma forma en como no lo comprendió el fiambre cósmico, que esas modificaciones a la carta magna que querían agregar nunca la hemos querido y que todo este berrinche, aparte de ilegal, es algo que no vale la pena, así de simple.

Una de las fiscales se ha rebelado, ni hablemos de las órdenes cruzadas en las casas militares y la renuncia de uno de los de esa nefasta cosa, muy cercano al presidente. Las ratas comienzan a saltar del barco, quizás son las que pueden salvarse un poco ya que el resto de los integrantes del partido de gobierno seguramente están temiendo por sus vidas, ya que la soga sobre su cuello debe sentirse bastante apretada.  Y no dejo de preguntarme ¿Acaso esta gente va a seguir vendiendo que son del pueblo? Digo ¿Es una persona con notorios lujos un defensor del obrero? Aunque eso viene de rato, ya que los pilares del socialismo marxista no eran precisamente obreros, que les interesaba mucho multiplicar a los pobres (usando a las muchachas de limpieza de su casa) y que por cosas del destino hay que pagar para visitar su tumba.

¿Cómo puede ser bonita una revolución que mata en represiones a los jóvenes y cuya política acostumbrada es la impunidad de los criminales? Ciertamente eso de deshumanizar al que no piensa igual que el presidente ha calado no solo dentro de la cuna de libertadores, sino también a los pocos defensores que les queda en el extranjero. Para muchos de estos defensores internos, la única represión que debe contar es la de años pasados, la de la malvada cuarta república. Pero esos mismos que hablan de esos días, se desentienden de la represión actual, para ellos, esos muchachos no son más que mercenarios de algún servicio secreto internacional; así como no quieren rememorar aquellos días en que cantaron en Sábado Sensacional o en el Miss Venezuela y, extrañamente, viendo el desastre ahora ya no son tan amigos del presidente, el sucesor del fiambre sideral.

Pd: Ya sé que esa barrera se pasó, ahora está alrededor de los cien días

Un extraño intento de artículo.

Deja un comentario

Originalmente, tenía ganas de hacer otra artículo de los extensos en la sección de la tribuna del amargado, pero en vista de que otros temas serios han estado ocurriendo y justamente, durante mi preparación para una charla que daré (que la veo como una gran cosa) pues decidí que era momento de usar los dedos en otro asunto, quizás uno de mayor provecho.  No es para menos, creo que la charla que daré tiene mucho que ver con la situación que vive la cuna de libertadores. Sí, creo que lo mejor será dejar para otro día esto de dedicarle unas cuantas líneas adicionales al mundo friki nacional, lo único que realmente lamento es que después del anuncio de la resurrección de la convención insuperable, las cosas como que se pagaron al punto de regresar a la era de hielo, situación que me está poniendo a considerar todo el asunto de la llegada de la mentada “paz” entre los “organizadores” de estos mercadillos.

No es para menos, nos están asesinando y quizás a algo a lo que muchos han estado hablando que era el mayor punto positivo de la cuna de libertadores, su juventud. Quizás, todo el asunto de la diáspora así como la represión le han estado minando esto; podemos decir que no todos los jóvenes están en las protestas, de hecho yo soy uno de ellos ¿Cuáles son mis razones para no salir a protestar? Quizás por el hecho de que no me gusta mucho esto de estar en grandes concentraciones de personas, aunque no negaré que haya participado en una que otra.  Han sido experiencias que me ha tocado vivir, unas con mejores resultados que otros, aunque no voy a olvidar una breve participación en un cabildo que tuve, donde una persona se sintió identificada por mis ideas y aplaudió; digo, no seré el mejor orador del mundo, pero que algo tan abstracto como la defensa de la propiedad privada llegó a una persona, es todo un orgullo para mí; aunque creo que ya cumplí mi sueño, caminar la larga autopista que une la ciudad de Valencia con Maracay.

Pero por mucho que hablemos de que hay unos que no salen a protestar pero que son capaces de arriesgar todo para ir a una discoteca, que muchos de los que son pobres no tienen para comer pero que todos los fines de semana están empinando el codo.  Pero el problema de fondo sigue ahí, ya que la juventud que queda dentro de la nación;  tenemos una mezcla de síndromes psicológicos bien serios. Una mezcla entre el síndrome de Estocolmo, con gotas de claustrofobia que, seguramente, va a ser la delicia de muchos psicólogos de aquí en el futuro; ya tenemos un tema que dará para rato, quizás en segundo plano, personalmente creo que ese y el tema de la conversión de muchos seguidores del actual gobierno a unas ideas menos recalcitrantes. Como pasó en una de las partes más oscuras de ese singular libro llamado La Rebelión en la Granja, los cachorros de una perrita se convierten en la guardia de honor de la porcina presidencia; aunque, posiblemente, es lo que está sucediendo en la actualidad y no nos queremos dar cuenta.

Ahora bien, pueden saltar unos y preguntarme ¿Cómo puedo escribir sobre la mutilación de la juventud si (seguramente) las estadísticas sobre el embarazo adolescente sigue siendo un asunto grave?  Creo que debemos analizar una cosa ¿Qué formación tiene esas madres? Pero más importante ¿Qué futuro le espera a esos muchachos? No quiero pensar, en caso que la pesadilla no termine, se conviertan en los represores de sus contemporáneos; aunque, en los últimos días algo de optimismo he estado sintiendo, he estado pensando un poco en el futuro, quizás esta situación está sirviendo de escarmiento, uno que merecíamos.

Creo que ya hemos visto a lo que llevan los ideales de los barbudos guerrilleros de Cuba así como sus antecesores, los bolcheviques y aún con todo esto ¿Todavía hay gente que cree que los ideales de estas personas deben imponerse a la fuerza? Digo, si son tan buenos, no deberían ameritar el uso de la fuerza y la coerción. Y no dejo de preguntarme ¿Cuándo comenzaran a hablar de las víctimas del gran salto adelante en la China, en Ucrania y más recientemente en Venezuela? ¿Dónde quedaron las nociones de igualdad de la que tanto hablar o del comprender los padecimientos de la familia obrera cuando nunca han pasado esos malos ratos? O ¿Lo que sucede en la cuna de libertadores no es el verdadero socialismo? Pero bueno, es mejor que vayan ocultando todo lo referente a esas palabras de adulación que dieron al comediante sideral, ahora que ya no está, pues el desastre que muchos estaban hablando se hizo una amarga realidad. Y no precisamente para esas personas que se dicen bolivarianas que no están dentro de la cuna de libertadores.

Ese cuento ya debería darle un cambio, ya que todos apoyan al caballo socialista que siempre empieza como ganador pero cuando se le acaba el impulso (el malvado dinero) o si nos vamos a días actuales, la chequera petrolera venezolana ya no anda por ahí haciendo de las suyas. Pero bueno,  estos asaltadores de caminos poco a poco se le van acabando las personas que en días anteriores se rompían la ropa por Chávez, como cosa rara, ahora con el sucesor comienzan a ver que la cosa ya no anda bien. Ya son ochenta días de protestas, ciertamente no es algo sencillo y que mucho menos se dice fácil, pero estamos apostando mucho y me gustaría vender la idea que no es algo que no debemos perder. Y ahora ¿Qué deben estar diciendo estas personas que defienden este cuento chino? Creo que ya las cosas no pueden ocultarse más, de hecho siempre lo fue, pero la arremetida ha sido creciendo y no precisamente para bien, se hace evidente también que el miedo se fue de la casa y le dio paso a la desesperación, quizás no sea un buen cambio, pero puede servir como punto de partida para algo mejor.

 

See Your Space Cowboy

Tercera parte de mi propuesta. Todos son necesarios y cambios ineludibles.

Deja un comentario

Primero debo comentar que voy a hacer lo posible para que esta entrada sea lo más extenso posible, ya que creo que me hace faltan más artículos de más de trescientas palabras en el blog en general. Así que, para ir arrancando todo esto debo indicar que si bien son necesarias las protestas, no vamos a conseguir mucho si las ideas del socialismo sigan presentes. Es decir, me parece bien que ya estemos hartos de estas ideas, pero seguir apoyando a los primos socialdemócratas no va a servir de mucho para el cambio, ya que seguiríamos en un ciclo destructivo y vicioso del cual nunca vamos a salir, de estar en una perpetua montaña rusa que nos obliga a estar con los nervios de punta y no precisamente por gusto.

A la final, prohibir las ideas socialistas lo que van a hacer es darle más fuerzas, hay que dejarlas libres ya que tienen algo muy singular, tienen la particularidad que después de tan nefastas experiencias en la realidad a la gente no les da por seguir con ese cuento. Yo, honestamente, espero que eso ocurra aquí y entendamos que apoyar las ideas de tío Marx y sus defensores, es una pésima idea.

Pero, por paradojas de la vida, para concretar el cambio que la cuna de libertadores necesita debemos buscar el apoyo en aquellos que una vez defendieron la “segunda independencia” y que hoy no están del todo contentos con lo que pasa en la nación. Si, necesitamos una idea que nos arrope a todos por igual y sin distinción alguna en base a las ideas y posturas que tomamos y que, para el momento cuando se acabe esta pesadilla, las manos de todos van a tener que ser requeridas. Quizás, la idea de tender un puente con quien en el pasado nos dijo injurias o nos agredió ya a nivel físico se pasa de noble.

Yo soy partidario de una reforma bien seria a la carta magna de la cuna de libertadores, ya que es la máxima representación de un problema que ha estado muy presente en la sociedad venezolana, el cual puedo resumir en un solo calificativo, Caudillismo. En algún momento de nuestra historia le dimos demasiada importancia a la fuerza, a lo militar, a dar órdenes y ver a esa persona que no está de acuerdo con lo anterior como un traidor a la patria; así que es momento en darle importancia a estas nociones, a los actores civiles, al debate de ideas, a la solidaridad voluntaria y espontánea, la paz y ver al otro como un igual y no como un traidor así como entender que el individuo es la minoría que debe defenderse con pasión.

Cuando se termine la pesadilla bolivariana será un momento de alivio, pero debe ser el momento para comprender una cosa,  el atraso económico, social e intelectual que ha tenido el país no va a ser un obstáculo fácil de sortear; podemos hablar todo lo que quieran de los programas sociales del gobierno revolucionario de Venezuela, pero debemos preguntarnos ¿Han valido la pena? Digo, difícilmente cualquier dirigente del gobierno va a meter a sus hijos o algunos de los suyos en tales programas y que los egresados “del pueblo”, se encuentran en el mismo predicamento que sus homólogos de otras casas de estudios. En el desempleo. Se debe entender de una buena vez, que el gobierno no puede ni debe absorber todos los egresados, la población activa, que hay que dejar que tomen dos opciones. Buscar empleo en el sector privado o que se arriesguen en emprender y abrir sus propios negocios; lo que hay que asegurar es que los competidores tengan un inicio de la carrera igual, más no que todos lleguen a la meta a base de subsidios y amiguismos con algún burócrata.

Si la meta de aquel que sueña en ser presidente y  anhela que los exiliados regresen, pues tendrá que ofrecer algo más que bonitas palabras, algo a lo que ya deberíamos renunciar como sociedad, que queremos hechos y no castillos en el cielo. A mi juicio personal, tendrá que mantener el aparato llamado gobierno lejos de los bolsillos de los ciudadanos, permitir la libre asociación y la libre empresa, limitarse a las tareas de justicia y seguridad, consultar a los ciudadanos si están de acuerdo con las leyes que estén redactando los políticos, regresar a los cuarteles a los militares, eliminar cuanta oficina pública que interfiera en la vida cotidiana y la economía, exonerar el pago de impuestos a los ciudadanos sería un buen paquete para captar mi atención. Tampoco debemos olvidarnos de la libertad individual, de nuestro derecho a la propiedad y que el comercio fue uno de los factores más importantes en nuestra historia, ya que fue eso los que nos llevó a ser civilizados.

 

See Your Space Cowboy

Un nada breve comentario intermedio

Deja un comentario

Tenía tiempo sin escribir un comentario intermedio, de hecho pensé que lo mejor sería dejarlos de lado, pero creo que lo mejor que puedo hacer es escribir y mantener la nueva tendencia de que los mares de letras deben llegar a las mil palabras. Tendencia que estoy comenzando y que parece un ejercicio bastante complicado.

Dejando eso de lado, ya que para eso está mi sección de crónicas blogueras, todo el asunto de la mesa mentada constituyente en la cuna de libertadores es un asunto denso, que dejó de ser una amenaza escondida ya que ahora es una que está de frente. Podemos argumentar que la única libertad que existe es esa la que no tiene un apellido, pero es un tema que pone en angustia a todos.

Si hay un tema en el cual siempre ha usado el Gobierno para sentirse como innovador y que busca una sociedad mejor, es el asunto de la educación. Ciertamente es uno delicado y lejos de formar personas que busquen gobernarse a sí misma, lo que quieren es tener borregos a quienes manipular a su antojo; de hecho si las mencionadas misiones fuesen algo tan bueno ¿Qué pasó con el pago de las becas de esas misiones? Y seamos honestos, esos que egresan de tales no terminan trabajando en algún sitio en manos del gobierno, de hecho siempre buscan a gente con formación académica de esas casas de estudios que, como cosa rara, siempre han estado pisando.

Se hace evidente cuales son los planes de esta gente, el desesperado intento de concretar más su control sobre la sociedad. Pueden decirme que ando actuando como profeta del caos, pero cuando sus hijos sean convertidos en los soldados de un régimen socialista, no se quejen ya que lo advertí y muchos más lo hicieron; eso es una ofensa muy grave, ya que la educación de tu descendencia es una responsabilidad que debes asumir ya que nadie más puede hacerlo.

Pero para unos estos no es un verdadero socialismo, cuando han seguido el plan creado por Marx al pie de la letra y cuando esas medidas causan el efecto esperado, una debacle económica, vienen a buscar como enmendar un sistema que sólo trae problemas; todos apoyan al caballo socialista ganador, pero cuando pierde el impulso, salen a decir que eso no era verdadero socialismo.

Buena parte de lo que plantea el gobierno, es decir concretar el salto hacia atrás, no va a dar los resultados que ellos quieren. Comenzando que lejos de romper el sistema de clases sociales, pues lo profundiza ya que sólo habría dos, los pobres y esos que están en la nomenclatura que gobierna que viven por todo lo alto. Y no dejó de preguntarme ¿Quieren que sus hijos sean quienes los delaten ante el gran hermano?

Yo recuerdo que uno de esos barbudos que tanto admiran el Gobierno comentaba que eso de pensar como un individuo es algo inaceptable, que es mejor pensar como colmena. Pensar como colmena y adorar el gobierno de turno es lo que nos ha llevado a un desastre, así que prefiero mantener mi mente como una entidad individual ya que, no soy un insecto estilo abejas. Eso es evidente, ya que no tenemos mecanismos biológicos que permitan concretar todo el asunto de ser una mente colmena, ya que abandonar esto de la auto supervivencia y preservación son elementos que no van a quitarse.

Mutilar la libertad individual es mutilar cada aspecto de nuestra acción humana, no estoy hablando de que al quitar del medio la libertad económica, por decir una, todo lo demás va a seguir igual. Creo que la respuesta es negativa y se hace evidente al sol de hoy allá donde estas nefastas ideas fueron aplicadas. Así que todo lo referente a la batalla en contra de una burguesía, realmente se convirtió en el cambio de unos por otros, sólo quiero exponer el problema.

 

See Your Space Cowboy

Dada la situación ¿Vale la pena soñar un poco con algo mejor?

Deja un comentario

La situación de la cuna de libertadores no es alentadora, de hecho es bastante grave y afecta a los que aún estamos allí, como los que se han ido pero tienen a familiares y amigos en ese punto de la geografía. Pero el asunto es que ¿Vale la pena soñar con el país que queremos? Digo, existe la probabilidad muy amplia en la cual esos sueños se vayan a mejor vida.

Pero también existe la posibilidad de que esos sueños vayan a llevarse a cabo, las pesadillas no son para siempre y el final de la misma está cerca así como el innegable hecho que necesitamos el sueño de muchos para hacer un avance hacia adelante, es tiempo de recuperar todo lo que hemos perdido en estos años de la mentada revolución. Pueden decir lo que quieran sobre el legado del comediante sideral, pero lo cierto es que tampoco va a ser un asunto sencillo salir del atolladero.

Necesitamos de los  sueños de esa gente que quiere ejercer por su cuenta su carrera sin importar donde se graduó, necesitamos de los sueños de esas personas que desean tener sus propias empresas, así sean cosas pequeñas. Eso sí, hay que estar preparados que no va a ser un inicio sencillo, de hecho va a ser una de las primeras pruebas de fuego que tendremos que sortear cuando todo esto pase. Va a ser un momento también que tendremos que verlo como una segunda oportunidad que no debemos desaprovechar por cantos de sirena y legados que nos llevaron a un predicamento.

También será tiempo de comprender que esa segunda oportunidad debemos aprovecharla y no dejarla escapar; nos guste o no, debemos enmendar la mayor cantidad de daños posibles, al menos los materiales, ya que el resto no  existe la magia para volver a la vida todos los que cayeron directa o indirectamente.

 

See Your Space Cowboy

Older Entries

Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

Minerva de Terralba

Just a gal and her dreams

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.