And we are the law here

Archivo de la categoría: General

Antes de comenzar, debo aclarar una cosa y es ¿A quiénes me refiero con unos y otros?  A todos esos que decidieron votar, unos, así como los que no, otros, ya que todos tenemos vela en este funeral el cual debería tener ya un final así como el hecho que hay muchas ideas que deberían considerar entender. Con todo eso dicho, me toca comenzar aunque también debo agregar que está carta va ir para largo, tengo que completar unas mil palabras para sentirme bien aunque sé que difícilmente se la vayan a leer completamente.

Hayas votado o no, tus papeles van a mantener una palabra llamada venezolano. De la noche para la mañana eso no va a cambiar y culpar a unos por no haber ejercido su derecho es, ciertamente, nada inteligente; pero ¿Se acuerdan a quienes nos enfrentamos? Tienen todo el poder en las manos, se confirma lo evidente, esto es una dictadura. Lo peor del asunto es el hecho que el que lleva la banda presidencial en varias ocasiones se ha llamado a si mismo dictador y que lo hace en nombre no del «pueblo» sino de la camarilla a la que representa.

Ahora la presión internacional sobre el gobierno va disminuir, por mucho que no nos agrade la idea así como el hecho que la coalición política mal llamada oposición tiene rato muerta y no son los mejores en esto de colocar candidatos en los diferentes estados del país. En el caso que me corresponde, el Estado Aragua, el candidato ganador por parte de la Mesa de la Unidad Democrática dejó mucho que desear y ni hablemos del ahora ganador del Estado Carabobo.

Parece que mientras el candidato parezca más paciente de un hospital psiquiátrico, es un noble representante de la clase trabajadora venezolana. Y yo me pregunto ¿Puede un señor que tiene vehículos blindados o que disfruta de las mieles de formar parte de la nomenclatura comprender al obrero? Mi respuesta es que no, así de simple. Si en su momento, ni Marx y su compinche no lo hacían no hay que esperar mucho de sus seguidores actuales. Es que esto de ser revolucionario se tiene que hacer con la barriga llena y tener el suficiente dinero para no sólo comprarse esas ediciones más recientes de El Capital sino también toda la mercancía derivada de la iconografía revolucionaria, el discurso de un lado pero negando la realidad en otro; parece que eso siempre ha sido una constante histórica de gente que se cree muy inteligente pero se le sale el glamour cuando se le pregunta cómo va a funcionar el socialismo en su país, pero cuando se implementa y fracasa, no era verdadero socialismo.

Pero quiero que tanto unos como otros entiendan que la suerte ya había sido echada así como la cuestionable elecciones de sus candidatos iba a causar este resultado. Pueden decir lo que quieran sobre sus parámetros de quienes deberían votar en el país así como hacer un recordatorio sobre la historia del voto en la Cuna de Libertadores, creo que es tiempo de comprender que está gente va a salir como llegaron. Honestamente, es una idea bastante fuerte de entender pero es al panorama al que nos han llevado; una vez que han disfrutado de las mieles del poder, difícilmente van a querer dejarlo.

Mientras el gobierno tenga a sus esbirros en los puntos claves, la situación no va a cambiar y no importa cuántos voceros use la mal llamada oposición para pedir votos mientras ellos tampoco comprendan que sus errores les ha costado el apoyo de la gente vamos a vernos igual. A esta altura del campeonato, el eje principal del diálogo debería ser ¿Cuándo se van ambas partes del país? La propuesta que manejaba la mesa de la unidad no era plenamente abierta a cambiar la página, sino que iba a mantener muchas de las políticas ya dejadas por el gobierno; en criollo, los temas de fondo como los controles en la economía nacional tenían en mente dejarlos y cambiar el color. Eso no es un cambio para mejor, es una cortina de humo y muy mal hecha.

Tanto unos como otros deben comprender que elegir al menos malo es lo que nos llevó a este abismo, que mientras el juego siga estando lleno de trampas no va a darse un cambio significativo en el panorama y que al limitarse la libertad económica de cada ciudadano no vamos a ningún lado. Hay que demandar que se limiten los impuestos, ya que nos ahorcan, hay que demandar que el gasto público sea moderado y que el gobierno sea nacional o regional se limite a las funciones de seguridad y justicia ya que todo lo demás, la sociedad con la acción humana puede hacerlo.

Pero tanto al gobierno como a su oposición no les conviene que existan ciudadanos libres, ya que de esa forma no hay como controlarlos y de paso ¿Cómo lo controlas para sacar votos? Es un asunto complicado además que el discurso populista no tiene como instaurar al próximo faraón; honestamente no sé qué tanto puede ascender la cifra de muertos así como los años de retraso que hay en la cuna de Libertadores, pero seguramente es una cifra que nos podría dejar la mandíbula en el suelo.

La relación entre Estado y población la cual siempre ha parecido una de esas en donde una parte le pega a la otra y otra lo soporta en nombre del amor y patriotismo más barato. Si es válido agregar el comentario de que es una relación estilo las sombras de Grey en lo abusiva; pero quiero creer que unos y otros quieren que esto deba cambiar ya que ¿Hasta cuándo va a durar todo esto? Unos dicen que aún falta llevar golpes, ya que una buena parte de la población nacional simplemente está contenta o conforme con todo lo que le dan; todo en nombre del pueblo y en las ideas fracasadas que allá donde las implementaron, sólo lo que dejaron fue miseria y hambre.

Anuncios

Posiblemente estas líneas vayan a ver luz después de los resultados obtenidos en las elecciones regionales celebradas en octubre de lo que queda de 2017, algo me dice que no importa quienes se hayan alzado como los vencedores de la contienda ya que lo importante es quien cuente los votos y los planes que hay para los escenarios en los cuales el gobierno actual vea perdida en algunas gobernaciones.

No hay mucho que hacer para ellos, básicamente apelaron por crear un organismo paralelo a la Gobernación mientras que por otro lado pues harán de las suyas con sus agentes del desastre. La mal llamada oposición seguirá con su guión de jugar con las reglas a pesar de que están claramente amañadas y creo que ambas partes darán otra razón más por las cuales muchos han optado por no votar.

Ambas partes han estado alimentando irresponsablemente a ese engendro y creo que es hora que lo admitan; seguramente no lo harán, sale mejor culpar de la situación a todo aquel que no estaba muy animado en sumarse. No es para menos, en vista de todo el engaño que han estado haciendo y que esto de elegir al menos malo, ya no debe de ser una razón válida para votar.

Se puede decir mucho sobre lo que le ha costado al «pueblo» de la cuna de libertadores en alcanzar ese derecho, pero creo que la mentada lucha no sirve de mucho cuando es el populismo quien ha estado tomando las mejores opciones y comportándose cual quiste en una región de la anatomía. Claro, ver el futuro es algo que no podemos hacer como especie, pero considerando que las votaciones no van a cambiar plenamente la situación y el hecho que la revolución se irá como llegó ¿Aún creen en jugar limpio?

Las dos opciones que hay pues no son tan diferentes la una de la otra, una es la consecuencia de la otra y creo que también es tiempo de considerar eso como una realidad. Muchos partidos de la mal llamada oposición están en el organismo llamado Internacional Socialista, al igual que el partido de gobierno; aunque creo que a unos eso les da sordera temporal, tanto a criollos como a extranjeros.

Cambiar al burócrata no es la idea, pero comprender el fin que se busca es medianamente sensato. Es más fácil sacar a un burócrata de la mesa de la unidad en comparación con uno del partido de gobierno. A uno se le está acabando el asunto llamado popularidad política con la misma velocidad que al otro; seguramente si sumamos al panorama todo lo referente a la elección que han hecho con respecto a los candidatos pues, no hay que ser analistas políticos para comprender buena parte de lo que sucede aquí.

Cambiar el payaso no mejora de forma automática el circo, así de simple es el asunto. Pero ¿Qué hay de los independientes? Pues no mucho la verdad, unos buscan crear una teocracia con unos planes mediante sensatos en el punto de vista económico, mientras que el resto no son más que agrupaciones que buscan quitarle votos al otro, es decir, partidos menores alquilados a los más grandes. En otras sociedades, pues estos partidos independientes serían una fuerza a ser reconocida entre los ampliamente conocidos, pero parece que ese escenario aquí difícilmente se vaya a dar.

Los que han  estado vendiendo como uno de los derechos más importantes en la historia democrática de Venezuela, se ha convertido en una mera cuestión de decoración. Es decir, el mecanismo que asegura que el ladrón que te despoja de lo tuyo en secreto va a tener un suplente al paso de un período de tiempo establecido previamente. Pero ¿Cómo se le puede hacer frente a estos forajidos? Dicen que finalmente están entre las cuerdas, que el apoyo internacional ha estado perdiendo números y ni hablemos que dejó de ser un referente para muchos en el sur del viejo continente.

Creo que no hace falta preguntar ¿Qué le pasó a ese apoyo? En vista que lo que antes exclamaban a todo pulmón, ahora parece que lo dicen entre susurros y con algo de pena. Todos apoyaron al caballo ganador cuando el barril de petróleo estaba muy bien cotizado y el líder carismático estaba ahí para hacer de las suyas, pero el escenario ha cambiado y de forma drástica. Además que dudo mucho que el comediante sideral o su mentor hubieran apoyado alguna que otra cosa que estos europeos que se sienten culpables por 1492 no estarían de acuerdo.

El voto sólo les sirve a unos para sentirse seguros de que todo lo que van a hacer a partir de ese momento en que se sientan en la silla del poder, va a ser algo legítimo y en nombre del pueblo, ese grupo al que les gusta tanto usar y mencionar. Creo que si hay un gobierno que se ha aprovechado hasta sus últimas consecuencias de usar al pueblo ha sido este con todo el cambio en las estadísticas de popularidad y de votos que ha tenido desde la llegada del bigotes.

Lo dije en su momento, pero creo que ya está bueno esto de elegir al menos malo, ya se hace evidente que no es la mejor opción. Aunque el voto castigo tampoco es la solución al predicamento en que Venezuela está metida desde hace un buen rato. Esto no lo cambia unas gobernaciones de un color, ni tampoco el hecho que se necesitan estas elecciones y sus consecuencias para demostrar que el Gobierno actual no está construyendo un futuro mejor para los obreros.

Con votos no se saca a una dictadura, eso debe quedar claro así que es algo que deben compartir, ya que debemos considerar no sólo lo inmediato sino también el futuro que se le está dejando a los que vienen detrás. Creo que con un voto en esta situación no se hace mucho, la verdad, ya que es otra entrada de oxígeno a un gobierno que se está cayendo. Cosa que le cae de maravilla y unos aseguran todo lo contrario.

 

See Your Space Cowboy


No sé si la tendencia de escribir estos intentos de artículos con alrededor de más de mil palabras vaya a ser suficiente para expresar todo lo que ha estado pasando en la cuna de libertadores después de los resultados de las elecciones de gobernador. Creo que decir que la Mesa de la Unidad está muerta es una de esas noticias que veías venir, pero que finalmente se concretó; de hecho esos tira y afloja internos fueron los que le dieron ese clavo en la ataúd unido a esa poca coherencia en actuar y al hecho que nunca pudieron capitalizar el creciente descontento con el bigotes y su camarilla. Una camarilla que ya sabe que tiene los días contados y que si ponen un pie fuera de la cuna de libertadores, pueden decirle adiós a todo los privilegios de los que siempre han gozado.

Nunca dijeron algo concreto con respecto a los problemas de la economía ya que, su plan de gobierno era mantener las mismas instalaciones que están ahorcando al sol de hoy lo poco que queda del sector privado y ni hablemos de los temas más densos, como el control cambiario, de precios y el sueldo mínimo. Temas que la sociedad ya está comprendiendo, quiero creer, que no son precisamente elementos que deben someterse a la voluntad de la burocracia ¿Han resulto algo esas medidas? La respuesta es un rotundo no.

La Mesa de la Unidad debía morir, les guste o no a unos y a otros, tarde o temprano tenía que pasar este suceso, pero ¿Con cuál finalidad? Quiero creer que es momento para formar una nueva coalición, una que sea (al menos) un poco más honesta con la gente pero que también tenga las ideas muy claras en dos puntos clave de todo este predicamento; como salir de la dictadura y que se va a hacer cuando eso suceda. Si bien es algo temprano para ir haciendo planes para lo que se va a hacer cuando la dictadura se vaya, nunca está de sobra tener un plan de acción que abarque todos esos años que tendremos que pasar para salir del abismo.

Pero creo que debe tener un adicional ese nuevo grupo, es el hecho que debe comprender que con medidas socialistas no le das la estocada final que es la que muchos estamos esperando que se le dé al partido de gobierno. Se necesita, a partes iguales, libertad y libre mercado. Con esos dos elementos anteriormente mencionados se puede crear un ambiente de eso que muchos andan buscando fuera de los confines de Venezuela, prosperidad. No es algo difícil de comprender, con más controles y leyes lejos de motivar el crecimiento de una nación se le condena al fracaso.

Pero el detalle de ese asunto es venderles esa idea a buena parte de la población, es decir “que suba cerro” ese conjunto de ideas. Quizás sea un trabajo complicado, pero quiero creer que esa gente que es el grueso de la población en la cuna de libertadores tiene la capacidad de comprender que esa gente necesita comprender que ya está bueno de que los vean como estadísticas de votos y no como lo que son, personas. Es decir, creo que la idea del colectivismo ya no anda muy bien puntuada en la mente de muchos venezolanos, nuevamente quiero creer que es así, ya que la mentalidad de colmena lejos de ayudarnos a prosperar, nos han condenado por mucho tiempo.

Otro mito que se debe derrumbar es ese relacionado con la riqueza de la nación, básicamente lo que hay es muchos recursos naturales, pero riqueza como tal no hay. La riqueza de una nación señores, está en las mentes de los ciudadanos que la conforman; mientras el ciudadano sea visto como una estadística de voto y no como una persona que puede salir de ese entorno en donde se encuentra y avanzar; ya sabemos por dónde van los tiros ahora, ya saben que hay unos más iguales que otros, el resultado de las elecciones regionales concretamente en el estado Carabobo es una de las tantas pruebas que confirma que el egoísmo desmedido de todos los defensores del proletariado venezolano.

De hecho, sobre ese tema muchos voceros del gobierno han dado su parecer. Que no quiere que el pueblo sea educado, ya que así se le termina el poder político y lo peor del asunto es que le han aplaudido eso, tanto nacionales como internacionales; creo que si bien hay que moderar el discurso, hay que dejar de ver a esa gente como algo aparte, sino verlos como lo que son, personas. Además ¿Qué tal si uno de esos niños que viven en esos barrios y cerros puede ser el próximo ganador de un premio nobel o un gran empresario que marcará la historia del país?

Aunque como siempre pasa en estas situaciones que ocurren, muchos se están subiendo al carro político  tratando de desviar la atención. Y así, llegamos a los cantos de sirena, yo quiero creer que lo va leer, si hablo de ese usuario de la red social llamada YouTube cuyo mensaje de alrededor de ciento cuarenta caracteres mencionó que todos los políticos venezolanos que están por llegar deben medirse ante él en un debate. Los políticos venezolanos que están por llegar, creo que van a tener muchas cosas que hacer e ideas que debatir no con ese señor, sino con la gente que su día a día difiere mucho de estar viviendo en Inglaterra.

Estamos en el escenario en que cualquier candidato pequeño o independiente puede cambiar el escenario político  de forma drástica, nuevamente eso quiero creer, así que dudo mucho que una persona que solo tiene fama por las redes sociales sea el mejor material para una campaña presidencial. No sé es como esperar que el payaso del circo sea un excelente  equilibrista; de hecho, creo que estamos hablando de usuarios de renombre de YouTube, no son precisamente personas a las que se les puede sacar de su entorno natural y puedan tener éxito en otros entornos.


No sé si el presente mar de letras vaya a estar a medio camino de la Venezuela que tenemos y la que deberíamos tener, pero creo que después de los cuestionables resultados de las elecciones regionales, muchos criollos no nos sentimos muy bien aunque era un resultado que eran de esperar, más que todo en la región donde vivo, ya que sabemos que la oposición con su torpeza le hace el juego al gobierno.

Con todo puesto encima y seguramente el bigote que dice llevar la banda presidencial cree que con ese resultado va a bajar la presión internacional, unos han estado comenzando a pensar en la pregunta que le da título a este intento de artículo. Pero, creo que es una pregunta que es válida ya que hay que pensar en que vamos a hacer cuando ese día llegue y creo que lo mejor que se puede hacer es tener un plan medianamente listo y cocinado.

Pero creo que una de las primeras cosas que hay que comprender y en las que hay que trabajar es en hacerles entender a buena parte de la población que la mentada riqueza de la cuna de libertadores se encuentra dentro de la cabeza de sus ciudadanos, no son los recursos naturales que tiene el territorio más por accidente que por obra y gracia de Dios. Es una idea que se debe vender a todos por igual, es decir “que suba cerro” así como pueda ser digerida por lo que queda de clase media.

Necesitamos que todos los venezolanos estén en la misma sintonía, es decir, que a pesar de nuestras diferencias comprendamos que el mal que nos ha dejado la mal llamada revolución y sus consecuencias son un problema que nos afecta a todos por igual, es un tema que amerita dejar de lado nuestras diferencias para poder enmendar las cosas.

Honestamente, con alrededor de mil palabras no podré condensar todo lo que hay que hacer. Debo agregar también que lo que voy a exponer en esta larga introducción es mi humilde opinión personal de lo que se debe hacer para tratar de enmendar el problema (de aquí en adelante, el daño). Creo con fervor que lo primero que se debe hacer es dejar de usar la palabra pueblo y buscar que la palabra que se use sea ciudadano.

Para crear estos ciudadanos debemos atender el problema medular de todo el asunto, la educación. Con ciudadanos libres y con las ideas de libertad y que están en su legítimo derecho en defenderse de los abusos del Gobierno/Estado, estaríamos en una nueva etapa; si, la educación es un tema bien delicado, siempre ha sido el elemento que han uso los partidarios del populismo para asegurarse un buen número de votantes. En pocas palabras, necesitamos cambiar la idea que el modelo a seguir no es el que sube videos a las redes sociales buscando fama o el criminal con varios muertos en su haber, el modelo a seguir tiene que ser esa persona que arriesga todo lo que tiene para montar una pequeña empresa.

Pero también necesitamos cambiar el pensum de estudios que hay tanto en la primera, bachillerato y educación superior. En lo personal, creo que la famosa materia llamada Educación Pre militar es una de esas materias que poco ayudan y sirven más para engendrar esbirros y no ciudadanos libres; creo que era algo evidente, además que los valores de la convivencia en sociedad se aprenden en casa, no en el salón de clases y mucho menos con una materia como la antes mencionada.

Una vez con ciudadanos bien formados, levantar la economía va a ser un tema complicado. Ciertamente, este predicamento es tal que vamos a necesitar ayuda extranjera y no precisamente de los gobiernos, sino de los inversores; estamos claros en el asunto que lejos de ayudar, el control de precios y el control de divisas no han sido políticas económicas sino de otra índole (y el gobierno actual así lo ha admitido en varias ocasiones); es el mismo asunto relacionado con la educación, no quieren ciudadanos libres, quieren votantes más parecidos a marionetas que  personas.

Es evidente que la primera medida que se debe hacer es quitar los mencionados controles, conjuntamente con las rebajas contundentes con los impuestos. Seamos honestos ¿Cuántos impuestos deben pagar tanto las empresas como los ciudadanos? No solo con eso, sino que deben mantener una serie de servicios que no son precisamente de calidad y que queda demostrado que el Estado no es el mejor proveedor de los servicios de pensiones, para dar un ejemplo. El proteccionismo lejos de ayudar a los locales, no los convierte en empresas competitivas y dispuestas a satisfacer las necesidades de la sociedad, sino en una serie de perezosos que buscan el apoyo de la burocracia para mantenerse; lejos de ser eso la ley de la jungla, civiliza todo lo que hace la sociedad, ya que si una empresa o persona no puede satisfacer una necesidad, simplemente buscas en el mercado quien pueda hacerlo.

El comercio fue una de los tantos elementos de nuestra historia que nos civilizó, no se necesitó de mandato alguno emitido por un burócrata y ha sido el elemento que ha llevado a determinados países a estar económicamente bien;  la cuna de libertadores se está quedando atrás no solo si se le compara con las naciones vecinas, quienes a pesar de que tampoco andan muy bien, pues comprendieron que esa alternativa no es más que el camino a ninguna parte.

Lejos de construir un capital para el mañana, desde hacía tiempo y con la llegada de la segunda independencia ese capital fue usado para algo que no estaba destinado, el populismo. Honestamente yo sé que no veré la Venezuela del futuro, esa en la que deberíamos estar comenzando a construir gracias al actual predicamento social y político, pero no está demás comenzar a vender la idea que esa cuna de libertadores está más cerca de lo que parece y es tiempo de ir cerrando ciclos y descartando ideas.


Regresamos al asunto de escribir sobre la Venezuela en la que estoy viviendo, de hecho con la fecha de las mentadas elecciones regionales y el resultado que la primaria, al menos en la zona por donde vivo, ha dejado mucho que decir. No es para menos, ya que estamos hablando de Ismael García ese político venezolano que dudo mucho que sepa algo del estado Aragua; no es algo nuevo, de hecho el oficialismo lo hace a cada rato. Pero apoyar a un camaleón político para evitar que los que se llaman a ellos mismos como marxistas me parece una de esas cosas que simplemente no tiene sentido en esta cosa llamada democracia.

Vamos a ver si la tendencia de hacer artículos de alrededor de mil palabras puede soportar todo el asunto de esta idea que tengo en mi cabeza; el derecho a voto nos lo han estado vendiendo como una de esas cosas de la democracia, que nos pone todos los habitantes de una región en igualdad; si bien la historia venezolana en relación con el mentado asunto del voto no ha sido una conquista fácil, pero ¿Nos ha servido de algo al sol de hoy? Ciertamente y con la elecciones regionales tan cerca, salir ese día pautado a votar es todo un dilema o lo más cercano a una paradoja.

Y es en eso que se abre el dilema, votar por uno solo por el mero hecho que sus colores son diferentes al del otro aunque en el fondo, las ideas que defienden son las mismas. Lo que nos venden como dos ideas que se encuentran distanciadas, la realidad es que no lo están tanto y tal como están las cosas en la cuna de libertadores, pues dudo mucho que los partidos independientes vayan a tener aceptación; a la final del día, no son más que apéndices de los ya conocidos para debilitar los votos del otro.

Entonces ¿Dónde está todo ese asunto de las elecciones libres? Digo, si te ponen a elegir entre dos candidatos que en el fondo son similares ¿Cuál es la verdadera noción de elección? Digo, elegir entre un chicle masticado y uno lleno de babas no es algo muy sano, considerando el hecho que también puedes elegir entre comprar un chicle nuevo o elegir otra golosina. Digo, si bien es cierto que no es la mejor metáfora, pero estamos hablando del contexto político de la cuna de libertadores. Uno que se destaca por tener a unos participantes que sean personas brillantes, sean o no votantes.

Me quiero deslindar del discurso barato de que la democracia tiene fallas, en vista que un sector que no me agrada puede votar. De hecho en esta temporada, creo que es evidente que ambas partes más conocidas del espectro político nacional muestran sus señales de agotamiento y las costuras están tan a la vista, que extrañamente nadie las quiere ver plenamente. Creo que esta situación se debe al hecho que ese discurso, el cual se puede resumir con la frase “debe subir cerros”, alegando que si las ideas no calan con la mayoría de la población nacional que es esa la que vive en los cerros, simplemente no va a asegurar la victoria electoral.

¿Dejar en evidencia al gobierno por el berrinche que hará si la oposición gana buena parte de las gobernaciones? Creo que no se necesita eso para demostrar (nuevamente) que el emperador anda desnudo y extrañamente sin dinero.  Ciertamente, la situación en la cuna de libertadores no es la mejor y creo que no va a cambiar plenamente con unas elecciones regionales con un entorno que puede destruir la esperanza de unos cuantos.

De hecho, medirse con el ambiente tan hostil, con un ente electoral abiertamente parcializado y con las armas. De hecho, si hay un gobierno en la historia venezolana que ha hecho de las suyas no solo con las armas, sino también con los medios de comunicación; de hecho, como lo he dicho en días atrás todo el asunto de que hay una guerra mediática en contra de la cuna de libertadores simplemente es de chiste. Además, mientras el gobierno venezolano siga apretando a la gente con los impuestos pues las pérdidas en los medios de comunicación estatales podrán seguir soltando alabanzas al presidente y al partido de gobierno.

Creo que unos han querido entender que esta gente no va a salir por las buenas, así que lo mejor que deben entender que irse de la misma forma como llegaron (por la violencia) parece ser la salida. Aunque es un tema que a unos cuantos no le parece ya que ese asunto de la soberanía es otro que siempre sale por delante. Estamos en el peor momento, ya que unos cuantos en el exterior han mostrado señales de dar ahora sus opiniones sobre la situación. De hecho, si bien unos siguen creyendo que la democracia lo puede vencer todo, creo que la idea hoy pone en descubierto muchas cosas. De hecho, votar nos lo vendieron como un derecho, pero ¿De qué sirve cuando los candidatos son igual de deficientes? Creo que ya hemos visto las consecuencias de la idea de elegir al menos deficiente.

Limitar el derecho a voto no es tampoco la mejor idea, aunque si bien es cierto que esta es una oportunidad de oro para ambas partes para demostrar cuál de las dos puede tener más voto (el mentado apoyo del pueblo)  pero, al menos personalmente, creo que el voto castigo va a asomar su cabeza; de hecho, creo que el otro lado del espectro es ese, ya que el monstruo evidente para ambos es ese que se llama abstención. Yo no participé en las primarias de la oposición, en vista que ninguno de los candidatos no me convencían y ahora ando meditando el asunto de participar en las regionales.

Ciertamente no vas a mejorar como sociedad si sigues creyendo que todo se va a solucionar con un cambio de burócrata y el mero hecho que creer que estas elecciones pueden servir de algo para darle la estocada final a la dictadura…del proletariado que se está instaurando en Venezuela.

 

See Your Space Cowboy


El segundo intento de artículo que hago alejado de los temas más recurrentes en esta sección del blog llegó temprano y no voy a ocultar el hecho que me toma por sorpresa. No tanto como el hecho que estoy otra vez bajo relación de dependencia en un empleo, cuento que será para otro día, sino por el hecho que el regreso a las dos actualizaciones es un cambio de ritmo que se veía venir.  Así como me voy a poner a pensar si los nuevos artículos, que se extienden a algo más de mil palabras siguen siendo algo factible, en vista que ahora no me puedo sentar a escribirlos como solía hacerlo hasta no hace mucho.

Dejando eso de lado, ya que creo que es una pésima introducción, si hay algo que me da dolor hacer es salir los domingos. La última salida que hice un domingo, la cual no fue hace mucho, confirma lo mucho que no me agrada tomar un bus y salir el último día de la semana; pudiendo estar muy tranquilo en mi casa, posiblemente tratando de sintonizar algún juego de futbol americano, considerando que la temporada ya comenzó (al menos cuando estas líneas estaban dando comienzo).

Pero la nueva tradición criolla, reunirse con los amigos ya que uno de los mismos ya tiene todo arreglado para irse de la cuna de libertadores es un motivo bastante fuerte y que llama a reunión te guste o no. Quizás mi amigo se adelantó a los hechos y convocó una reunión quizás a destiempo, a lo mejor simplemente no podía hacerla en otra ocasión por motivos varios, pero el asunto es que salir los domingos es una odisea. Y una no muy heroica, considerando la inseguridad que hay en la cuna de libertadores así como el hecho que, si los días de semana normales es complicado ir de un punto geográfico a otro en bus pues imaginen un domingo.

Seguramente, cuando estas líneas vean publicación el último paro de transporte que se hizo en mi ciudad (con fecha del quince de septiembre del presente año) ya estará mostrando sus consecuencias en la que se conoce como la ciudad jardín; el aumento del pasaje es uno de los muchos motivos por los cuales se habrán parado. Si el precio que ya tenía el mencionado era un atraco a mano armada, el nuevo simplemente confirma el hecho que sale mejor recorrer la ciudad a pie y los fines de semana si toca salir, hacerlo en las cercanías de tu casa;   si hay algo que se debe destacar del mencionado suceso, es el hecho que supieron elegir la fecha para hacer el mentado paro, pero creo que como siempre la solución sensata va a pasar por debajo de la mesa, como es habitual en la cuna de libertadores. Y es que lo sensato simplemente no genera votos y no es una medida que sube cerros, ya saben que conectan muy bien con el pueblo. Estamos hablando del medio de transporte más usado por los venezolanos que se le complica la vida esto de tener su auto, el transporte público.

No sé en cuanto vaya a quedar el mentado pasaje, de seguro el precio va a ser la evidencia que el servicio que prestan es de pésima calidad, así como el hecho de subirlo no va a hacer el milagro que, de la noche a la mañana, vayan a aparecer los repuestos y baje la inseguridad en las latas de sardinas motorizadas. Creo que el sindicato de conductores debe preguntarse si es bueno que le hayan impuesto tantas restricciones a su gremio, considerando que el que lleva la banda presidencial pues fue uno de los suyos; tampoco es buena idea culpar a todo esto a los estudiantes y sus mentados tickets, ya que los de la idea fueron ustedes, que el gobierno no haya cancelado la idea de los mismos certifica mi postura que el gobierno (sea quien sea) no debe servir de garante de ese tipo de operaciones.

Los buses que van al norte de la ciudad jardín se cuentan con los dedos de las manos, de hecho se ha estado hablando que han reducido su número gracias a la dificultad que hay en conseguir los repuestos, pero a lo que yo me pregunto ¿Aún creen en la revolución que llegó a salvar a Venezuela? La falta de repuestos así como la creciente inseguridad son consecuencias de la política que muchos de los suyos aplauden los disparates de Nicolás el Breve. Así que, solo me queda por preguntarles ¿Cuál es el miedo a la libre competencia y a no tener tantas restricciones? Digo, a la final quienes realmente van a salir beneficiados de todo eso son los consumidores.

Los primeros que buscan los accidentes de los pasajeros son ustedes al irrespetar la capacidad de llevar pasajeros de pie en sus unidades, así como los mismos pasajeros que en desesperación tienen que apelar por usar sus habilidades simiescas para aferrarse al bus con tal de llegar a casa, los repuestos no van a aparecer de la noche a la mañana si van a ponerse con comedias si restringen la subida a los estudiantes. Pero dinero para el equipo de sonido y los discos piratas de vallenato, merengue y salsa a volúmenes estridentes si hay, ya saben cómo es esto de las prioridades. Aunque no me parece tan descabellada la teoría que escuché de alguien que en realidad todos los conductores tienen el mismo cd de canciones, solo que les da pereza cambiarlos. Al menos sus hermanos que se atreven a salir de la ciudad de Maracay se les nota que entre trayectos, cambian el disco compacto.

Los domingos, simplemente no se puede salir. A riesgo de equivocarme, ese mencionado día el riesgo de ser una víctima más de la inseguridad se multiplica a quien sabe por cuánto; de hecho, es bien sabido que la inseguridad campa a sus anchas los fines de semana, buena parte de los obituarios (creo yo) se van procesando durante esos días. Pero, bueno, tampoco es que sea muy bueno quedarme en casa. Ya que tampoco tengo mucha tranquilidad en ese sitio recientemente;  ciertamente, es todo un dilema que no sé cómo podré afrontar mientras esas nubes negras sigan rondando.

 

See Your Space Cowboy


Seguramente el título de este (intento de) artículo se puede quedar corto, también está la posibilidad de que las presentes líneas están llegando un poco tarde. Pero eso es lo bueno de los pensamientos extendidos, ya que pueden llegar tarde y que sirven para agregar algo adicional a ese asunto, creo que es tiempo de abandonar las ideas de los colectivistas y las del gendarme necesario ya que, como es evidente, hemos visto toda la extensión del daño que nos han causado no solo como nación; sino también a nivel personal.

Y la pregunta ¿Cuál sería la mejor opción con respecto a la diplomacia que debe tomar la cuna de Libertadores cuando la pesadilla revolucionaria se concluya? Pues, es una pregunta que es importante responder. Primeramente hay que mencionar que la diplomacia de un tiempo para acá no ha sido la mejor, el cuento de invasiones y guerras imaginarias es de lo peor; de hecho, es una clara demostración de lo que no se debe hacer en ese tema y que si bien no son los pioneros en ese asunto, parece que el actual gobierno es el alumno destacado y que aprendió muy bien las lecciones de hacerse la víctima de una conspiración en su contra, mientras que fronteras adentro las víctimas somos los ciudadanos de a pie .

Pero, creo que la diplomacia que debería tomar en el futuro la cuna de Libertadores, también debería ser la que debería tomar el resto de los países. La no intervención en asuntos de otros países, unos llaman eso como aislacionismo, pero yo creo que el nombre más idóneo es la no intervención.

Debo reiterar una pregunta ¿Cuánto nos cuesta como nación esos ejercicios militares? De hecho, podemos tener miles de opiniones a favor y en contra de esos ejercicios en vista que el delirio del gobierno actual lo hace con un fin bastante evidente. Mantenerse en el poder, ya que si somos honestos, si bien es cierto que la economía de Venezuela no es la mejor del mundo, es poco inteligente gastar dinero en una campaña para sembrar miedo en los habitantes que no están de acuerdo con las ideas revolucionarias.

El cuento de Pedro y el lobo es el más acertado para describir el comportamiento del gobierno venezolano, pero el que está por llegar debería tomar como ejemplo la diplomacia de Suiza y dejar de usar las armas para alcanzar la paz. Si a todo eso, le sumamos que se llega más lejos usando el comercio para crear lazos con otros países, se hace evidente el camino que se debe tomar.

Ahora bien ¿Qué tenemos que hacer? Primeramente hay que tener la casa en orden. Eso quiere decir que el Gobierno se limite a todo lo que he expresado en las líneas previas a las que estas sirven como pensamientos extendidos; ya que con el comercio se busca que las ambas partes involucradas se ayuden sin necesidad de un tercero usando la coacción.

Si bien la no intervención en asuntos ajenos suena a algo demasiado distante y que se se olvida de la libertad de expresión, creo que es todo lo contrario. Hay que garantizar que la gente pueda expresar sus opiniones sobre ese tema tan delicado, pero ya sabemos quién debe no debe ser ese encargado de mantener esa garantía y que eso sea algo de la sociedad civil. Ya que no es inteligente ni mucho menos algo digno de una sociedad mantener el silencio mientras otro grupo de personas son atacadas.

Ahora con todo este asunto de proteger el territorio nacional, mientras sea la diplomacia de no agredir ni intervenir difícilmente se puede dar el hecho que vengan a atacar; pero creo que cada quién debe estar armado para proteger no sólo a su familia, sino también a sus propiedades. Además que con el dinero que se gasta en los actuales ejercicios militares, se podría invertir en algo mucho más productivo, como en la reducción del gasto público.

Opino que la Venezuela que está por llegar no van a ser necesarios los cuerpos de seguridad llamados ejército y la Guardia Nacional, así como buena parte de las ramificaciones que existen de la policía. Si hay un ciclo que se debe cerrar es el de abusos que han infligido en los ciudadanos así como los privilegios que estos uniformados han conseguido no por su buen comportamiento.

Dudo mucho que convertirse en un uniformado sea la mejor alternativa que puede tomar una persona no sólo en la Venezuela que tenemos, sino en la que está por llegar. Lo que hay que asegurar es que ese muchacho que a duras penas sobrevivió al sistema educativo, tenga las herramientas necesarias para entrar al mercado laboral sin necesidad de renunciar a su individualismo, por tres comidas diarias y sentido pertenencia que sirve como hilos en una marioneta.

¿Cuántas vidas serían diferentes cuando se entienda que la violencia tanto dentro como fuera de las fronteras de un país lo que hace es prolongar una pelea? Buenos ejemplos de eso hay por montones al sol de hoy y dudo mucho que sea algo que algunos, dentro de las fronteras de Venezuela, quieran que se mantenga. Estamos perdiendo ya sea por el éxodo o por las balas a gente que podría tener unas excelentes ideas con las cuales el predicamento en el que estamos metidos podría ser un trecho corto.

Por eso la idea del gendarme necesario debe ser desechada para buscar la idea que se necesitan miles de empresarios, esos que lo arriesgan todo para no solo buscar su lucro personal, sino también ofrecer una oportunidad de empleo a sus vecinos así como bienes y servicios que ayuden a afrontar las dificultades de la vida cotidiana. Pero bueno, estamos en un momento bastante complicado y en lo que unos llaman, el episodio más oscuro de la historia venezolana y la verdad es que comparto la visión, así como en muchos aspectos también comparto cierto pesimismo ya que este problema es mucho más profundo de lo que parece.

Por eso, es tiempo de comprender que empresarios y trabajadores no son entes que se encuentran en conflicto. Ambos comparten problemas y deberían comprender que si juntos hacen entender que necesitan bajos impuesto, ya que de esa forma pueden invertir en sus empresas y empleados, que pueden tener el dinero suficiente como para mandar a sus hijos a una buena escuela, que con una moneda fuerte pueden ahorrar lo suficiente como para mejorar su vida cotidiana e incluso convertirse en un futuro empresario que compita con quien antes fuese su jefe. Y que decida la gente (el mercado) que decida a cuales de los dos va a apoyar comprando sus productos o usar sus servicios.

 

See Your Space Cowboy

 



Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

Minerva de Terralba

Just a gal and her dreams

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.