Archivos de etiquetas: deporte

La Balada de la Curva 12

La Asociación finalmente comenzó su esperada rueda de prensa, todos los presentes (incluyendo a las escuderías) estaban nerviosos esperando a aquellos venerables señores que la conformaban.

—Creo que es necesario comenzar por el punto del que todos han estado hablando desde que filtró ese video— fueron las primeras palabras del nuevo gerente y responsable de la modernización que estaba llevando a cabo el organismo que representaba—; los vehículos que estarán en la nueva F1 tienen motores que los hace volar, aproximadamente, un metro por encima del suelo; eso sí, las pistas siguen siendo de asfalto pero más que todo con la finalidad de que sirvan de orientación para los pilotos.

Después de aquellas palabras, hubo un silencio casi sepulcral. Y aquel orador debía retomar lo que estaba haciendo a pesar de lo que veía, era una fría reacción. Tenía que hacer algo, el sudor en su frente era señal de que debía dejar de lado la etiqueta y soltar lo que sabía.

—Las pistas que hemos elegido, consideramos que han sido las más representativas de la vieja etapa del deporte. Y considero que es tiempo que revelemos cual va a ser la primera pista, que también será la sede de la primera Pole será la pista de las quinientas millas de Indianápolis.

—Pero con esas modificaciones ¿Qué debe comentar con respecto a la seguridad tanto para los corredores y los asistentes? Ya que, debemos recordar que los accidentes en la f1 cuando los vehículos estaban usando cauchos eran cosa habituales.

—Una excelente pregunta; hemos considerado también que el riesgo con los nuevos motores, sea mayor. Pero entre las modificaciones que hemos hechos a los circuitos están unos sensores que modularan el “vuelo” de los bólidos, así como las barreras de seguridad son más numerosas, la intervención de los comisarios de seguridad será más estricta; me agrada saber que hay gente seria en la prensa especializada en deportes.

Finalmente, la audiencia había reaccionado tal como esa gente lo esperaba. Ya estaba la alegría y los aplausos llegaron pocos segundos después; como segunda rueda de prensa, le habían robado el show a Ford Motors. Pero para la escudería BMW se preparaba para estar ante la prensa, hambrienta de más material para escribir.

— ¡Estamos muy alegres, por su grato recibimiento! Es que, si bien no pensábamos que íbamos a tener esta recepción; para nosotros es un sueño vuelto realidad todo esto. Así que solo nos queda una cosa por anunciar, la fecha de la primera Pole. Creo que es prudente decirla ya. La primera Pole, que se estará llevando el día veinte de agosto, en el circuito ya mencionado.

 

See Your Space Cowboy

Balada de la Curva 11

Londres tenía un punto en común con pistas del simulador, en la realidad eran otra cosa y Héctor tenía una visión muy concreta de aquella ciudad. Para él, era la metrópolis de Sherlock Holmes, la ciudad natal de un estirado oficial a quien no pudo rescatar del fuego anti aéreo y el punto de referencia que tenia de los soldados de infantería cuando le preguntaba de que parte de la Tierra venían, con quienes habló en una operación.

El imponente Windsor iba a ser la sede de no solo la rueda de prensa de la Asociación de la fórmula 1 en la cual darían a conocer los pormenores del regreso, sino también sería la sede de las ruedas de prensa que darían las escuderías, Ford Motors pidió ser el acto de apertura.

—No importa los cambios, en Ford Motors nos mantenemos cerca de las raíces— comentó Henry Carter Ford, el coach de la escudería—, así como de la gente, por eso nuestro apoyo a Cecotto Jr. es pleno.

— ¿Tienen algo que comentar sobre el hecho que tres pilotos nuevos no tienen formación en el automovilismo?—preguntó uno de la prensa. Una pregunta que recibió con una extraña sonrisa los voceros de la Escudería Ford, como si la estuviesen esperando.

—Son inversiones con un alto nivel de riesgo. Y les digo algo, no van a encontrar un botón en el volante que active un arma—fue la respuesta del hijo del legendario piloto Cecotto.

Aquellas palabras ofendieron a Héctor Castillo de forma personal, no era para menos, Cecotto Jr. abiertamente se estaba burlando de sus habilidades.

—El Ford Mercury—retomó el joven piloto—, es sin duda alguna, la máquina más eficiente en la que he tenido la oportunidad de conducir. No importa el circuito, ni las condiciones climáticas; mi escudería está lista para competir. Y ¿Quieren que diga otra cosa? Me atrevo a decir que la Pole Position definirá temporada y el gran premio de este año.

Fangio se acercó a su pupilo y le comentó.

— ¡Tenemos unos rivales declarados! El que haya disto que esto es un deporte de caballeros, estaba muy equivocado. Dan ganas de decir unos cuantos improperios muy merecidos—Fangio no hizo nada en ocultar con ese comentario su enojo, siendo la víctima del mismo un vaso plástico que estaba en su mano derecha.

La prensa se encontraba satisfecha, había algo de interés que cubrir, una rivalidad anunciada, pero debían tener algo más, otra razón por las cuales tener que llenar las pantallas de los entusiastas que irían a buscar artículos sobre el gran premio así como la temporada estaba dando su primera aceleración.

La Balada de la curva 4

Héctor llegó a su hogar, siendo recibido por el televisor a todo volumen y su padre, observando el aparato casi sin atender los sucesos sobre las cosas que estaban sucediendo a su alrededor.

— ¿Puedes creer que tuve una visita hoy de alguien a quien admiras mucho?

—Respeto mucha gente, campeón. Vas a tener que ser más concreto y creo que la lista de las personas que odio tiene el mismo tamaño.

—Roberto Fangio, anciano. Hoy lo conocí y me dejó esta tarjeta.

Luego de intercambiar unas risas y las respectivas “palmadas” en los hombros, decidieron retomar las palabras. El televisor, el otro integrante de la familia, fue obligado a apagarse, debía mantener la compostura.

—Dime una cosa campeón ¿Vas a aprovechar la oportunidad? No todos los días aparece una así.

—Eso no se pregunta, de todas formas comenzaba a sentirme aburrido de mi fiel y confiable empleo. Claro, nuestra señora quincena comenzaba a sentirla un poco…limitada.

—Y tu pensión como veterano tampoco nos sirve de mucho en estos días.

— ¿Puedo pedirte un consejo?

—Solo si traes unas cervezas.

—Aquí tienes, anciano—, comentó el piloto luego de acercase a buscar dos botellas.

—A pesar de que siento que estas corriendo siempre de algo, hijo mío, espero que con esta oportunidad dejes de correr así como de mirar nerviosamente sobre tu hombro o por el retrovisor.

Desde que regresó de aquel conflicto, Héctor siempre estaba corriendo de algo, siempre sentía que estaba siendo acechado. Lo peor del asunto era que no importaba que tanto se elevase o cuantas veces pusiera al límite los motores de los aviones que piloteó en aquellos días o ya de regreso al mundo civil, la velocidad era su marca y lo que creía que podría mantenerlo alejado de esa sombra.

Aquello era algo que no podía ocultar, incluso hasta su padre sabía de aquel padecimiento. Ambos lo manejaban como una de las tantas manifestaciones de lo que llamaba finamente como Stress post traumático; una de las cicatrices de los soldados que no se ven a simple vista, pero que se encuentran tan presentes como las que están visibles.

La Balada de la Curva 2

Para Héctor Castillo, así como para el resto de sus compañeros de empleo había un poco de incertidumbre en la organización. Se hablaba de un radical cambio de ramo de aquella empresa, ya que los nuevos modelos de naves monoplaza se estaban quedando fríos, la aviación civil estaba asimilando las naves militares y algunos pilotos; el regreso a la calma le había sentado fatal a unos cuantos.

Nuevamente y como cada semana, el cazador de talentos Rodrigo Fangio hacía su visita a su viaja conocida, la gerente de Colibrí S.A, una de las contadas empresas estables del ramo de la fabricación y prueba de naves.

—Debo admirar tu insistencia, Rodrigo—comentó Regina, la gerente de aquella empresa—. Es algo que te debe ayudar mucho en tu línea de trabajo ¿Quieres algo de café?

—Gracias por lo que me toca. La escudería Alfa Romeo, donde trabajo, realmente quiere a tu piloto de pruebas, son contados los audaces como él en estos días. Me vas a tener aquí un buen rato si no me dejas hacerle una entrevista y creo que ya conoces mi respuesta con respecto al café.

—Ese muchacho se ha vuelto una inversión en extremo peligrosa, pero no hay nadie que ponga al límite nuestras creaciones. Aunque hoy estas de suerte ya que voy a dejarte con el muchacho a ver si puedes convencerlo de irse.

— ¿Tan pronto quieres soltarle la soga? Regina, esas no son cosas tuyas. Por cierto, el café que me serviste, está excelente

—No me hagas cambiar de opinión viejo amigo. Con respecto a la entrevista en concreto. Creo que sabes que hemos tenido que soltar buenos empleados en los últimos meses y tristemente, él es uno de los contados que me queda en esa lista cada vez más corta. Además, creo que esos halagos tuyos hoy podrían surtir algún efecto positivo.

A pesar de las quejas de la gerente de recursos humanos, no había alguien como Héctor a la hora de llevar al límite a esas máquinas que aun producía esa empresa, estaba en él hacer eso. No por nada fue uno de los tantos condecorados de la aviación durante la nefasta guerra entre la Federación Terrestre y la Unión Colonial; su mejor cualidad era buscar lo que él llamaba “la aceleración perfecta”, aceleraba todo lo que podía dar aquellos motores de las naves.

Solo Héctor sabía las razones para hacer eso, aunque si bien podría parecer algo de rutina para un cazador de talentos era la demostración notoria de todo el potencial de aquel piloto, un diamante que le faltaba una que otra pulida que podría brillar nuevamente en aquel deporte que estaba retomando sus actividades así como su popularidad, la Fórmula 1.

Triste Canción del Boxeador 4

Llegó a mi mano una carta de Simón, me daba indicaciones sobre lo que debía hacer, preocupado por el asunto entre Espartaco y yo, me dio la siguiente instrucción:

“Los pesos ligeros rondan los 61 kilos, investigué sobre ese Espartaco, es un pugilista algo mediocre, digamos que sus estadísticas dejan mucho que desear, solo ha ganado 3 peleas de las 9 que ha disputado, suele entrar en clinch cuando esta desesperado y usar golpes sucios, si logras darle unos tres golpes al cuerpo estará en la lona”

Mi categoría es los pesos pluma, mi peso ronda es de 56 kilos, tengo la ventaja de ser mas rápido, aunque creo que nuestra pelea no se dará.

Todas las noches hacía boxeo de sombra, me imaginaba al pobre Lino en un sparring conmigo, o los pugilistas que me hicieron mas fuertes en mis peleas anteriores, era la único que me mantenía cuerdo y pacífico.

Simón, Lino y yo, tenemos un sueño, si llego a ganar el cinturón que me hará campeón nacional, de tener nuestro propio gimnasio, estamos hartos de ser esclavos de esos tipos, el gimnasio en donde estamos no nos tratan bien, siempre hay problemas, aunque me han patrocinado casi toda mi carrera.

Lino me contó hace tiempo, que Simón se gastaba su sueldo en licor, aunque seguía siendo el mejor entrador de ese inmundo gimnasio, aunque le dieron de baja por un tiempo.

Hasta que un día me voy peleando, como lo hacía antes de conocerlos en un callejón del barrio, Simón se impresionó al ver mi golpe recto y mis rápidos movimientos para esquivar los ataques de los pandilleros.

Una persona que cambió mi vida, además de Simón como entrenador, fue la niña Maria, desde que la vi fijamente a los ojos, como con dos palabras detuvo una pelea entre dos pandilleros y salieron corriendo al ver a su madre. En ese momento, quede bajo el hechizo de sus ojos. Siempre comentaba que si se iba a enamorar de un hombre, que ese hombre sea fuerte, que este con ella y su madre atendiendo la taberna, y que la trate bien.

Esa misma noche me di cuenta de lo que debía hacer, aceptar la propuesta de Lino y Simón y buscarme un trabajo, tenía que modificar me forma de ser.

En mi celda, ya empezó a entrar la noche, nuevamente, como lo ha estado haciendo a lo largo de estos meses.

Una pelea, casi imposible, con un pugilista que esta por encima de mi casi dos categorías. Pero como me comentó un día Lino. Nunca vio temor en mis ojos, así me enfrentara a alguien que es mejor luchador que yo, mi empuje me hace ser alguien de temer, y eso es algo que pocos boxeadores tienen.

Es a esta sensación, una mezcla de expectativa, esperanza y adrenalina me hice también adicto, debido a que es difícil saber como será el rival al que te enfrentaras en un cuadrilátero o en la calle. Y si se topan en mi camino hacia el cinturón de campeón nacional, quítense, ya que no pienso detenerme  hasta tener un duelo con el campeón nacional, tengo que cumplir ese sueño colectivo, y el mío.

¿Qué se puede esperar del futbol venezolano?

Para cuando el presente mar de letras salga publicado, la selección de futbol venezolana (en una de sus divisiones por edad) se encontrará fuera de un torneo de la región y con miras de uno de talla mundial, que según tengo entendido se va a llevar a cabo en Rusia para el año de 2018.
No le temo el tema de la política, pero hablar de futbol nacional en mi blog es algo que prefiero evitar; no es un deporte al cual no le profeso apego alguno, prefiero el futbol americano. Y si consideramos que las cantidades de improperios que algunos de los seguidores del deporte rey dedican a los que no apoyan sus posturas se equiparan con los que normalmente discuten por política, es mejor mantenerse al margen.
Mientras la prensa y los seguidores de la selección sigan usando la frase “jugamos como nunca, perdimos como siempre”, dudo mucho que sirva de algo para subir la moral de la selección. Dudo mucho que, mientras sea el Estado casi que el único ente que se encuentra “invirtiendo” en el deporte criollo y apenas contadas empresas, el rendimiento de nuestros atletas pueda mejorar.
Pero lo más extraño del asunto, es que siendo el deporte rey uno de los deportes con más atletas, al menos en la región en donde vivo, que tenga un número igual de academias incluso más que otras disciplinas deportivas y que ande con el mismo predicamento, aun no tenga figuras como un Antonio Díaz (en el Karate do) y que aún se hable de Juan Arango, Richard Páez con o sin insultos cuando se aborda el futbol criollo.
Insisto en algo que a algunos no les agrada, debimos mantener la tradición del beisbol y darnos cuenta que, al menos en geografía, no estamos muy bien posicionados para el futbol. Con esto no digo que no se le de apoyo, sino que es bueno comprender que no en todos los deportes se puede ser bueno queriendo invertirle poco.

Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

Minerva de Terralba

Just a gal and her dreams

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.