Sobre el nuevo billete de la cuna de Libertadores.

No soy economista y todo el asunto relacionado con teoría monetaria no es precisamente uno que me interese mucho. Pero lo que voy a decir es bastante evidente, la desesperación revolucionaria venezolana no conoce límites así como han logrado uno de sus objetivos, destrucción de la moneda nacional desde el primer día de su llegada al poder; quizás unas trescientas o cuatrocientas palabras sean lo suficiente para decir una cosa; todo lo que han hecho responde a una agenda bastante clara.

Simplemente no les puedes pedir a unos socialistas de línea Marxista que se adhieran a una política medianamente decente, eso va en contra de todos los controles que quieren imponer en cada aspecto de la sociedad, la tragedia de perder la libertad económica no sólo se ve en que cada vez se puede comprar menos, sino también en el hecho que emprender una empresa es algo bastante complicado.

En nombre del «pueblo» hoy y en el pasado «proletariado», unos que simplemente no son de los grupos que dicen representar ya que la revolución se debe hacer con algo de comida asegurada, se han estado cometiendo los peores crímenes y lejos de acabar con la «burguesía», se ha instalado otra que se debe más a un discurso necesario para asegurar votos mientras disfrutan del saqueo con sus cuentas suizas y compras en las Antillas.

Así llegamos al nuevo billete, que con el cual no puedes comprar mucho, si es que lo consigues y pueden decir lo que quieran, pero es una forma de admitir que no les importa la inflación en el país y que lo que están haciendo es apagar un incendio con gasolina. Y ¿Cuál billete les causa más ansias de tenerlos entre sus manos a los revolucionarios venezolanos? Pues ese que es el emblema del Imperio del mal. O si no lo consiguen, pues unos cuantos Euros podrá bastar para calmar la ansiedad. Que los obreros vean que hacen con esos billetes que parecen salidos de una mala imitación del famoso juego monopolio.

El nuevo billete de cien mil bolívares no es más que otro de los tantos recordatorios que en la cuna de Libertadores el partido de gobierno juega a la destrucción así como a vender al país, dejando de lado a esa palabra que siempre usaban llamada soberanía. Una palabra que gusta a unos cuando se trata de dar un discurso y esperar el aplauso fácil.

 

See Your Space Cowboy

Anuncios

Una tarjeta de crédito sin mucho uso.

Cambiando un poco los temas que usualmente escribo en esta sección del humilde rincón que llevo desde hace rato y que ha estado cambiando y que me parece que esos cambios lo han hecho totalmente diferente a como era en sus comienzos; pero en todo eso, hay una de mis pertenencias que no ha tenido la misma suerte, mi primera tarjeta de crédito. Si, honestamente no sé si esta cosa mal llamada artículo vaya a llegar a tener alrededor de mil palabras.

No recuerdo el año en que esa tarjeta de crédito llegó a mis manos, pero lo extraño de todo el asunto es que buena parte de muchas cosas que he tenido han cambio, pero el límite de crédito de esa tarjeta pues a duras penas ha subido. De hecho, no hace mucho me tocó renovarla, ya que estaba vencida pero el límite de crédito seguía siendo el mismo. Quizás sea por el hecho que como el uso que le doy es bastante limitado, en vista de la siguiente pregunta ¿Qué me puedo comprar con dos mil bolívares?

Si, ese es el límite de la mentada tarjeta, en días pasados era una cifra considerable y era una que usaba de forma medianamente recurrente. Rayos, si mi memoria no me falla la última vez que la usé fue para comprar una pizza de tamaño mediano y unos helados. Ahora, simplemente no puedo comprar nada así de simple. Claro, tengo otra tarjeta de crédito con un límite mayor, pero no voy a negar el hecho que tengo rato sin usar mi primera tarjeta de crédito.

Y ¿A qué se debe eso? Quizás en parte al hecho que no la uso regularmente,  aunque eso deriva de otra pregunta en vista que ¿Qué puedo comprar con ese límite de crédito? Y de paso ¿Qué local tiene alguna de sus limitadas mercancías a un precio que pueda pagar con mi tarjeta de crédito y de paso con precios que pueda pagar con la misma?  Pero al otro lado del espectro encontramos el hecho que la moneda nacional simplemente no vale nada; al ser constantemente impresa cual panfleto, su valor se pierde y le sumamos el hecho que los mismos venezolanos no le tenemos mucho aprecio, en vista que no podemos comprar mucho con la misma y que ni vale las risas que le pueden causar si la saco en alguna aduana en el exterior.

Pero no se puede esperar mucho de la cuna de libertadores y de quienes manejan todo lo referente a la política monetaria, que en realidad no es otra cosa que imprimir dinero fiduciario desesperadamente mientras el burócrata de turno hace lo que le da gana con el ingreso en dólares. Ya sabe, todos somos iguales, pero hay unos más iguales que otros y dudo mucho que el sueño húmedo de Marx, la eliminación de la moneda como medio de pago, se vaya a dar aquí en el trópico y más en esta nueva utopía obrera. Una que, seguramente, unos no se van a animar mucho en venir o que sobrevivan todo el asunto de llegar al aeropuerto internacional y ver que buena parte de sus pertenencias van a estar perdidas al abrir la maleta. Todo en nombre de una ideología “más justa” que en realidad es un completo fracaso y que condenó a este país y a mi tarjeta de crédito a un mero chiste.

La moneda nacional pierde valor, por mucho que unos digan todo lo contrario. Por muchos que unos digan que no hay crisis en la cuna de libertadores por el mero hecho que los centros comerciales aún hay gente en los mismo y que aún hay gente gastando dinero en los juegos de azar ¿Eso es señal de un país próspero? Yo digo que no, en un país próspero, una tarjeta de dos mil doscientas unidades de la moneda local te puede alcanzar para algo, así sea para la entrada del cine o para invertir ese dinero en algo como en una impresora nueva.

No por nada, a pesar de que es una inversión sumamente pesada (al menos personalmente creo) sale mejor arriesgarlo todo por estas nuevas monedas y métodos de pago, en un país en el cual la moneda de uso (forzoso) no es más que un chiste incluso para los nacionales. Claro, existe el riesgo que para un eso sea un crimen, pero nunca van a admitir los propios; pero es una alternativa a la precaria situación en la que estamos. El futuro es ahora, por mucho que unos quieran obligarnos a vivir en el pasado; mientras ellos disfrutan las mieles de una prosperidad mal adquirida.

No sé cómo estará el negocio de las empresas dedicadas a los juegos de azar, pero creo que deben tener el mismo panorama de las demás empresas medianamente serias del país, plenamente en el abismo. Y ¿saben a qué se debió su auge?  Al mero hecho que como las entradas de dinero tradicionales (sueldos, salarios y honorarios) simplemente son agua y sal,  el asunto es que esos “gordos” premios de esos que anuncia la lotería son demasiado suculentos como para dejarlos pasar; al costo que no van a ganarlos sin importar cuanto vayan a gastar en esas apuestas. Aunque también hay unos cuantos que siguen creyendo que mientras lo arriba expuesto y que el hecho que la gente no ha perdido el gusto de seguir bebiendo alcohol, no por el hecho de un exceso de dinero. Sino para escapar de una realidad que no les es muy agradable en lidiar.

Quiero creer que en algún momento, el límite de crédito de esa moneda el banco emisor lo puede aumentar o en su defecto, pues que sirva de algo en esos días cuando las nubes oscuras ya no se encuentren en el firmamento y mi loco delirio de trabajar por mi cuenta (mejor conocido como libre ejercicio) sea una fuente decente de ingresos que me sirvan de algo. Pero bueno, seguramente esos días pueden estar más cercas de lo que quiero creer aunque para que lleguen van a ser todo un proceso.

¿Qué opino de las elecciones de Alcaldes y la nueva oposición?

Ya fueron las mentadas regionales y las opiniones siguen dando de qué hablar, de hecho no es para menos ya que los contados gobernadores elegidos algunos fueron juramentados por el otro fraude que montó la mal llamada revolución; para unos es doblarse para no partirse, pero la realidad es otra. Se hace evidente que esos mentados diálogos estaban causando algo más que problemas internos y el anuncio de los comicios que le dan título a este mar de letras estaba en la lista.

El escenario en cuestión no cambia si la mal llamada oposición cubre con su manto todas las alcaldías del país ¿Qué podemos esperar de ellos? Posiblemente unos cuantos se van a doblar para no romperse, el saludo al dictador para asegurar que van a seguir siendo medianamente relevantes en el juego político criollo; pero dudo mucho que el problema de fondo lo van a atender. Aparte de lo anterior dicho, van a tener que medirse nuevamente con el engendro que ellos mismos han estado alimentando, la abstención, en esta oportunidad una que si tendrá un apoyo más contundente.

Creo que hay otro grupo de jugadores en el tablero, unos que han estado agazapados, es la creciente idea que han estado conversando unos que es la nueva agrupación o coalición de una nueva oposición con unas ideas diferentes. Y es algo realmente que aplaudo, en vista que era una medida que se debía tomar, ya que el socialismo no se combate con ideas similares (socialdemocracia), ya que lo mejor es vender otras ideas. Las del libre mercado y las que realmente han hecho prosperar a la humanidad.

Creo que ese engendro llamado abstención, al menos para unos, está dando un mensaje y uno que ambas partes no están queriendo entender. Hemos llegado al peor de los puntos como sociedad y no creo que votar sea una de las soluciones para salir de la situación actual en la que vive la cuna de los libertadores. En criollo, la gente se cansó de todo el juego político actual que castiga a todos por igual.

Hemos visto que ese asunto del voto castigo y todo lo referente a votar usando las emociones y no la idea ya han llegado a su último kilómetro y la carretera ya no tiene más para dónde agarrar, además ¿De qué va a servir cambiarle los colores a las alcaldías si eventualmente se van a doblegar ante los delirios del partido de gobierno?  Eso es lo que puede pasar, les guste o no a unos cuantos.  Si acaba de pasar con cargos mucho más importantes, no esperen mucho de esos cargos que dentro de nada van a estar mantenidas por el mismo partido de gobierno.

Lo que se está conociendo, en un lado del espectro político, como una nueva etapa en la convivencia nacional no es más que unas cuantas palabras bonitas para decir aduladores con otro color. Se olvidaron de lo que se estableció con el mentado plebiscito y todo lo que esa mentada consulta estaba proponiendo, quizás buscando que sus ideas “pudieran subir cerros” o su defecto, pues ver si pueden recuperar espacios en los medios de comunicación.

Es irrelevante salir a votar en este panorama, seamos honestos en eso, mientras la situación se encuentre tan comprometida como están ahora. Es decir, con todos los poderes públicos al servicio de la dictadura y pueden manipular los resultados de cualquier elección a su antojo, la solución no se encuentra en el conteo de los votos, así de simple; pero me alegra saber que hay gente en esta cosa que aún no es nación está comprendiendo que la salida no va a ser por la vía pacífica.

Aunque debo agregar que ¿Hay una opción para todo lo que está por llegar? Cada uno tiene una opción para afrontar lo que sucede en la cuna de libertadores y su condición de dictadura, ya que no importa el hecho que cuantas veces se “celebren” elecciones o de cuantos puestos en la burocracia pierdan unos y ganen otros, el problema de fondo no lo van a solucionar. Si, el problema de la economía es uno muy serio, pero nos estamos olvidando de la otra parte del problema y es que estamos en uno que implica a la sociedad.

Y ambos problemas no se van a solucionar por el hecho que las alcaldías, en el caso que nos atañe, vayan a cambiar de color dentro de poco; dudo mucho que vayan a hacer lo que realmente se necesita hacer para enmendar un poco las cosas, bajar los impuestos nacionales, eliminar los regionales, moderar el gasto público  y dejar de imprimir dinero cual panfleto. Si bien, alrededor de mil palabras no es suficiente para expandir toda esta idea, creo que me toca hacerlo. Parece que  nadie de la cúpula política tanto del partido de gobierno como el de la difunta Mesa de la Unidad vaya a tener la valentía en tomar esas ideas que mencioné.

Lo cierto es que si bien parece que el apoyo internacional (así como la presión) tienen en Venezuela un tema del que hablar, es decir unos ya no se sienten tan orgullosos en comentar que apoyan al gobierno como lo hacían en antaño. Los comentarios encontrados, tanto dentro de la cuna de libertadores como afuera, los resultados de las regionales así como el anterior delirio (la ANC) han puesto en tela de juicio todo lo que hay detrás así como todo lo referente a la actuación de la Mesa de la Unidad. No es para menos, los pactos a los que los cuestionables diálogos han llegado demuestran que no quieren enmendar la situación para el resto de los habitantes.

Notablemente, muchos están vendiendo bien la idea que es necesario darle sepultura a la Mesa de la Unidad con la esperanza de que el tercer asalto en la contienda pueda ser muy diferente a lo que se había visto anteriormente. Eso sí, no debemos olvidar que una rata arrinconada puede morder y más sabiendo que no tiene otra opción que buscar quedarse en el país, tal como lo han hecho sus mentores. Las elecciones de alcalde son básicamente eso.

 

See Your Space Cowboy

En ese sentido, debo comentar.

Si, nuevamente me siento a escribir un mar de letras sobre varios temas y tengo que comentar que me sentí tentado en abrir nuevamente la tribuna del amargado en vista que se llevaron a cabo dos pequeños sucesos que si podría darme material con el cual podría llenar mil palabras. Pero quiero mejor hacer unos comentarios al respecto, ya que sólo juntando esos dos sale mejor ya que quiero creer que sale mejor esperar a ver qué pasa en ese mundillo para el año próximo. Si, me pareció extraño que nuevamente uno de los últimos artículos que hice sobre el Magno evento friki venezolano ha estado levantando algunos números en las estadísticas de visita. Ciertamente es un tema que da para algo de que escribir pero bueno, también es uno que plantea una serie de buenas preguntas que, seguramente, sólo yo me hago y que no es otra cosa que una mera casualidad medianamente recurrente.

Se escribió en su momento mucho al respecto de los responsables del primer evento friki en la cuna de libertadores, así como sobre de sus respectivos responsables. Creo que difícilmente pueda agregar algo a un tema del que ya se dijo todo lo que se debía decir al respecto. Se ha estado hablando de un regreso, tema que también se sepultó por parte de la Inquisición que prefiere hablar de otras cosas; lo cierto es que desde hace rato algunos nos olvidamos del hecho de volver a tener el Magno evento en nuestra querida ciudad. Eso sí, no hay que olvidar el hecho que el mundillo se renovó y que muchos no han querido comprender ese cambio, si no lo hicieron en el momento cuando estaban en el trono muy difícilmente van a comprender eso ahora, que no son más que una nota en la historia friki nacional, el momento histórico lo dejaron pasar y difícilmente van a conseguir apoyo en algún rincón del país actualmente.

Las aventuras del rubio ninja llegaron a la programación de un canal regional, pero es la versión censurada y con un doblaje que causa risa y algo de ganas de vomitar; seguramente la emisión de esa serie está dejando indiferente a muchos, no es por nada, ya que esa misma serie la dieron en el canal llamado CN y con el mismo fin. Lo que me sorprende es el hecho que aún existe una fuerte ley de censura, unos canales pueden escapar levemente de la misma. Quizás sea por el hecho que  al ser canales con un perfil tan bajo pueden salirse con la suya, a pesar que son solo canales regionales, si los nacionales están graves los regionales peor.

Cambiando de tercios, creo que ya podemos decir que las cosas se han ido a peor vía en esta mal llamada República, cuando un usuario de la red social llamada Youtube no tiene pudor alguno de considerar el mejor juez para los políticos venezolanos que están con la idea de una nueva agrupación para hacerle oposición al régimen ¿Quién es ese ser y que propiedad tiene para considerar que es el indicado para decir que político es el menos malo para depositar nuestra confianza? Más que todo considerando el hecho que sus técnicas de debate dejan mucho que desear.

No todos los usuarios de la mencionada red social son unos patanes, pero lo cierto es que hay un patrón que se repite entre muchos de ellos. La fama se les subió a la azotea y, al menos personalmente, creo que un usuario de esa red social muestre de forma circense su anhelo de tener la banda presidencial es de risa. Digo, se hace evidente que los libros que han hecho han estado haciendo no es más que un fenómeno que responde a una estrategia de mercadeo; pero en lo que se refiere a calidad literaria pues la cosa es otra.

Creo que para cambiar un escenario al que podemos comparar con un circo, no es muy inteligente crear otro; seguramente la propuesta que está surgiendo pueda terminar en eso, pero también debemos considerar que peor que la anterior no lo puede hacer y eso es decir mucho; pero si ese personaje le gusta tanto debatir, vamos a ver si quiere uno conmigo. Aunque lo dudo, ya que su objetivo son otros y no alguien como yo.

La perspectiva del último tema que quiero abordar es una extraña. Y ¿Qué debemos esperar de la cuna de Libertadores por lo que queda de año? Digo, creo que el gobierno tiene mucho que superar para el año que se acerca y deben hacer algo para cerrar con lo que ha sido, el año en el cual se ha hecho otra afirmación de la condición de la revolución venezolana. Ciertamente estos momentos la historia demuestra lo que ya se sabía, esto es un desastre.

Yo quiero saber que otros blogs van a tener su cambio editorial o que otros cambios van a tener que implementar para tener unos buenos números en visitas. Dudo que el formato de los blogs vaya a apagarse ya que parece que el fenómeno que comenté arriba parece que ya está aburriendo a muchos. De hecho, esa red social comienza a tener los mismos problemas que la caja boba, la programación, lo peor de un medio llegó al otro y las tendencias parecen cambiar con la llegada de nuevos usuarios y de nueva audiencia; los programas de chismes llegaron para quedarse en lo que una vez fue una plataforma donde la gente compartía sus primeros pasos en hacer videos.

Yo deseo que esta cosa pueda llegar a las trescientas mil visitas, aunque ese camino se va acortando poco a poco y he estado pensando en retomar algunas secciones mientras se me ocurre algo medianamente decente para ver si con eso puedo regresar la tribuna del amargado en un nuevo esplendor. Pero lo último lo dudo, quizás un cambio más importante sea lo necesario, también debí comentar que ando pensando en agregar otro colaborador al sitio, mientras me pongo a pensar que rayos puedo agregar de nuevo.

Carta Abierta a unos y a otros

Antes de comenzar, debo aclarar una cosa y es ¿A quiénes me refiero con unos y otros?  A todos esos que decidieron votar, unos, así como los que no, otros, ya que todos tenemos vela en este funeral el cual debería tener ya un final así como el hecho que hay muchas ideas que deberían considerar entender. Con todo eso dicho, me toca comenzar aunque también debo agregar que está carta va ir para largo, tengo que completar unas mil palabras para sentirme bien aunque sé que difícilmente se la vayan a leer completamente.

Hayas votado o no, tus papeles van a mantener una palabra llamada venezolano. De la noche para la mañana eso no va a cambiar y culpar a unos por no haber ejercido su derecho es, ciertamente, nada inteligente; pero ¿Se acuerdan a quienes nos enfrentamos? Tienen todo el poder en las manos, se confirma lo evidente, esto es una dictadura. Lo peor del asunto es el hecho que el que lleva la banda presidencial en varias ocasiones se ha llamado a si mismo dictador y que lo hace en nombre no del «pueblo» sino de la camarilla a la que representa.

Ahora la presión internacional sobre el gobierno va disminuir, por mucho que no nos agrade la idea así como el hecho que la coalición política mal llamada oposición tiene rato muerta y no son los mejores en esto de colocar candidatos en los diferentes estados del país. En el caso que me corresponde, el Estado Aragua, el candidato ganador por parte de la Mesa de la Unidad Democrática dejó mucho que desear y ni hablemos del ahora ganador del Estado Carabobo.

Parece que mientras el candidato parezca más paciente de un hospital psiquiátrico, es un noble representante de la clase trabajadora venezolana. Y yo me pregunto ¿Puede un señor que tiene vehículos blindados o que disfruta de las mieles de formar parte de la nomenclatura comprender al obrero? Mi respuesta es que no, así de simple. Si en su momento, ni Marx y su compinche no lo hacían no hay que esperar mucho de sus seguidores actuales. Es que esto de ser revolucionario se tiene que hacer con la barriga llena y tener el suficiente dinero para no sólo comprarse esas ediciones más recientes de El Capital sino también toda la mercancía derivada de la iconografía revolucionaria, el discurso de un lado pero negando la realidad en otro; parece que eso siempre ha sido una constante histórica de gente que se cree muy inteligente pero se le sale el glamour cuando se le pregunta cómo va a funcionar el socialismo en su país, pero cuando se implementa y fracasa, no era verdadero socialismo.

Pero quiero que tanto unos como otros entiendan que la suerte ya había sido echada así como la cuestionable elecciones de sus candidatos iba a causar este resultado. Pueden decir lo que quieran sobre sus parámetros de quienes deberían votar en el país así como hacer un recordatorio sobre la historia del voto en la Cuna de Libertadores, creo que es tiempo de comprender que está gente va a salir como llegaron. Honestamente, es una idea bastante fuerte de entender pero es al panorama al que nos han llevado; una vez que han disfrutado de las mieles del poder, difícilmente van a querer dejarlo.

Mientras el gobierno tenga a sus esbirros en los puntos claves, la situación no va a cambiar y no importa cuántos voceros use la mal llamada oposición para pedir votos mientras ellos tampoco comprendan que sus errores les ha costado el apoyo de la gente vamos a vernos igual. A esta altura del campeonato, el eje principal del diálogo debería ser ¿Cuándo se van ambas partes del país? La propuesta que manejaba la mesa de la unidad no era plenamente abierta a cambiar la página, sino que iba a mantener muchas de las políticas ya dejadas por el gobierno; en criollo, los temas de fondo como los controles en la economía nacional tenían en mente dejarlos y cambiar el color. Eso no es un cambio para mejor, es una cortina de humo y muy mal hecha.

Tanto unos como otros deben comprender que elegir al menos malo es lo que nos llevó a este abismo, que mientras el juego siga estando lleno de trampas no va a darse un cambio significativo en el panorama y que al limitarse la libertad económica de cada ciudadano no vamos a ningún lado. Hay que demandar que se limiten los impuestos, ya que nos ahorcan, hay que demandar que el gasto público sea moderado y que el gobierno sea nacional o regional se limite a las funciones de seguridad y justicia ya que todo lo demás, la sociedad con la acción humana puede hacerlo.

Pero tanto al gobierno como a su oposición no les conviene que existan ciudadanos libres, ya que de esa forma no hay como controlarlos y de paso ¿Cómo lo controlas para sacar votos? Es un asunto complicado además que el discurso populista no tiene como instaurar al próximo faraón; honestamente no sé qué tanto puede ascender la cifra de muertos así como los años de retraso que hay en la cuna de Libertadores, pero seguramente es una cifra que nos podría dejar la mandíbula en el suelo.

La relación entre Estado y población la cual siempre ha parecido una de esas en donde una parte le pega a la otra y otra lo soporta en nombre del amor y patriotismo más barato. Si es válido agregar el comentario de que es una relación estilo las sombras de Grey en lo abusiva; pero quiero creer que unos y otros quieren que esto deba cambiar ya que ¿Hasta cuándo va a durar todo esto? Unos dicen que aún falta llevar golpes, ya que una buena parte de la población nacional simplemente está contenta o conforme con todo lo que le dan; todo en nombre del pueblo y en las ideas fracasadas que allá donde las implementaron, sólo lo que dejaron fue miseria y hambre.

Pensamientos extendidos sobre mi propuesta de país.

Seguramente el título de este (intento de) artículo se puede quedar corto, también está la posibilidad de que las presentes líneas están llegando un poco tarde. Pero eso es lo bueno de los pensamientos extendidos, ya que pueden llegar tarde y que sirven para agregar algo adicional a ese asunto, creo que es tiempo de abandonar las ideas de los colectivistas y las del gendarme necesario ya que, como es evidente, hemos visto toda la extensión del daño que nos han causado no solo como nación; sino también a nivel personal.

Y la pregunta ¿Cuál sería la mejor opción con respecto a la diplomacia que debe tomar la cuna de Libertadores cuando la pesadilla revolucionaria se concluya? Pues, es una pregunta que es importante responder. Primeramente hay que mencionar que la diplomacia de un tiempo para acá no ha sido la mejor, el cuento de invasiones y guerras imaginarias es de lo peor; de hecho, es una clara demostración de lo que no se debe hacer en ese tema y que si bien no son los pioneros en ese asunto, parece que el actual gobierno es el alumno destacado y que aprendió muy bien las lecciones de hacerse la víctima de una conspiración en su contra, mientras que fronteras adentro las víctimas somos los ciudadanos de a pie .

Pero, creo que la diplomacia que debería tomar en el futuro la cuna de Libertadores, también debería ser la que debería tomar el resto de los países. La no intervención en asuntos de otros países, unos llaman eso como aislacionismo, pero yo creo que el nombre más idóneo es la no intervención.

Debo reiterar una pregunta ¿Cuánto nos cuesta como nación esos ejercicios militares? De hecho, podemos tener miles de opiniones a favor y en contra de esos ejercicios en vista que el delirio del gobierno actual lo hace con un fin bastante evidente. Mantenerse en el poder, ya que si somos honestos, si bien es cierto que la economía de Venezuela no es la mejor del mundo, es poco inteligente gastar dinero en una campaña para sembrar miedo en los habitantes que no están de acuerdo con las ideas revolucionarias.

El cuento de Pedro y el lobo es el más acertado para describir el comportamiento del gobierno venezolano, pero el que está por llegar debería tomar como ejemplo la diplomacia de Suiza y dejar de usar las armas para alcanzar la paz. Si a todo eso, le sumamos que se llega más lejos usando el comercio para crear lazos con otros países, se hace evidente el camino que se debe tomar.

Ahora bien ¿Qué tenemos que hacer? Primeramente hay que tener la casa en orden. Eso quiere decir que el Gobierno se limite a todo lo que he expresado en las líneas previas a las que estas sirven como pensamientos extendidos; ya que con el comercio se busca que las ambas partes involucradas se ayuden sin necesidad de un tercero usando la coacción.

Si bien la no intervención en asuntos ajenos suena a algo demasiado distante y que se se olvida de la libertad de expresión, creo que es todo lo contrario. Hay que garantizar que la gente pueda expresar sus opiniones sobre ese tema tan delicado, pero ya sabemos quién debe no debe ser ese encargado de mantener esa garantía y que eso sea algo de la sociedad civil. Ya que no es inteligente ni mucho menos algo digno de una sociedad mantener el silencio mientras otro grupo de personas son atacadas.

Ahora con todo este asunto de proteger el territorio nacional, mientras sea la diplomacia de no agredir ni intervenir difícilmente se puede dar el hecho que vengan a atacar; pero creo que cada quién debe estar armado para proteger no sólo a su familia, sino también a sus propiedades. Además que con el dinero que se gasta en los actuales ejercicios militares, se podría invertir en algo mucho más productivo, como en la reducción del gasto público.

Opino que la Venezuela que está por llegar no van a ser necesarios los cuerpos de seguridad llamados ejército y la Guardia Nacional, así como buena parte de las ramificaciones que existen de la policía. Si hay un ciclo que se debe cerrar es el de abusos que han infligido en los ciudadanos así como los privilegios que estos uniformados han conseguido no por su buen comportamiento.

Dudo mucho que convertirse en un uniformado sea la mejor alternativa que puede tomar una persona no sólo en la Venezuela que tenemos, sino en la que está por llegar. Lo que hay que asegurar es que ese muchacho que a duras penas sobrevivió al sistema educativo, tenga las herramientas necesarias para entrar al mercado laboral sin necesidad de renunciar a su individualismo, por tres comidas diarias y sentido pertenencia que sirve como hilos en una marioneta.

¿Cuántas vidas serían diferentes cuando se entienda que la violencia tanto dentro como fuera de las fronteras de un país lo que hace es prolongar una pelea? Buenos ejemplos de eso hay por montones al sol de hoy y dudo mucho que sea algo que algunos, dentro de las fronteras de Venezuela, quieran que se mantenga. Estamos perdiendo ya sea por el éxodo o por las balas a gente que podría tener unas excelentes ideas con las cuales el predicamento en el que estamos metidos podría ser un trecho corto.

Por eso la idea del gendarme necesario debe ser desechada para buscar la idea que se necesitan miles de empresarios, esos que lo arriesgan todo para no solo buscar su lucro personal, sino también ofrecer una oportunidad de empleo a sus vecinos así como bienes y servicios que ayuden a afrontar las dificultades de la vida cotidiana. Pero bueno, estamos en un momento bastante complicado y en lo que unos llaman, el episodio más oscuro de la historia venezolana y la verdad es que comparto la visión, así como en muchos aspectos también comparto cierto pesimismo ya que este problema es mucho más profundo de lo que parece.

Por eso, es tiempo de comprender que empresarios y trabajadores no son entes que se encuentran en conflicto. Ambos comparten problemas y deberían comprender que si juntos hacen entender que necesitan bajos impuesto, ya que de esa forma pueden invertir en sus empresas y empleados, que pueden tener el dinero suficiente como para mandar a sus hijos a una buena escuela, que con una moneda fuerte pueden ahorrar lo suficiente como para mejorar su vida cotidiana e incluso convertirse en un futuro empresario que compita con quien antes fuese su jefe. Y que decida la gente (el mercado) que decida a cuales de los dos va a apoyar comprando sus productos o usar sus servicios.

 

See Your Space Cowboy

 

Justo cuando crees que cerraste todo y más comentarios.

A los días de darle un cierre temporal a la tribuna del amargado me enteré de la ¿Cancelación? De la nueva convención que, seguramente para unos, va a ser la que ocupará el trono. A raíz de eso, pensé en hacer una especie de pensamientos extendidos no sólo sobre el tema del cierre temporal, sino también de la ¿Cancelación? Pero tal idea fue descartada, en vista que no iba a poder llenar mil palabras con tales premisas. Ya la misma gente hizo lo propio y creo que el trono se va a quedar vacío por un buen rato.

Hace diez años comencé a escribir aquí, otro asunto que me enteré tarde y que la gente de WordPress me hizo llegar unas palabras de alienloo. De verdad, creo que tampoco es para tanto ya que blogs más populares o jóvenes tienen un mejor desempeño que el mío así como es notorio el hecho que los cambios por los que ha pasado responden más a ideas personales. Pero aquí seguiré hasta quien sabe cuando. Aunque no fui el único en plantear cambios serios, ya que la página web del mundo friki que tenía nombre de organización criminal del país del sushi ha hecho lo propio, en vista que la cuna de Libertadores se les quedó pequeña.

Parece que la frase que reza renovarse o morir no es del todo errada y considerando que el mundo friki venezolano no es precisamente el más receptivo, era de esperar que decidieran poner los ojos en otras latitudes. Basta con leer las opiniones de un friki venezolano y ya te das una idea del resto; básicamente es una especie de mente colmena que si bien está constantemente en proceso de renovación numérica, parece que ha visto días mejores.

Los cambios editoriales le han servido a unos para renovar su estilo y acercarse a un público nuevo, mientras otros con los cambios puntuales mejoran a un paso más lento pero seguro. Pero ¿Qué hay de aquellos que no lo han hecho? Esperar que la polémica de tocar ciertas ampollas van a repercutir en visitas y en comentarios como lo hacían en días pasados, ya no es buena estrategia y menos ahora. Eso sí, en algún momento la gente se cansa de todo los conflictos.

También pensé en hacer un artículo sobre las quejas que tienen unos sobre el cambio que se está haciendo en la red social de vídeos llamada Youtube y como, en sus palabras, parece una nueva versión de la prensa rosa y todo lo relacionado con el mundo de los chismes entre los usuarios de renombre. Después del tema de estos seres dedicado a escribir libros, no hay mucho que decir en vista que muchos de esos personajes reconocidos viven de las reproducciones de sus vídeos y no nos hagamos los tontos, los vídeos que mejor repercusión tienen son los vídeos polémicos.

Me atrevo a decir que todos esos dramas, insultos, respuestas ácidas son un teatro elaborado a espaldas de los «seguidores» y todos los comentarios sobre la rigidez que ahora impuso la mencionada red social para monetizar los vídeos, y todo el polvo que eso levantó, me da a pensar que mi idea no es del todo errada. Si, básicamente todo esos asuntos que huelen a personal para mi tienen más que ver con la lucha libre y el morbo que con algo medianamente serio.  Así que tiene mucho de cierto decir, que la comunidad que se formó en esa red social es tóxica y que es la responsable que la misma sólo sea una copia al carbón de la caja idiota.

Y llegó el momento de escribir sobre los payasos del circo político, al parecer ya se este hablando de las mentadas elecciones regionales y el lema de unos es «no hay que perder espacios». Y yo no dejó de preguntarme ¿Cuáles espacios? Tanto unos como otros tienen que ver como van a hacer para sortear al engendro que ellos mismos han alimentado, ese monstruo llamado abstencionismo. Quizás no sea la mejor opción, pero tal como está el horizonte ya uno no sabe que opción puede ser la mejor; no voy a negar que me voy a extender en ese asunto en una próxima ocasión, pero quiero sembrar algo de suspenso cuando ese día llegue.

Quizás todo ese asunto sea una consecuencia de las famosas sanciones que llegan desde la Casa Blanca y las más recientes acciones que ha tomado ese singular gobierno con respecto a la Cuna de Libertadores y las travesuras que han estado haciendo sus dirigentes revolucionarios alrededor de no sólo territorio estadounidense, sino también mundial. Todo parece indicar que la temporada de las vacas flacas va a seguir por un buen rato y que los precios de la única mercancía que tiene que ofrecer Venezuela, el oro negro, no va a subir de precio en una buena temporada. Y es algo que ya da señales de tener consecuencias, ya que ni la gasolina se está produciendo en territorio criollo y las famosas cajas de comida no está llena de productos hechos en esta tierra de gracia.

No por nada al petróleo le llaman el excremento del diablo y no es algo más, al menos en el caso venezolano, uno de esos recursos naturales que lejos de ayudar al crecimiento económico de la cuna de Libertadores en un serio problema. En vista que unos lo usan como argumento recurrente en el tema que más les gusta, la invasión militar del gigante del norte, ya que con eso pueden justificar todas sus acciones así como usar palabrería sin sentido sobre resistencia y soberanía. Y para los que siempre hablan de ecología y como el capitalismo está matando el planeta, al sol de hoy no hay responsable alguno en relación a los desastres que ha hecho la empresa pública petrolera venezolana ¿No que ahora el petróleo es del pueblo? Digo, lo que es de todos a la final no es de nadie. Ya hemos visto lo que hace una empresa que no sólo es pública sino que desvía sus esfuerzos para algo que poco o nada tiene que ver con extraer petróleo y refinarlo.

 

See Your Space Cowboy