And we are the law here

Archivo de la etiqueta: desastre

Si, nuevamente me siento a escribir un mar de letras sobre varios temas y tengo que comentar que me sentí tentado en abrir nuevamente la tribuna del amargado en vista que se llevaron a cabo dos pequeños sucesos que si podría darme material con el cual podría llenar mil palabras. Pero quiero mejor hacer unos comentarios al respecto, ya que sólo juntando esos dos sale mejor ya que quiero creer que sale mejor esperar a ver qué pasa en ese mundillo para el año próximo. Si, me pareció extraño que nuevamente uno de los últimos artículos que hice sobre el Magno evento friki venezolano ha estado levantando algunos números en las estadísticas de visita. Ciertamente es un tema que da para algo de que escribir pero bueno, también es uno que plantea una serie de buenas preguntas que, seguramente, sólo yo me hago y que no es otra cosa que una mera casualidad medianamente recurrente.

Se escribió en su momento mucho al respecto de los responsables del primer evento friki en la cuna de libertadores, así como sobre de sus respectivos responsables. Creo que difícilmente pueda agregar algo a un tema del que ya se dijo todo lo que se debía decir al respecto. Se ha estado hablando de un regreso, tema que también se sepultó por parte de la Inquisición que prefiere hablar de otras cosas; lo cierto es que desde hace rato algunos nos olvidamos del hecho de volver a tener el Magno evento en nuestra querida ciudad. Eso sí, no hay que olvidar el hecho que el mundillo se renovó y que muchos no han querido comprender ese cambio, si no lo hicieron en el momento cuando estaban en el trono muy difícilmente van a comprender eso ahora, que no son más que una nota en la historia friki nacional, el momento histórico lo dejaron pasar y difícilmente van a conseguir apoyo en algún rincón del país actualmente.

Las aventuras del rubio ninja llegaron a la programación de un canal regional, pero es la versión censurada y con un doblaje que causa risa y algo de ganas de vomitar; seguramente la emisión de esa serie está dejando indiferente a muchos, no es por nada, ya que esa misma serie la dieron en el canal llamado CN y con el mismo fin. Lo que me sorprende es el hecho que aún existe una fuerte ley de censura, unos canales pueden escapar levemente de la misma. Quizás sea por el hecho que  al ser canales con un perfil tan bajo pueden salirse con la suya, a pesar que son solo canales regionales, si los nacionales están graves los regionales peor.

Cambiando de tercios, creo que ya podemos decir que las cosas se han ido a peor vía en esta mal llamada República, cuando un usuario de la red social llamada Youtube no tiene pudor alguno de considerar el mejor juez para los políticos venezolanos que están con la idea de una nueva agrupación para hacerle oposición al régimen ¿Quién es ese ser y que propiedad tiene para considerar que es el indicado para decir que político es el menos malo para depositar nuestra confianza? Más que todo considerando el hecho que sus técnicas de debate dejan mucho que desear.

No todos los usuarios de la mencionada red social son unos patanes, pero lo cierto es que hay un patrón que se repite entre muchos de ellos. La fama se les subió a la azotea y, al menos personalmente, creo que un usuario de esa red social muestre de forma circense su anhelo de tener la banda presidencial es de risa. Digo, se hace evidente que los libros que han hecho han estado haciendo no es más que un fenómeno que responde a una estrategia de mercadeo; pero en lo que se refiere a calidad literaria pues la cosa es otra.

Creo que para cambiar un escenario al que podemos comparar con un circo, no es muy inteligente crear otro; seguramente la propuesta que está surgiendo pueda terminar en eso, pero también debemos considerar que peor que la anterior no lo puede hacer y eso es decir mucho; pero si ese personaje le gusta tanto debatir, vamos a ver si quiere uno conmigo. Aunque lo dudo, ya que su objetivo son otros y no alguien como yo.

La perspectiva del último tema que quiero abordar es una extraña. Y ¿Qué debemos esperar de la cuna de Libertadores por lo que queda de año? Digo, creo que el gobierno tiene mucho que superar para el año que se acerca y deben hacer algo para cerrar con lo que ha sido, el año en el cual se ha hecho otra afirmación de la condición de la revolución venezolana. Ciertamente estos momentos la historia demuestra lo que ya se sabía, esto es un desastre.

Yo quiero saber que otros blogs van a tener su cambio editorial o que otros cambios van a tener que implementar para tener unos buenos números en visitas. Dudo que el formato de los blogs vaya a apagarse ya que parece que el fenómeno que comenté arriba parece que ya está aburriendo a muchos. De hecho, esa red social comienza a tener los mismos problemas que la caja boba, la programación, lo peor de un medio llegó al otro y las tendencias parecen cambiar con la llegada de nuevos usuarios y de nueva audiencia; los programas de chismes llegaron para quedarse en lo que una vez fue una plataforma donde la gente compartía sus primeros pasos en hacer videos.

Yo deseo que esta cosa pueda llegar a las trescientas mil visitas, aunque ese camino se va acortando poco a poco y he estado pensando en retomar algunas secciones mientras se me ocurre algo medianamente decente para ver si con eso puedo regresar la tribuna del amargado en un nuevo esplendor. Pero lo último lo dudo, quizás un cambio más importante sea lo necesario, también debí comentar que ando pensando en agregar otro colaborador al sitio, mientras me pongo a pensar que rayos puedo agregar de nuevo.

Anuncios

Antes de comenzar, debo aclarar una cosa y es ¿A quiénes me refiero con unos y otros?  A todos esos que decidieron votar, unos, así como los que no, otros, ya que todos tenemos vela en este funeral el cual debería tener ya un final así como el hecho que hay muchas ideas que deberían considerar entender. Con todo eso dicho, me toca comenzar aunque también debo agregar que está carta va ir para largo, tengo que completar unas mil palabras para sentirme bien aunque sé que difícilmente se la vayan a leer completamente.

Hayas votado o no, tus papeles van a mantener una palabra llamada venezolano. De la noche para la mañana eso no va a cambiar y culpar a unos por no haber ejercido su derecho es, ciertamente, nada inteligente; pero ¿Se acuerdan a quienes nos enfrentamos? Tienen todo el poder en las manos, se confirma lo evidente, esto es una dictadura. Lo peor del asunto es el hecho que el que lleva la banda presidencial en varias ocasiones se ha llamado a si mismo dictador y que lo hace en nombre no del «pueblo» sino de la camarilla a la que representa.

Ahora la presión internacional sobre el gobierno va disminuir, por mucho que no nos agrade la idea así como el hecho que la coalición política mal llamada oposición tiene rato muerta y no son los mejores en esto de colocar candidatos en los diferentes estados del país. En el caso que me corresponde, el Estado Aragua, el candidato ganador por parte de la Mesa de la Unidad Democrática dejó mucho que desear y ni hablemos del ahora ganador del Estado Carabobo.

Parece que mientras el candidato parezca más paciente de un hospital psiquiátrico, es un noble representante de la clase trabajadora venezolana. Y yo me pregunto ¿Puede un señor que tiene vehículos blindados o que disfruta de las mieles de formar parte de la nomenclatura comprender al obrero? Mi respuesta es que no, así de simple. Si en su momento, ni Marx y su compinche no lo hacían no hay que esperar mucho de sus seguidores actuales. Es que esto de ser revolucionario se tiene que hacer con la barriga llena y tener el suficiente dinero para no sólo comprarse esas ediciones más recientes de El Capital sino también toda la mercancía derivada de la iconografía revolucionaria, el discurso de un lado pero negando la realidad en otro; parece que eso siempre ha sido una constante histórica de gente que se cree muy inteligente pero se le sale el glamour cuando se le pregunta cómo va a funcionar el socialismo en su país, pero cuando se implementa y fracasa, no era verdadero socialismo.

Pero quiero que tanto unos como otros entiendan que la suerte ya había sido echada así como la cuestionable elecciones de sus candidatos iba a causar este resultado. Pueden decir lo que quieran sobre sus parámetros de quienes deberían votar en el país así como hacer un recordatorio sobre la historia del voto en la Cuna de Libertadores, creo que es tiempo de comprender que está gente va a salir como llegaron. Honestamente, es una idea bastante fuerte de entender pero es al panorama al que nos han llevado; una vez que han disfrutado de las mieles del poder, difícilmente van a querer dejarlo.

Mientras el gobierno tenga a sus esbirros en los puntos claves, la situación no va a cambiar y no importa cuántos voceros use la mal llamada oposición para pedir votos mientras ellos tampoco comprendan que sus errores les ha costado el apoyo de la gente vamos a vernos igual. A esta altura del campeonato, el eje principal del diálogo debería ser ¿Cuándo se van ambas partes del país? La propuesta que manejaba la mesa de la unidad no era plenamente abierta a cambiar la página, sino que iba a mantener muchas de las políticas ya dejadas por el gobierno; en criollo, los temas de fondo como los controles en la economía nacional tenían en mente dejarlos y cambiar el color. Eso no es un cambio para mejor, es una cortina de humo y muy mal hecha.

Tanto unos como otros deben comprender que elegir al menos malo es lo que nos llevó a este abismo, que mientras el juego siga estando lleno de trampas no va a darse un cambio significativo en el panorama y que al limitarse la libertad económica de cada ciudadano no vamos a ningún lado. Hay que demandar que se limiten los impuestos, ya que nos ahorcan, hay que demandar que el gasto público sea moderado y que el gobierno sea nacional o regional se limite a las funciones de seguridad y justicia ya que todo lo demás, la sociedad con la acción humana puede hacerlo.

Pero tanto al gobierno como a su oposición no les conviene que existan ciudadanos libres, ya que de esa forma no hay como controlarlos y de paso ¿Cómo lo controlas para sacar votos? Es un asunto complicado además que el discurso populista no tiene como instaurar al próximo faraón; honestamente no sé qué tanto puede ascender la cifra de muertos así como los años de retraso que hay en la cuna de Libertadores, pero seguramente es una cifra que nos podría dejar la mandíbula en el suelo.

La relación entre Estado y población la cual siempre ha parecido una de esas en donde una parte le pega a la otra y otra lo soporta en nombre del amor y patriotismo más barato. Si es válido agregar el comentario de que es una relación estilo las sombras de Grey en lo abusiva; pero quiero creer que unos y otros quieren que esto deba cambiar ya que ¿Hasta cuándo va a durar todo esto? Unos dicen que aún falta llevar golpes, ya que una buena parte de la población nacional simplemente está contenta o conforme con todo lo que le dan; todo en nombre del pueblo y en las ideas fracasadas que allá donde las implementaron, sólo lo que dejaron fue miseria y hambre.


Seguramente el título de este (intento de) artículo se puede quedar corto, también está la posibilidad de que las presentes líneas están llegando un poco tarde. Pero eso es lo bueno de los pensamientos extendidos, ya que pueden llegar tarde y que sirven para agregar algo adicional a ese asunto, creo que es tiempo de abandonar las ideas de los colectivistas y las del gendarme necesario ya que, como es evidente, hemos visto toda la extensión del daño que nos han causado no solo como nación; sino también a nivel personal.

Y la pregunta ¿Cuál sería la mejor opción con respecto a la diplomacia que debe tomar la cuna de Libertadores cuando la pesadilla revolucionaria se concluya? Pues, es una pregunta que es importante responder. Primeramente hay que mencionar que la diplomacia de un tiempo para acá no ha sido la mejor, el cuento de invasiones y guerras imaginarias es de lo peor; de hecho, es una clara demostración de lo que no se debe hacer en ese tema y que si bien no son los pioneros en ese asunto, parece que el actual gobierno es el alumno destacado y que aprendió muy bien las lecciones de hacerse la víctima de una conspiración en su contra, mientras que fronteras adentro las víctimas somos los ciudadanos de a pie .

Pero, creo que la diplomacia que debería tomar en el futuro la cuna de Libertadores, también debería ser la que debería tomar el resto de los países. La no intervención en asuntos de otros países, unos llaman eso como aislacionismo, pero yo creo que el nombre más idóneo es la no intervención.

Debo reiterar una pregunta ¿Cuánto nos cuesta como nación esos ejercicios militares? De hecho, podemos tener miles de opiniones a favor y en contra de esos ejercicios en vista que el delirio del gobierno actual lo hace con un fin bastante evidente. Mantenerse en el poder, ya que si somos honestos, si bien es cierto que la economía de Venezuela no es la mejor del mundo, es poco inteligente gastar dinero en una campaña para sembrar miedo en los habitantes que no están de acuerdo con las ideas revolucionarias.

El cuento de Pedro y el lobo es el más acertado para describir el comportamiento del gobierno venezolano, pero el que está por llegar debería tomar como ejemplo la diplomacia de Suiza y dejar de usar las armas para alcanzar la paz. Si a todo eso, le sumamos que se llega más lejos usando el comercio para crear lazos con otros países, se hace evidente el camino que se debe tomar.

Ahora bien ¿Qué tenemos que hacer? Primeramente hay que tener la casa en orden. Eso quiere decir que el Gobierno se limite a todo lo que he expresado en las líneas previas a las que estas sirven como pensamientos extendidos; ya que con el comercio se busca que las ambas partes involucradas se ayuden sin necesidad de un tercero usando la coacción.

Si bien la no intervención en asuntos ajenos suena a algo demasiado distante y que se se olvida de la libertad de expresión, creo que es todo lo contrario. Hay que garantizar que la gente pueda expresar sus opiniones sobre ese tema tan delicado, pero ya sabemos quién debe no debe ser ese encargado de mantener esa garantía y que eso sea algo de la sociedad civil. Ya que no es inteligente ni mucho menos algo digno de una sociedad mantener el silencio mientras otro grupo de personas son atacadas.

Ahora con todo este asunto de proteger el territorio nacional, mientras sea la diplomacia de no agredir ni intervenir difícilmente se puede dar el hecho que vengan a atacar; pero creo que cada quién debe estar armado para proteger no sólo a su familia, sino también a sus propiedades. Además que con el dinero que se gasta en los actuales ejercicios militares, se podría invertir en algo mucho más productivo, como en la reducción del gasto público.

Opino que la Venezuela que está por llegar no van a ser necesarios los cuerpos de seguridad llamados ejército y la Guardia Nacional, así como buena parte de las ramificaciones que existen de la policía. Si hay un ciclo que se debe cerrar es el de abusos que han infligido en los ciudadanos así como los privilegios que estos uniformados han conseguido no por su buen comportamiento.

Dudo mucho que convertirse en un uniformado sea la mejor alternativa que puede tomar una persona no sólo en la Venezuela que tenemos, sino en la que está por llegar. Lo que hay que asegurar es que ese muchacho que a duras penas sobrevivió al sistema educativo, tenga las herramientas necesarias para entrar al mercado laboral sin necesidad de renunciar a su individualismo, por tres comidas diarias y sentido pertenencia que sirve como hilos en una marioneta.

¿Cuántas vidas serían diferentes cuando se entienda que la violencia tanto dentro como fuera de las fronteras de un país lo que hace es prolongar una pelea? Buenos ejemplos de eso hay por montones al sol de hoy y dudo mucho que sea algo que algunos, dentro de las fronteras de Venezuela, quieran que se mantenga. Estamos perdiendo ya sea por el éxodo o por las balas a gente que podría tener unas excelentes ideas con las cuales el predicamento en el que estamos metidos podría ser un trecho corto.

Por eso la idea del gendarme necesario debe ser desechada para buscar la idea que se necesitan miles de empresarios, esos que lo arriesgan todo para no solo buscar su lucro personal, sino también ofrecer una oportunidad de empleo a sus vecinos así como bienes y servicios que ayuden a afrontar las dificultades de la vida cotidiana. Pero bueno, estamos en un momento bastante complicado y en lo que unos llaman, el episodio más oscuro de la historia venezolana y la verdad es que comparto la visión, así como en muchos aspectos también comparto cierto pesimismo ya que este problema es mucho más profundo de lo que parece.

Por eso, es tiempo de comprender que empresarios y trabajadores no son entes que se encuentran en conflicto. Ambos comparten problemas y deberían comprender que si juntos hacen entender que necesitan bajos impuesto, ya que de esa forma pueden invertir en sus empresas y empleados, que pueden tener el dinero suficiente como para mandar a sus hijos a una buena escuela, que con una moneda fuerte pueden ahorrar lo suficiente como para mejorar su vida cotidiana e incluso convertirse en un futuro empresario que compita con quien antes fuese su jefe. Y que decida la gente (el mercado) que decida a cuales de los dos va a apoyar comprando sus productos o usar sus servicios.

 

See Your Space Cowboy

 


A los días de darle un cierre temporal a la tribuna del amargado me enteré de la ¿Cancelación? De la nueva convención que, seguramente para unos, va a ser la que ocupará el trono. A raíz de eso, pensé en hacer una especie de pensamientos extendidos no sólo sobre el tema del cierre temporal, sino también de la ¿Cancelación? Pero tal idea fue descartada, en vista que no iba a poder llenar mil palabras con tales premisas. Ya la misma gente hizo lo propio y creo que el trono se va a quedar vacío por un buen rato.

Hace diez años comencé a escribir aquí, otro asunto que me enteré tarde y que la gente de WordPress me hizo llegar unas palabras de alienloo. De verdad, creo que tampoco es para tanto ya que blogs más populares o jóvenes tienen un mejor desempeño que el mío así como es notorio el hecho que los cambios por los que ha pasado responden más a ideas personales. Pero aquí seguiré hasta quien sabe cuando. Aunque no fui el único en plantear cambios serios, ya que la página web del mundo friki que tenía nombre de organización criminal del país del sushi ha hecho lo propio, en vista que la cuna de Libertadores se les quedó pequeña.

Parece que la frase que reza renovarse o morir no es del todo errada y considerando que el mundo friki venezolano no es precisamente el más receptivo, era de esperar que decidieran poner los ojos en otras latitudes. Basta con leer las opiniones de un friki venezolano y ya te das una idea del resto; básicamente es una especie de mente colmena que si bien está constantemente en proceso de renovación numérica, parece que ha visto días mejores.

Los cambios editoriales le han servido a unos para renovar su estilo y acercarse a un público nuevo, mientras otros con los cambios puntuales mejoran a un paso más lento pero seguro. Pero ¿Qué hay de aquellos que no lo han hecho? Esperar que la polémica de tocar ciertas ampollas van a repercutir en visitas y en comentarios como lo hacían en días pasados, ya no es buena estrategia y menos ahora. Eso sí, en algún momento la gente se cansa de todo los conflictos.

También pensé en hacer un artículo sobre las quejas que tienen unos sobre el cambio que se está haciendo en la red social de vídeos llamada Youtube y como, en sus palabras, parece una nueva versión de la prensa rosa y todo lo relacionado con el mundo de los chismes entre los usuarios de renombre. Después del tema de estos seres dedicado a escribir libros, no hay mucho que decir en vista que muchos de esos personajes reconocidos viven de las reproducciones de sus vídeos y no nos hagamos los tontos, los vídeos que mejor repercusión tienen son los vídeos polémicos.

Me atrevo a decir que todos esos dramas, insultos, respuestas ácidas son un teatro elaborado a espaldas de los «seguidores» y todos los comentarios sobre la rigidez que ahora impuso la mencionada red social para monetizar los vídeos, y todo el polvo que eso levantó, me da a pensar que mi idea no es del todo errada. Si, básicamente todo esos asuntos que huelen a personal para mi tienen más que ver con la lucha libre y el morbo que con algo medianamente serio.  Así que tiene mucho de cierto decir, que la comunidad que se formó en esa red social es tóxica y que es la responsable que la misma sólo sea una copia al carbón de la caja idiota.

Y llegó el momento de escribir sobre los payasos del circo político, al parecer ya se este hablando de las mentadas elecciones regionales y el lema de unos es «no hay que perder espacios». Y yo no dejó de preguntarme ¿Cuáles espacios? Tanto unos como otros tienen que ver como van a hacer para sortear al engendro que ellos mismos han alimentado, ese monstruo llamado abstencionismo. Quizás no sea la mejor opción, pero tal como está el horizonte ya uno no sabe que opción puede ser la mejor; no voy a negar que me voy a extender en ese asunto en una próxima ocasión, pero quiero sembrar algo de suspenso cuando ese día llegue.

Quizás todo ese asunto sea una consecuencia de las famosas sanciones que llegan desde la Casa Blanca y las más recientes acciones que ha tomado ese singular gobierno con respecto a la Cuna de Libertadores y las travesuras que han estado haciendo sus dirigentes revolucionarios alrededor de no sólo territorio estadounidense, sino también mundial. Todo parece indicar que la temporada de las vacas flacas va a seguir por un buen rato y que los precios de la única mercancía que tiene que ofrecer Venezuela, el oro negro, no va a subir de precio en una buena temporada. Y es algo que ya da señales de tener consecuencias, ya que ni la gasolina se está produciendo en territorio criollo y las famosas cajas de comida no está llena de productos hechos en esta tierra de gracia.

No por nada al petróleo le llaman el excremento del diablo y no es algo más, al menos en el caso venezolano, uno de esos recursos naturales que lejos de ayudar al crecimiento económico de la cuna de Libertadores en un serio problema. En vista que unos lo usan como argumento recurrente en el tema que más les gusta, la invasión militar del gigante del norte, ya que con eso pueden justificar todas sus acciones así como usar palabrería sin sentido sobre resistencia y soberanía. Y para los que siempre hablan de ecología y como el capitalismo está matando el planeta, al sol de hoy no hay responsable alguno en relación a los desastres que ha hecho la empresa pública petrolera venezolana ¿No que ahora el petróleo es del pueblo? Digo, lo que es de todos a la final no es de nadie. Ya hemos visto lo que hace una empresa que no sólo es pública sino que desvía sus esfuerzos para algo que poco o nada tiene que ver con extraer petróleo y refinarlo.

 

See Your Space Cowboy


Originalmente estas líneas iban a ser un comentario intermedio, en vista que tengo tiempo sin hacer uno de esos. Pero este funeral llega tarde y es ahora que nos damos cuenta, honestamente hay muchas bajas en la cuna de libertadores y se acumulan a un ritmo atroz y entre los que destacan entre las tumbas es la famosa Cuarta República. Sus asesinos, los mismos que la crearon, aunque para muchos, había nacido muerta.

No es una práctica nueva en Venezuela enterrar las Repúblicas así como sus marcos legales, de hecho esa es una de las muchas debilidades de nuestra sociedad, si es que se le puede llamar así, nos gusta ver las Repúblicas y sus constituciones como elemento que la única forma de renovación es con la sangre de unos y otros. La mal llamada segunda independencia le colocó dinamita a los restos de un país que no pedía más que Libertad.  Lo grotesco de este tema es que lo hicieron en nombre del pueblo, son demasiado descarados en hacer eso en el propio.

Trato de buscar algo medianamente positivo en todo esto, así como en los últimos sucesos políticos, pero no veo el panorama completo; quizás por la decepción que tengo, por el hambre que cargo o por el hecho que el futuro de muchos para unos es equivalente a una caja de comida que apenas dura meses.

¿Te sientes tan mal con tu propia vida que quieres que alguien más la controle? Si es por ti bien, pero no me metas en ese juego; quizás no quieres asumir la responsabilidad por tus acciones, pero me parece deplorable que quieras que terceros sean quienes deben pagar esos platos rotos. El nuevo escenario para el circo político está puesto, todo gracias a ti que quieres depender de un subsidio; no te quejes el día cuando tus propios hijos sean quienes te delaten con el gran hermano en el futuro cercano.

Quiero creer que a partir de ahora, los contados que queremos algo diferente vamos a pelear o sumarnos al asunto del éxodo venezolano. Con una mal llamada oposición que recibió una estocada fatal y que vuelven a estar encerrados personajes como Leopoldo López y Antonio Ledesma.

Cualquier cosa que uno haga a modo de pasatiempo se ha convertido en un lujo, para unos es demasiado importante el asunto de “volver a las raíces” pero a la fuerza. Si bien todo indica que la mejor opción es combatir desde las sombras, el panorama tampoco está bueno para eso. Los panfletos los rompen los esbirros, protestar si bien es un derecho, es exponerse a algo peor.

No se puede construir un país en el cual un tirano está a sus anchas y los valores andan al revés. Cuando ser estudiante es sinónimo de burgués y un criminal es de pueblo libre, algo anda muy mal en esa sociedad que prefiere el conflicto a comportarse bien.

Se completó la transacción, nos guste o no eso, quizás el valor del oro negro en el mercado internacional no es el más alto pero ya está empeñado a China y Rusia, la soberanía de Venezuela no es más que un chiste para alegrar a unos que romper el comercio es lo mejor que se puede hacer en este mundo. Esto es ir más lento con la esperanza de alcanzar a los más rápidos en algún momento de la carrera. Se hace evidente que esa forma de pensar no es correcta, tampoco es que tenga mucho sentido ya que para alcanzar a los que van rápido, debes acelerar, no quedarte inmóvil.

Sale batallar así sea por inercia y en automático, con tal ya no se puede empeorar el panorama más de lo que ya está aunque, conociendo el Gobierno de Venezuela, pues va a buscar una forma de seguir cayendo y decayendo. Seguramente ahora tendremos al Poliedro de Caracas constantemente repleto de personas que apoyan la revolución, tal como se evidenció el treinta y uno de julio en palabras de un famoso vocero revolucionario que se creé el caudillo del Rock nacional, elegido por obra y gracia de su Majestad el difunto Comediante Fiambre Cósmico.

La República ha muerto, tenía rato así y no nos queríamos comprender incluso los que no tenemos las mejores palabras acerca de este desastre estamos en el cortejo fúnebre. Somos unos novatos en temas de éxodo y diáspora, los judíos nos podrían dar clases al respecto. Pero seguramente unos no van a querer esas clases y seguir comportándose como lo hacían en la cuna de libertadores; donde el futuro de la población está, irónicamente, a la venta en nombre del socialismo. Pero el capitalismo es malo, ya que trabajar por tu cuenta o ayudar a otro es opresión, nadie entiende mejor el padecimiento de los obreros que un burócrata clase media que engorda cuando el resto de la gente baja de peso. Y es que la revolución se difunde mientras el revolucionario tenga con que comer, de lo contrario no hay revolución; lo demás son cuentos chinos que quieren vender.

Gracias camaradas, esos que votaron por el fraude, confirmaron que la razón no les va a llegar tanto como un discurso de odio, mientras ese discurso tenga las palabras pueblo, anti imperialismo, soberanía y patria ustedes lo compraran. A esa gente le comprendo que compren ese discurso, pero a los euro comunistas, me cuesta entender su posición; que sabroso es defender algo que no sucede en tu país y ni loco te mudas a ese paraíso que tanto defienden, cuando hay dinero para comprar apoyo; cuando el caballo ganador ya no es el mismo, salen con la confiable de que eso era falso socialismo.

Ha muerto otra República con su constitución, otro episodio en esta obra de un país tropical que no ha entendido muy bien esto de ser independiente, libre y soberano. Y con el funeral, que va a pasar sin pena ni gloria va a seguir el hambre, desespero y clamor de un cambio. Pero, uno que debe comenzar por la gente.

 

See Your Space Cowboy

 


Se ha escrito y hablado mucho del principal problema que tiene la economía venezolana y es su dependencia del petróleo. Incluso en el ¿Gobierno? Actual el tema ha sido puesto sobre la mesa en varias ocasiones, pero por mucho que se hable del mismo, no hay una solución concreta a tan tóxica relación.

Pueden hablar mucho de guerras imaginarias y de los apellidos que quieren ponerle a la soberanía, pero mientras un país no tenga como producir su propia comida no puede considerarse ni soberano ni mucho menos independiente. Es así de simple, lo interesante del tema es que unos hablan de regresar a las raíces, lo cierto es que no tenemos muchas raíces ya que somos un país producto del mestizaje y buscar nuestras raíces cuando deberíamos buscar en el horizonte nuestro futuro.

Los nativos venezolanos antes de la llegada de los europeos no tenían un buen estilo de vida, una precaria agricultura, constante acoso por parte de otras tribus, especialmente la llamada Caribe, así como un atraso tecnológico en comparación con otras tribus del continente ¿Creen que es buena idea regresar a esa situación?  Por mucho que me hablen de eso, la situación del país es la del retroceso y para peor.

Las sanciones comerciales al único producto que ofrece la cuna de libertadores nos pone, nuevamente, en una difícil situación. Una en la cual ya no hay chequera abultada de ceros por la venta de oro negro que pueda servir para comprar votos en algún organismo internacional; las deudas contraídas en el extranjero son tales que ya nadie quiere vender sus mercancías al país.

Y debo reiterar que el petróleo como fuente de combustible tiene los días contados. Se va a concretar el uso de nuevas fuentes de energía de un momento a otro, así que lo mejor será buscar otras fuentes de ingresos, se hace notorio que la dependencia económica tiene los mismos problemas que la dependencia emocional y más en una relación de abuso. Ya que no importa quiénes estuvieron en el gobierno de la cuna de libertadores, todos abusaron de la dependencia económica.

Siendo honestos, todo este esfuerzo no sólo llega tarde sino también que en una cuantía pobre; en criollo, pues simplemente llega como Adán en el día de las madres, perdido. En plena época de vacas flacas no es muy inteligente esperar que reduciendo la producción puede subir los precios, cuando el gobierno revolucionario se queja de eso mismo dentro de sus fronteras. Un poco de coherencia en el tema no caería nada mal.

No debo negar la importancia que ha tenido no sólo en la economía, sino también en la historia de la cuna de libertadores pero también hay que admitir, de forma adicional, que también ha sido un lastre; uno que nos condenó a tener un Estado que quiere hacer de todo, pero lo hace mal, una población que cree en el mito que esto es la Tierra Prometida pero lo que hace falta no es alguien con ideas, sino un caudillo que sepa como repartir lo que hay. Yo creo que todo esto que estamos viviendo debería servir de escarmiento por apoyar una serie de pésimas ideas, las cuales deberían ser ya descartadas.

Y para los que les encanta hablar del ecologismo, por mucho que ahora esa idea está integrada no sólo a la carta magna de la cuna de libertadores, el tema de fondo es que (como cosa rara) no se cumple. Los derrames petroleros, tragedias en refinerías y otros ataques al medio ambiente se han hecho tan recurrentes que el gobierno, ese que dice que la famosa Petróleos de Venezuela es ahora del pueblo, no ha mostrado a algún responsable por tales situaciones, de hecho Venezuela teniendo un río contaminado en la capital y que su saneamiento fue usado como campaña electoral.

En algún momento se va a concretar el cambio en la fuente de energía para la flota de vehículos y la cuna de libertadores tendrá que ver como usará el recurso llamado petróleo para no sólo salir de las deudas que tiene, sino como elemento para ver en qué debería invertir. Aunque la elección es obvia, la elección es invertir en la gente y esto se logra con bajos impuestos, bajo gasto público y dejando que el Estado se limite a las funciones de seguridad y justicia, ya que para lo demás la misma sociedad lo puede hacer con suma tranquilidad.

Invertir en la gente es asegurar que sus derechos naturales no van a ser violentados y que podrán arriesgar su dinero en cuanto proyecto así lo deseen; hay países que con pocos recursos naturales pero con ciudadanos dispuestos a todo para mejorar no sólo sus vidas, sino también las de sus vecinos, han salido del abismo. Claro, debo ser honesto, no va a ser un viaje agradable para Venezuela, salir de dos lastres como lo son la dependencia del petróleo y el caudillismo, pero hemos intentado casi todo tipo de ideas colectivistas que sale mejor intentar algo nuevo, algo que realmente funcione y que nos haga prosperar no sólo en lo económico sino también como individuos.

Quizás hay algo que se puede rescatar de la idea de regresar a las raíces, es decir, los libros de historia nos vendieron la idea que en días previos al descubrimiento del petróleo, la cuna de libertadores vivía de la agricultura; pero si vamos a tomar ese sendero, hay que hacerlo de tal forma que los que quieren dedicarse a tan noble tarea pueden tener la seguridad que nadie les va a robar o les va a poner algún control en los precios de sus productos. Así mismo, con asegurar que van a estar tranquilos en el campo, con buenas escuelas y servicios ya es suficiente. Lo demás llega por cuenta propia, que puedan invertir en un tractor nuevo para ser más eficiente en sus labores. No es una idea tan descabellada, es lo que ha hecho prosperar a otras naciones, pero ¿Qué nos pasa que no la queremos? La promesa de repartir suena mejor que la de producir.

 

See Your Space Cowboy


Hace tiempo hemos visto que, como cosa rara, nuevamente el profeta abanderado del socialismo deja un problema mayor al que quería solucionar.  Más bien, creo que la llegada de la “segunda independencia” de la cuna de libertadores y la del sucesor bigotón nos sale reflexionar un poco como sociedad. De hecho yo, quizás sea la juventud la que está hablando, creo que lo mejor es que dejemos de seguir creyendo que las ideas socialistas y socialdemócratas con un gobierno que cada vez oprime más a la sociedad.

Si queremos que este problema no se repita lo mejor es que tengamos claras algunas cosas, unas que han hecho que desde nuestros vecinos en la región y lugares tan remotos en el continente asiático han disfrutado de una buena economía. Y debo comenzar por nuestro querido amigo llamado el Gobierno, si ese engendro que se pinta como un noble arbitro en los problemas de la sociedad y que no tiene sus propios intereses.

El mejor ejemplo de eso ha sido el gobierno revolucionario de Venezuela, la máxima representación de todos los beneficios que han obtenido así como los casos de corrupción en las que están envueltos buena parte de sus funcionarios. Ciertamente buena parte de la cúpula de la nomenclatura se beneficia de esto, sino ¿Qué me dicen de esos conductores de la versión juvenil de La Hojilla? Por mucho que ahora se llamen a sí mismos como críticos al proceso, apuesto a las de perder que  tienen muchas más entradas de dinero que cualquier obrero a quienes dicen proteger.

Ya es tiempo que dejemos de lado la idea que el gobierno debe ser ese ente que, por derecho de haber nacido en una determinada zona, tiene derecho a una serie determinada de servicios, esos servicios no son gratis y de calidad como siempre van a alegar los defensores. Ya que ese dinero sale de los bolsillos de cada ciudadano y ¿Saben que es lo peor de ese asunto? Que en mucho de los casos, esos servicios no son de calidad y no son precisamente gratuitos; en muchos casos, esos servicios que pagan unos, sirven para engordar a algún burócrata haciendo un trabajo paupérrimo y que se convierten en una pesada carga para un sector de la población. Aparte de eso, servicios que dejan mucho que desear y que lo mejor sería que esos servicios sean prestados por otras personas, para buscar algo que realmente cumpla con lo que estamos buscando.

Esperamos mucho del sector privado, pero estamos acostumbrados a que ese sector público haga la cantidad de desastres que normalmente hace y no lo tomamos mal; es tiempo de cambiar la regla con la que medimos esos estándares. Si, el sector privado puede llegar a nuevos estándares, pero sería bueno (para variar) que el gobierno se deje de tonterías en buscar ciudadanos que puedan mantenerse por sí mismos y que deje de lado la multiplicación de los pobres,  para buscar cómo mantenerse.

Es tiempo, también, de buscar la forma de que el próximo gobierno se mantenga lejos de nuestros bolsillos, que nosotros somos los soberanos queremos saber que leyes están redactando, que tenemos derecho en decir “no queremos esa ley” así como derechos tan básicos como la vida y la propiedad son inviolables; un gobierno debe limitarse a dos funciones, la seguridad y la justicia, pero con un marco legal que la minoría más débil, esa llamada el individuo, tenga como defenderse de los abusos de algún burócrata.

Fue ese contexto, lo que ayudó a países en salir del abismo en donde han estado metidos por buen tiempo o en el mejor de los casos, es un contexto que los ha mantenido en los altos niveles de desarrollo económico.  Pero eso es apenas una pequeña parte del asunto, ya que para eso es necesario un buen número de ciudadanos que comprendan no solo sus derechos, sino también los deberes que tienen ante la sociedad. En términos sencillos, tus derechos terminan donde comienzan los de tu vecino.  La única forma de saber que estamos listos para vivir en libertad es irla degustando poco a poco; creo que también es tiempo de comprender que ya está bueno de darle apoyo a cuanto profeta del caos, encantadores de serpientes también conocidos como Populistas que han estado dañando a la sociedad. Si están harto de que consideren a la región como el patio de atrás de otro país, pues deben dejar de lado creer en cuentos chinos y revolucionarios gritones ¿No es difícil?

Con un gobierno limitado a cosas puntuales y cuyo norte sea mantener las reglas del juego claras, con unos ciudadanos dispuestos a arriesgarse a emprender a hacer negocios que no solo repercutirán en beneficios económicos para ese grupo, sino también para el resto de la sociedad. Con una economía sin aranceles, con impuestos bajos  y sin dinosaurios que estén buscando que promulguen leyes para protegerlos, ya que le tienen miedo a la competencia.

No dudo que superar estos problemas va a ser algo complicado, pero no es algo imposible señores. Ya hemos visto las consecuencias que trae una de las peores tradiciones en la cultura venezolana, esa detestable idea que se necesita un líder para enmendar cuanto problema hay en la sociedad. Por muchos que unos hablen de orden, no es más que cantos de sirena, debemos comprender que para que esto sea una nación de verdad, se necesitan ideas y ciudadanos. Debemos dejar de lado eso que se use el término pueblo, ya que ese es el combustible de los charlatanes que dicen que solucionaran todo y a la final empeoran la situación.

Necesitamos más ciudadanos y menos gobierno, más iniciativa y menos imposición. Así de simple, aunque debo admitir que si bien es algo simple, es una noción que es un tanto extraña, pero no por ellos una de las ideas que quiero no solo venderles a ustedes, sino que analicen. Nos estamos quedando atrás en todo lo que es el desarrollo de las ideas y su fuerte influencia en la sociedad y en la economía, son casi veinte años de atraso que debemos sortear y que los primeros años no van a ser cosa sencilla. No necesitamos más de cuentos de caminos y de castigar a esa gente que anda buscando la forma de seguir adelante sin necesidad de violentar a su vecino.

 

See Your Space Cowboy



Instituto Mises Cuba

Economy and Freedom: Tu ne cede malis, sed contra audentior ito.

Fernando Díaz Villanueva

Política | Economía | Historia

El Criticón

Opinión de cine y música

Neuronaliberal

«El estado es la gran ficción por la cual todo el mundo busca vivir a costa de todos los demás.»

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

Series Ciencia Ficción

Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en TV

El liberal escandalizado

Escritos indignados y otras cosas

Punto de Vista Economico

"There is only one difference between a bad economist and a good one: the bad economist confines himself to the visible effect; the good economist takes into account both the effect that can be seen and those effects that must be foreseen." Frederic Bastiat

Death Detective Blog

Una pequeña cueva de reunión friki

Tomos y Grapas

Tu sitio de Cómics!

Caribe Libertario

La voz de la Libertad, desde el Caribe para el Mundo

Comic Play

Hablamos de tus intereses sin censura

Tomos y Grapas

Tu programa de Cómics

El Blog de Martín |x|

Notas, lecturas, apuntes e intereses...

Quiero ser presidenta

Politóloga y administradora publica en formación/UNAM/Pro la mujer/DDHH/Desarrollo sustentable/Seguridad pública.

Minerva de Terralba

Just a gal and her dreams

Logos Podcast

Pensamientos, Cyberpunk y Tecnología.

Cautivos de un Sistema

Just another WordPress.com site

El Mundo de Shiku

THE WordPress.com weblog

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

ComicCriticon

ComicCriticon es un Blog de criticas y valoraciones sobre cómic y manga

Historias Siniestras

Escritores, Cuentos y Poemas Macabros

David Gaughran

Let's Get Digital

Vegeta Rukawa's Corner

Un blog sobre... no sé, lo que se me ocurra escribir ^^

Western Corner

Dos Pistoleros, un blog y muchas opiniones

Komic's Custodies Klub's Weblog

Viaja entre Universos

Todo y nada

Welcome to my world

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

The pfff blog

Nuestra misión en la tierra es descubrir nuestro propio camino. Nunca seremos felices si vivimos un tipo de vida ideado por otra persona.