Hablemos un poco sobre ser guerrero del teclado.

El primer comentario intermedio llega, en lo que considero, el mejor de los momentos. No es un secreto para los que vivimos en la cuna de libertadores que ambos bandos del bipartidismo político han usado el término guerrero del teclado a modo de descalificativo para personas que prefieren las palabras a formar parte de una masa sin orientación.

Considero que la pluma es más poderosa que la espada, pero la herida que abre es a largo plazo, es decir, sus resultados posiblemente no los vas a llegar a ver, pero estoy más que seguro que esa persona a la que llegaste con tus palabras poco a poco puede que cambie; considero que el trabajo de las personas que no creemos ni el socialismo del siglo XXI (que es el mismo que el original, no nos hagamos los tontos) y su variante llamada socialdemocracia poco o nada quieren que pienses como individuo.

Aunque cabe preguntarse ¿Cuántos gobiernos han hecho sucumbir esos que se suben a tarimas con micrófonos y emiten largos discursos? Pueden hacer sucumbir al gobierno de turno,  pero dudo mucho que el efecto que tengan sobre las personas que van a ese show tenga el mismo impacto que las palabras que emiten los guerreros del teclado, así que lo mejor que se puede recomendar, es tratar de llevar la fiesta en paz ya que tenemos un enemigo en común.

Hemos visto como ese pacto de la socialdemocracia ya no funciona como antes y las consecuencias que ha traído, así como también estamos viéndolas consecuencias que está trayendo a nivel mundial. Por un lado, al sur del viejo continente con un estallido de partidos de extrema izquierda o amebas políticas o de plano (pero ya en otras partes de Europa) el nacionalismo también se está levantando; irónicamente es en la cuna de libertadores donde la socialdemocracia le muestra un poco los colmillos a sus primos, aunque se hace evidente que ya no tienen la misma popularidad que antes. Siendo así, un extraño caldo de cultivo para llevar nuevas ideas a una sociedad que ha estado muy influenciada por las ideas de corte socialista en todas sus variaciones, matices y colores, les guste o no a unos admitir esa realidad tan notoria.

El primer artículo de la nueva línea editorial

Todas las ideas vienen acompañadas por consecuencia, pero las malas ideas son las que peores consecuencias traen. Hay muchos ejemplos de ello, pero quizás el mejor ejemplo de esto sea ese «tercer hecho» que sucedió durante el mes de marzo y en uno de los centros comerciales de la ciudad en donde vivo; hay miles de opiniones al respecto, los matices son tan variados que sale mejor enfocarme nuevamente en el tema.

Debemos admitir que la época en la que estamos es muy diferente, las redes sociales están cada vez más presente y la dinámica de las relaciones humanas ha cambiado; poco se escribe, las ideas se mueven gracias a los vídeos virales así como el circo romano ya tiene sangre, sino que genera visitas al vencedor de la contienda. En ese contexto, las parejas tienen hijos que, al igual que antaño, son criados por una pantalla, esta vez la del computador.

Se repite el tema de la influencia nociva del aparato en las masas, pero poco se habla de lo que queda de una familia; para la juventud de ahora «la farándula» y los minutos de fama en la red de redes es lo que se ansía. El mensaje que se llega, es igual de ridículo, la fama es lo importante. Tristemente, no es algo nuevo en la sociedad humana, sólo que ahora cualquier acto puede ser grabado en vídeo y compartido a las masas, así de simple.

See Your Space Cowboy

Sobre inflación y Venezuela

Cuando se habla del fenómeno monetario llamado inflación, parece que la cuna de libertadores parece que no sabe cómo afrontar semejante engendro. Honestamente ¿Para qué me molesto en explicar que es la inflación? Si un mamerto criollo o no, posiblemente no va a entender ese concepto y que hace de las suyas con el dinero de los venezolanos.

Cuando se comienza a imprimir dinero sin que ese dinero no se encuentra soportado por las reservas internacionales, cuando lejos de bajar los impuestos y el gasto público se aumenta y de paso todo lo referente a los productos y servicios aumentan su precio ya que no tienen como mantenerse, pues estas ante una inflación tan grande que de seguro tiene tres cifras y que por mucho que unos traten de culpar al mercado, el culpable no es otro que el Gobierno.

Lejos de servir de algo el aumento de ese porcentaje, aumenta el problema de tamaño ya que todo se encarece a un ritmo mucho más acelerado; ciertamente los socialdemócratas tienen razón en decir que el sueldo crece a un ritmo diferente al del engendro aquí tratado. Pero la mal llamada oposición tampoco tiene una buena idea para afrontar el problema, ya que también quieren usar eso para perpetuarse en base de votos entre las personas.

Pero el Gobierno venezolano actual tiene otros problemas que atender, como cosa rara no tiene nada que ver con los problemas internos tan graves que se tiene, ya que como buenos internacionalistas la revolución puede comenzar en casa pero debe terminar en el mundo. Por eso es preferible insistir en lo del mercado común del sur, ya que la cuna de libertadores pues ha tenido tiempo para adaptarse a los estándares impuestos por ese organismo así como otras travesuras menores que han dado de que hablar a nivel mundial; pero al no estar el comandante así como varios de sus amigos y los problemas que estos amigos tenían en sus casas que dejaron al bigotes pues, como no tengo otra forma de decirlo, cual novia de pueblo, vestida y alborotada.

See Your Space Cowboy

Ya no tendremos a los Estados Unidos

Posiblemente cuando estas líneas salgan a la luz ya se sabrá quién va a ser el nuevo dirigente de la Casa Blanca. Es decir que el uno de los representantes de lo peor que ha generado el sistema fuertemente bipartidista del gigante del norte ya cumplió su cometido. Pero no importa quien haya sido declarado ganador, el hecho es que el mayor perdedor de todo ese asunto no es otro que el ciudadano de aquel país.

Así que durante esa administración, vamos a ver más intervencionismo militar quien sabe en donde, así como más intervencionismo local que azotará a los ciudadanos de quien sabe de qué forma así que en pocas palabras vendrá una debacle que tendrá resonancia y ahora que recuerdo, durante la guerra de Vietnam muchos ciudadanos estadounidenses se fueron al vecino llamado Canadá.

Honestamente, apostar la libertad no es muy buena idea y más sabiendo la situación en la que está el sistema bipartidista lo mejor que se puede hacer  es buscar una opción que sea sensata y que no vaya a convertirse en un dolor al momento de que se le acabe su cuota de poder; aunque eso puede suceder en ese país, a diferencia de otros que están medianamente cerca. Gane quien gane, la lista de perdedores es enorme y no necesariamente va a ser una con diferentes nacionalidades.

¿Se van a caer los patrones de consumo del gigante del norte al igual que muchas de las innovaciones que han salido en los últimos años? La verdad, quien sabe. Pero estamos viendo la llegada, por todo lo alto, de uno de los episodios más oscuros y grotescos en la historia de ese país y que, como cosa rara, puede tener serias consecuencias y secuelas más allá del vecindario. Así que ¿Cuál es la recomendación que puedo dar? Sale mejor ir a buscar un valle en el cual esconderse.

Con toda esta situación, no me queda de otra que decirles a los estadounidenses que ¡Bienvenidos al populismo! Un club cuya membresía es eterna y como los nuevos integrantes del club, van a tener que aprender mucho de todos los integrantes, buena parte de Latinoamérica, pero hay que preguntarse una cosa ¿Qué tan válida eran las teorías de que el trompa le hablaba a cierta parte de la población del gigante del norte que estaba descontenta y olvidada? Creo que el resultado es más que evidente y se hace verdad tal teoría, aunque si bien es el inicio de unos de los episodios más grotescos y oscuros en la historia de ese país, formando parte de esa larga tendencia que ha estado ocurriendo de apoyar extrañas tendencias (el caso de Inglaterra y su salida de la Unión Europea) a las que nadie aseguraba ser un caballo ganador.

Si bien es cierto que no debo preocuparme, ya que eso sucedió bien lejos de donde vivo, el caso es que nos debería preocupar a todos por igual; estamos hablando de una persona que va a estar a cargo del país que marca la tendencia económica del mundo, nos guste o no esa realidad, hablamos de la social democracia más grande del mundo (por mucho que digan que es lo mejor del capitalismo encarnado) así como el hecho que cualquier desastre que sucede allí va a tener repercusiones a nivel mundial.

Aunque siendo honesto, tampoco creo que vaya a ser un desastre de las proporciones que nos imaginamos que ese señor puede hacer, va a ser un atraso en muchos temas pendientes así como temas necesarios, así de sencillo;  si bien hay que tenerle miedo al panorama, ya que buena parte del senado estadounidense está en manos del trompa, así como otras instancias del poder público que quedan en manos de republicanos; el caso es que se puede usar la fractura que ha hecho el nuevo residente de la Casa Blanca para tratar de frenar sus locos planes.  Claro, es una faceta demasiado optimista con una falla enorme en su planteamiento, pero la fractura sigue presente y para algo hay que usarla además que no hay que dudar de lo que pueden hacer los republicanos que no apoyaron al trompa.

Si todo el panorama no es una señal clara de que el bipartidismo no funciona como hacía y que la gente votante de esa nación es en buena parte responsable de la falla, de que alternativas a los dos partidos no sean otra cosa que un chiste o que deban conformarse con menos o en su defecto, convertirse en el blanco de los medios de comunicación y vender sus ideas como imposibles; muchas de las propuestas que ambas partes tenían que ofrecer se han implementado en la cuna de libertadores y no han dado solución y creo que el mejor ejemplo de eso es el aumento del sueldo mínimo.

Así que ¿Es válido tener miedo? Por supuesto, no es para menos, pero que esta situación sea una demostración de que apoyar la noción de votar por el menor de los males es un tanto errada y que buscar una verdadera alternativa que se adapte a la sociedad y sus demandas puede ser una opción; tratar de buscar una plataforma con la cual alejar al Estado de los asuntos de la sociedad.

See Your Space Cowboy

Unas líneas sobre el festival Suena Caracas 2016

Honestamente creo que con las presentes líneas, no voy a decir algo nuevo con todo lo que se ha dicho y escrito sobre el festival que le da título a este (intento) de artículo. Aunque considero que está de sobra alegar que  el plantel de artistas convocados son simpatizantes del gobierno actual, pero creo que deberíamos considerar que son más bien poco conocedores de predicamento en que estamos metidos, si bien puede que me encuentre ajeno al tema de quienes son los invitados ( así como a los nacionales) creo que algo deberían estar pensando o por lo menos darles remordimiento.
Estamos hablando de un gasto enorme, que es innecesario, inútil y que confirma la política de pan y circo del actual gobierno, además que plantea la pregunta ¿Qué pasó con unas declaraciones que dio uno de los voceros del gobierno diciendo que no habría elecciones por falta de dinero? Con ese dinero algo se hace para aplacar un poco la situación que ellos mismos, con sus políticas socialistas, han llevado al país a una crisis general.
No soy el tipo de personas a quien le encanta ir a conciertos, independientemente de mis gustos musicales, pero desde la llegada de la segunda independencia, han convertido en un circo todo lo referente a lo que unos consideran «cultura». Para unos, el rock pesado criollo es un género partidista, que puede venderse al mejor postor actual, el Estado, siempre alegando que como ahora si hay apoyo a ese género cuando dudo mucho que a ese ente burocrático le gusten esos acordes; para luego hacer berrinche cuando se le da más apoyo a género más adecuado a la mentalidad imperante.
Yo no me considero quién para criticar al artista que va a ir, mucho menos a los asistentes, pero creo que lo mejor es no caer en el juego y mirar el abismo en que el país está metido.  Creo que es la mejor opción, ya que con ese dinero (mal) gastado, se podría ayudar un poco a las universidades públicas, a los hospitales, escuelas y quién sabe a cuantos sectores más, que son vulnerables también a la crisis.
Esto tiene que ver más con sentido común que con un mero gusto musical personal, hay que considerar que como todo gobierno socialista, este se hace a oídos sordos de la opinión pública y extrañamente , se dice defensor de los intereses del pueblo.

¿En cuánto tiempo se podrá recuperar la cuna de libertadores?

¿Cuántos años se necesitaran para que Venezuela trate de enmendar el daño que está dejando hoy su famosa revolución? Si hay algo que queda muy claro, es que a la hora de la elección, la peor opción siempre es la aceptada, al menos en la cuna de libertadores. Y es que parece que (como dijo José José en una canción) a esta gente no le molesta las cintas blancas que se volvieron cadenas.

Posiblemente cuando estas líneas lleguen a verse, la concentración que se estaba planeando para el primero de septiembre en Caracas será otra payasada más, otra de las ideas pésimamente hechas por los social-demócratas autoproclamados como oposición y que el gobierno (y que) marxista recibirá con los brazos abiertos para seguir con esta cosa o comedia. Y con ese contexto, pues aparece la pregunta que le hace título al presente mar de letras, interrogante que me hago como venezolano y que si bien tengo la respuesta, no tengo intenciones de querer leer a los defensores revolucionarios nacionales e internacionales que  les queda a la revolución venezolana. Si existe una página llamada Aporrea, en la que claramente no hay oportunidad de que gente como yo pueda escribir; así que lo que es igual no es trampa.

Todo parece que la cuna de libertadores se convirtió en un agujero negro que se puede tragar a toda la región en caso de que la evidente caída económica se haga real y que, como cosa rara, como es el país que mantiene una larga cantidad de organismos  regionales que no me extraña que sean otros que se unan al asunto de las caídas. Pero la inestabilidad parece ser contagiosa y se hace más evidente en los aliados mientras el guerrillero de la Habana sigue balbuceando discursos que de seguro le saca unos “viva la revolución cubana” a los progres que aún existen por aquí y por allá; eso sí, tratando de hacer algo en contra de la apertura que irónicamente su propio hermano sigue adelante.  Además que considerar eso como victoria, es una tontería soberana.

Volviendo a Venezuela, considero que todo el desastre deja una semilla llamada secuela, así como otra pregunta ¿Qué vamos a hacer con los que aún creen en los cuentos revolucionarios de cartón piedra que venden canales como Venezolana de Televisión? Pero más importante ¿Cuántos años nos llevará dejar de creer que el socialismo funciona y que las ideas de Marx pueden llevarse a la realidad en el lado tropical del mundo?

En una ventana nueva Sobre el revocatorio y otros engendros

Si la postura de la «oposición» venezolana con respecto al revocatorio no confirma el hecho que no son otra cosa que la comparsa en el circo ¿Qué otra prueba necesitamos? Ya se confirmó que son socialistas al formar parte de la organización llamada Internacional Socialista, foto que se volvió viral recientemente. Es decir, ese título que le han dado de ultraderecha es falso, pocos hablaban de privatización de servicios, de respeto a la propiedad privada entre otros tópicos que, elegantemente, desvían.
Revocatorio para 2017, señores ¿Así o más claro? Le entregaron el país al peor ser que existe y le dieron la oportunidad de cambiarse un poco el sombrero y la vestimenta; pero ¿Qué se puede esperar de los social demócratas y de la centro izquierda venezolana? Por mi parte, voy a dejar de votar en los próximos comicios, no le veo sentido apoyar a esta gente para que tomen las alcaldías y gobernaciones ¿Para qué? Mandaron a la basura lo poco que se ha logrado con esas negociaciones por debajo de la mesa, así de simple.
No vengan a buscar mi apoyo y mi voto, mesa de la unidad, son tan cómplices en la situación que me da asco pensar que los apoyé el año pasado para llegar a la asamblea nacional; vergüenza deberían tener a lo mínimo, considerando lo que estamos pasando y ustedes siguen buscando apoyo, el descaro y ustedes. La idea era pedir revocatorio este año y usar las elecciones de gobernadores y alcaldes para terminar de concretar el cambio, pero de inteligencia no se gana morir, pero lo harán siendo recordados como menos de traidores.