The Beatles Help

Siguen las reseñas de la obra musical de los cuatro grandes de ese pueblo inglés llamado Liverpool, esa banda que marcó una época y que no me da pena comentar que es una de esas muchas bandas que marcaron mi vida y que al sol de hoy me inspiran a escribir, ya sean estos intentos de reseña o simplemente están de fondo mientras hago mis intentos de artículos.  Quiero intentar hacer una reseña un tanto diferente a la que siempre hago, quizás con el hecho que es una banda a la que siempre menciono o de alguna forma, creo que se hace muy notoria la influencia que ha tenido en mí.

El quinto disco de estudio de los cuatro de Liverpool salió al mercado en el año de 1965 y que muestra una madurez que se estaba gestando (a falta de una mejor palabra) desde discos anteriores, de hecho también es uno de esos discos donde salieron canciones que siempre estarán asociadas a la banda, como por ejemplo la que le da el título al mencionado disco.  Creo que escuché este disco cuando existía el tocadiscos en mi casa, ya que formaba parte de la colección de esos primeros discos que tienen mis padres; aunque insisto en el creo, ya que una cosa eran las caratulas de los mismos y otra el contenido de las mismas, ya que parece que mi difunto abuelo hizo algunos cambios en algún punto.

A todas estas, es un buen disco, la verdad pero como ando escuchando la discografía de esta gran banda de modo aleatorio y no en el orden cronológico (que es lo que debería estar haciendo) es un asunto que no se ve de forma tan plena; pero ciertamente hay una madurez en las letras, debo agregar que es un disco que me agradó más que el último que coloqué en mi teléfono relacionado con esta banda.

Van Halen 1984

El sexto disco de estudio de la legendaria banda del rock pesado californiano y que formó parte de esa etapa de la banda con el vocalista David Lee Roth que, como se vio en las reseñas de los otros discos, sirvieron para que explotara en los años ochenta. De hecho, muchas de las canciones famosas de esta banda salieron de este disco, entre ellas Panamá; canción que debo admitir con las cuales conocí la banda y que, durante el primer año cuando una amiga muy querida se fue al mencionado país, no la quería escuchar así tan seguido.

Pero no solo se limita a esa canción, ya que las otras canciones, que siguen la misma tendencia del rock pesado de aquella época a pesar que esta banda nunca se le vio usando kilos de maquillaje como otras con las que compartió escena y hasta período de tiempo, con un contenido explicito para la época y ¿Qué tal si hablamos del elefante en la habitación? Toda la disputa bizantina que causó cuando el guitarrista Eddie decidió usar el instrumento llamado sintetizador en algunas canciones de este disco.

Tema que si bien parece cosa del pasado, debo agregar que fue uno de los discos de la banda en vender ni más ni menos que diez millones de copias, solo en el mercado estadounidense;  eso sí, la banda después de esto (creo) que seguiría con su ascenso hacia la fama y creo que, fue una de las bandas que ayudó mucho a la cadena llamada MTV en crear su nombre con el apoyo de los videos musicales, elemento que eventualmente sacaron de su parrilla de programación. Creo que varias canciones de este disco fueron convertidos en videos que tuvieron  bastante reproducción y que el single del cual salió la canción que te motiva a saltar también marcó época, en aquellos días.

The Beatles A hard day´s night

El tercer disco de los cuatro de Liverpool llega finalmente a esta sección, de hecho, parece que estoy escuchando la discografía de esta legendaria banda en modo aleatorio, ya que escuchar la discografía de forma cronológica de una banda (sea cual sea) te da una idea de cómo fue creciendo y evolucionando la banda a lo largo y ancho de su historia; lo extraño de esta obra, es que según la nada cambiante WK, fue Lennon quien compuso la mayor parte de las canciones, haciendo una diferencia ya que anteriormente las canciones eran compuestas por Lennon y Sir Paul McCartney. Se me olvidaba que también hubo una especie de película  para promocionar esta obra y que parece que fue un hito muy importante que, con el paso del tiempo, parece que perdió importancia.

A todas estas ¿es un buen disco? Estamos hablando de los cuatro de Liverpool y si bien lo es, hay canciones que son tan de su época que no me terminaron de convencer plenamente, pero son también graciosas y llenas de la buena onda y alegría de la banda en aquellos inocentes días.  Quizás, al menos personalmente se ve, que esta obra fue una de las tantas que ayudó a la banda a conquistar el mercado estadounidense y que sirvió  de inspiración a bandas de la misma Albión o del gigante del norte en hacer sus propias canciones y composiciones.

Y creo que en este disco aparecen, como cosa rara, muchas de las canciones emblemáticas de esta banda y lo interesante es que también hicieron la banda sonora de la mentada película que hicieron con el nombre de este disco. Obra que, realmente, no me interesa mucho, aunque debo preguntarle al admirador más grande que conozco de esta banda si se acuerda sobre esta película, pero bueno, yo en lo personal creo que es una de esas obras musicales que se siente rara, la verdad.

Lunatica Edged of Infinity

De todo el material que me pasó un buen amigo mío (y que ahora es uno de esos tantos venezolanos que se encuentra en el exterior) estaba el tercer disco de esta banda oriunda de Suiza, si, después de muchos años de escuchar rock y sus muchos subgéneros; creo que si hay un género que si tiene ramificaciones y demás, ese es el rock pesado y si ponemos la mirada en el viejo continente, el cuento se complica bastante.

De los muchos discos que me acompañaron en ese empleo en el que estuve hasta marzo del presente año, este disco lanzado al mercado para el año de 2006 estuvo en el teléfono mientras estaba soportando lo que una vez fue un ambiente tóxico, pero bueno eso ya es otro tema. Esta banda no se le nota mucho que el inglés no es la lengua en la que habitualmente habla la banda y si bien no es la primera vez que escucho una banda de Suiza, esta es la primera que escucho de  rock pesado.

Esta obra parece ni más ni menos que un disco conceptual y que si bien se va por los tópicos del rock pesado dedicado a las batallas y demás elementos que parecen cosa del pasado o que no concuerda plenamente con el resto de las canciones y si es verdad lo que aparece en la WiKipedia sobre esta obra, estaba pensado que tuviera canciones versionadas por la banda, pero parece que a alguien de la misma no le pareció buena idea. Creo que, a pesar de todo, es un disco pero solo me alcanzó para hacer una reseña breve.

With The Beatles

Ahora me percato de una cosa, que estas últimas reseñas en esta sección parecen una especie de doble especial musical, entre los cuatro de la ciudad de Liverpool (la banda que me presentó mi padre) y Van Halen, esa banda de rock pesado a la cual vengo a escuchar con calma es ahora, ambas comparten un punto. Algo más del hecho que son parte de ese gran catálogo de bandas que vengo a escuchar recientemente  y más influencia y que están haciendo aquí una especie de competencia.

Pero de alguna forma, debo llegar a alrededor de las trescientas palabras con estos intentos de reseñas y también debo agradecer a un buen amigo, quien me pasó buena parte de los discos de los cuatro de Liverpool y creo que no importa el género o el nombre de la banda, la mejor forma de conocerla es escuchando cada uno de sus discos. Y ya que estamos en esa, este fue uno de los discos que me ayudó a superar el ambiente laboral tóxico donde me encontraba.

El segundo disco de estudios de esta banda, lanzado al mercado allá en el año de 1963, parece que fue el que movió todos los engranajes para que la banda se diera a conocer a nivel mundial, aunque con sus respectivos cambios de nombre para el mercado canadiense y el de los Estados Unidos. Pero bueno, no sé si la revista R.S lo haya metido en su conteo de los mejores quinientos mejores álbumes, llegando con el número 419 aunque tampoco creo que fue para tanto; pero bueno, yo creo que vale la pena escucharlo no solo por el mero hecho que sea uno de esos discos que marcó época (a pesar de los años que han pasado desde esos días), es también una de esas obras musicales que es un reflejo de la música de aquellos días.

Diver Down

El quinto estudio de la legendaria banda es uno de esos que antecede ese momento previo a la explosión de fama que tuvo la banda, pero otro punto interesante es que la portada es en realidad una bandera relacionada con el mundo del buceo, uno en que no tengo la menor idea; adicionalmente, me vengo a enterar que esta obra está compuesta por varias canciones que no son originales de ellos, aunque creo que eso no le resta méritos a la banda.

Y ¿Tengo algo más que decir? Bueno, no mucho, ya que es una de esas claras demostraciones de la calidad que tiene la banda, aunque lo interesante del asunto es que el paso del tiempo le cayó bien a este disco, ya que no se siente tan viejo, pero tampoco tan meloso como cualquier otra cosa que haga de las bandas del rock glamoroso que siguen dando giras por ahí. Eso sí, debo agregar el hecho que suena bastante mejor que cualquier canción de ese ruido molesto llamado música urbana del día moderno. Si bien todo lo podría dejar aquí, en vista que la (nada) confiable Wikipedia tampoco anda colaborando mucho en estos días y concretamente con la información relacionada con esta obra.

Pero bueno, a mi parecer es un disco que abre las puertas para lo que estaba por llegar a la historia de la banda, el uso de un instrumento musical que (al menos para la época) muy difícilmente se asociaba con el rock y más concretamente esa segunda ola del rock pesado nacida en la soleada california que parecía que había llegado para quedarse y que la primera ola y su marcada influencia inglesa  estaba ya de salida. Y sí, hablo del sintetizador y toda la polémica que causó en ese momento, de hecho creo que unos la mantienen al día de hoy, ya saben cómo son de intensos en algunos temas los seguidores del rock.

The Beatles Please, Please Me

El presente disco que trato de reseñar es una de esas piezas históricas de la cultura pop del mundo, ya que con este disco se marca el inicio ni más ni menos que la invasión británica que trajeron los cuatro grandes del pueblo llamado Liverpool. Extrañamente, no hay una etapa similar que se pueda repetir en la actualidad, por mucho que se hable de las redes sociales y canciones pop más apegadas a lo políticamente correcto que a pasar un buen rato. De hecho, creo que debería ser uno de los muchos discos que deben ser escuchados para entender la importancia que tiene en la historia de la música.

Pero también es una de esas obras musicales que, a mi parecer, si bien capturó muy bien el ambiente de la época en que salió al mercado, estamos hablando de 1963, pero también es (a mi parecer) una de esas obras que el paso del tiempo no le ha puesto sus manos encima, ya que la buena vibra que transmite  y si bien esta es una de esas reseñas que me trae sentimientos encontrados, tal como me pasó con uno de los discos de la banda de la dama de hierro. Y ¿A qué se debe eso? No solo al hecho que buena parte de la discografía de esta banda me la pasó un amigo quien ahora está en tierras incas, sino también al hecho que fue uno de los tantos discos que me llevaba en el teléfono para el último empleo que tuve.

Personalmente, creo que debo agregar el hecho que es una de esas obras que si bien marcó el inicio de una carrera musical de una gran banda, una de esas bandas que siempre va estar mencionada y cuyo fenómeno siempre va ser buscado como repetir pero muy difícilmente con éxito, ya que la situación histórica de aquellos días fue una muy concreta y que va a estar imposible que se repita.