El primer artículo de la nueva línea editorial

Todas las ideas vienen acompañadas por consecuencia, pero las malas ideas son las que peores consecuencias traen. Hay muchos ejemplos de ello, pero quizás el mejor ejemplo de esto sea ese «tercer hecho» que sucedió durante el mes de marzo y en uno de los centros comerciales de la ciudad en donde vivo; hay miles de opiniones al respecto, los matices son tan variados que sale mejor enfocarme nuevamente en el tema.

Debemos admitir que la época en la que estamos es muy diferente, las redes sociales están cada vez más presente y la dinámica de las relaciones humanas ha cambiado; poco se escribe, las ideas se mueven gracias a los vídeos virales así como el circo romano ya tiene sangre, sino que genera visitas al vencedor de la contienda. En ese contexto, las parejas tienen hijos que, al igual que antaño, son criados por una pantalla, esta vez la del computador.

Se repite el tema de la influencia nociva del aparato en las masas, pero poco se habla de lo que queda de una familia; para la juventud de ahora «la farándula» y los minutos de fama en la red de redes es lo que se ansía. El mensaje que se llega, es igual de ridículo, la fama es lo importante. Tristemente, no es algo nuevo en la sociedad humana, sólo que ahora cualquier acto puede ser grabado en vídeo y compartido a las masas, así de simple.

See Your Space Cowboy

Lone Wolf and Cub Vol.8

Finalmente vemos dos aspectos bien importantes y los cuales creí que no vería tan temprano. El primero de ellos es un poco de recuento sobre cómo las hostilidades entre nuestros protagonistas y sus más notorios enemigos; asunto que comenzó realmente durante las pruebas para saber quién iba a ser el nuevo verdugo personal del Shogun, prueba donde fallaron los Yagyu de forma bastante torpe. Aunque el barbudo patriarca del mismo hizo los arreglos necesarios, el lobo solitario había sellado su destino.

El otro aspecto que me pareció genial, fue el enfrentamiento entre la viuda de una de las tantas víctimas del lobo solitario. Eso, al menos a mi parecer, le hizo entender que todas sus acciones no sólo tienen consecuencias sino que está creando otro ciclo de venganzas personales con heridos, como el presente caso, poco o nada tenían que ver con el asunto en cuestión.

Espero que este tipo de giros argumentales se sigan presentando en el futuro, ya que le dan un matiz bien interesante a la obra, ya que por mucho que sean considerados unos forajidos, van a tener que verse con la destrucción que están creando a su paso y ya vimos que los puede alcanzar.

La historia del ninja ladrón es bastante buena, pero rompe un poco con la tradición de entregar buenas historias al final de cada tomo, siento que le faltó bastante aunque no es para nada olvidable. A diferencia de otras obras que para un número tan avanzado como una octava entrega ya comienza a dar señales de fatiga, aquí no hay nada de eso (al menos en el dibujo)

Triste canción del Boxeador 3

Apenas y han pasado tres meses, y yo me gusta estar en la cárcel, con solo una riña los otros reos me han dejado en paz. Fue mientras entrenaba, un tipo llamada Espartaco se me acercó y empezó a buscarme problemas.

Bastaron dos rápidos golpes, un gancho al hígado y un uppercut al mentón, mi combinación letal, para que los otros reos se mantuvieran alejados de mí.

No me desesperé por ningún momento, ya que recibía cartas de Simón, en donde me recordaba algunas cosas del boxeo, y aprovechaba en contarme las cosas que sucedían en el barrio. Lino también me escribía, me contaba cosas mas fuertes sobre lo que de verdad pasaba en el barrio, lo mal que se sentía la niña Maria y su madre, por mi ausencia.

Un día nos tocó el chequeo psicológico, todos los reos fuimos a ver a un psicólogo que visitaba con frecuencia la cárcel.

Fue mi turno de la entrevista, el doctor se llama Freddy Santana. Al verme me dijo.

—Buenas Clint, me dicen que eres boxeador. Dime el motivo de tu confinamiento aquí en este recinto.

—Buenas ¿Cómo sabe que soy boxeador? Estoy aquí debido a que un policía quiso propasarse con alguien muy cercano a mí. Y solo hice lo que cualquier persona haría, traté de solucionar el problema hablando pero el policía estaba ebrio y me supongo que ya sabe el resto de la historia.

Era la primera vez que hablaba con un psicólogo, estaba entusiasmado, casi como esperando una pelea.

—Interesante, dime una cosa ¿Es verdad que Espartaco estaba buscándote problemas desde hace tiempo?

—Si doctor ¿Habló con él?

—Si joven Clint, sabes, el también es boxeador, pero creo que esta dos categorías por encima de ti. A pesar de eso se obsesionó con la idea de la revancha. ¿Crees que hiciste lo correcto al enviarlo a la enfermería?

—Estaba buscándome problemas desde que llegué, me mantuve tranquilo por un tiempo, pero no lo aguante cuando paso lo que pasó.

—No veo el motivo para alargar esta entrevista, estas sano, no tienes problemas mentales. Solo quiero decirte que están planeando un torneo de boxeo dentro de este recinto, van a pesarlos a los que participen y todas esas cosas que hacen en boxeo. Solo quiero advertirte que te cuides por que puede que ese demente entre.

Ese mismo día le escribí a Simón, le pedí que me diera consejos para enfrentarme a los boxeadores que estaban recluidos en esta cárcel y decirme que es lo que me puede pasar. Lo peor que me puede pasar.

Regresé a mis labores en el jardín, entrenaba mis técnicas por las noches, y antes de dormir escribía las cartas que iban a Lino y a Simón.

Un oficial me informó que dentro de dos meses sería el torneo, que aproximadamente unos 50 o mas reos estarían participando, iba a pedir ayuda a  unos técnicos y entrenadores de un gimnasio de boxeo cercano.

¿Otro cambio para el blog y su línea editorial? Entre otros comentarios

No sé si con lo que voy a escribir voy a estar cayendo en la paranoia, en ese sentimiento del que alguien me sigue y quiere que me modere a la hora escribir en este pequeño rincón que administro; por un lado quiero creer que no, pero como vivo en Venezuela pues creo que lo mejor será tratar de morderme la lengua un poco, no vaya a ser que el Gran Hermano y sus esbirros quieran aplicar el último plan que tienen en mente en el único rincón que nos quedan a algunos para protestar, la red de redes.

No es la primera vez que quieren meterle mano al contenido, pero es evidencia más que notorio de los planes que tienen en mente estas personas con el país. Quizás, estaré cayendo en su juego al moderar mis comentarios así como darle un cambio a mi línea editorial (si es que se le puede llamar así a lo que hago aquí), lo mejor será salir de todos mis comentarios políticos para comenzar a hacer artículos que no molesten mucho a don Gran Hermano, quizás dedicarme a escribir cosas diferentes pero ¿Olvidarme de lo que sucede o condicionarme para evitar un mal peor? De verdad, es todo un dilema lo que ando viendo.

No recuerdo cuantos cambios lleva ya el blog, considerando que posiblemente las presentes líneas podrían verse publicadas en algún momento del mes de abril o quizás después,  pero creo que los mitos del mundo friki criollo se están cayendo pero ¿Cuánto tiempo llevan en caída? De verdad, ni yo mismo lo sé.  Posiblemente, la realidad ha llegado a ser tal que no queda de otra que la caída. Ya no generan llenos como antes, ya no hay tantas entradas vendidas como antes por mucho que algunos hablen del éxito que ha tenido una convención en algún rincón de la cuna de libertadores, todo se reduce a solamente humos y espejos.

See Your Space Cowboy

Finalizando con: Weapon X

Las reseñas intermedias se unen al especial mutante y con, ni más ni menos, uno de los más famosos de la franquicia, el canadiense llamado Logan. Uno de los personajes más famosos no solo de la Casa de las Ideas, sino que es uno de los Mutantes a que se le puede sacar mucho provecho tal cual como sucedió con la presente historia, sacada al mercado para el año de 1991 y que, a riesgo de equivocarme, es uno de esos puntos de la mitología de Logan que simplemente ya no se pueden negar, ya que forma parte de su mitología.

En sus primeros años de carrera no se sabía mucho de él, más allá de que su primera aparición fue en un número del coloso esmeralda cuando peleaba contra Wendigo en tierras canadienses; pero aquí con la escolta de Barry Windsor Smith nos relata las penurias de Logan y cómo fue que llegó al proyecto Arma X.

Creo que hubo una suerte de adaptación de esta obra en la famosa serie de los noventa, pero creo que más allá del festival de violencia, aquí vemos que Logan fue forzado a «participar» en el mencionado proyecto y tal experiencia sacó los instintos más animales del mutante, sino también de las personas que estaban involucradas en el proyecto. Aunque, lo más interesante es que no se deja claro las razones por las cuales se estaba llevando a cabo tan grotesco experimento, pero eso no fue motivo para que el proyecto se quedase sin presupuesto para que siga adelante, ya que siguió haciendo de las suyas por mucho tiempo.

Ciertamente es una de esas historias del mutante canadiense que marcaron época y que sigue siendo mencionada entre las historias para conocer  Logan así como otro elemento, toda la bajezas de las que somos capaces los humanos cuando nos dan carta blanca para tratar a otras especies y más cuando tienen algo que las diferencia de nosotros.

Sobre educación, violencia y manos atadas

Un caso de violencia escolar no pasó por debajo de la mesa, siendo ese hecho uno de los tantos artículos que salieron publicados el día doce de marzo del presente año en el periódico El Nacional. Una estudiante fue linchada por tres “compañeras”  en la capital venezolana, tristemente casos como ese hay por miles, pero fue ese el que despertó el interés del burócrata llamado ministro de educación.

No importa esto de “integrar a la comunidad en la educación” o de algo tan ridículo como “concejos comunales de profesores” o cuantas leyes redacten con el “fin” de terminar la violencia, no le han dado una solución al problema. A la final del día, ni la ley de videojuegos y juguetes bélicos, así como las modificaciones  en las reglas del sistema educativa criollo nos convirtieron en potencia; ya que como lo indicó el responsable del artículo, los estudiantes violentos se salen con la suya en vista de que los profesores no tienen como aplicar un castigo o algo que sirva, temporalmente, para aplacar el mal comportamiento.

Tristemente debo comentar que el mal  ya se hizo, los estudiantes se sienten orgullosos de ser lacras, de un pésimo desempeño académico y más reciente de grabar las peleas entre estudiantes, se viene convirtiendo en una realidad desde mis días mientras estudiaba bachillerato; donde la burla a los buenos estudiantes y las peleas eran cosa normales, era algo “normalizado” o que siempre pasaba.

La violencia en la cuna de libertadores es un problema tan serio que lleva rato cortando vidas, tanto en los salones de clase como en otros aspectos de la vida. Mao se sentiría orgulloso al ver que alguien siguió su ejemplo de la revolución cultural en los jóvenes. Pueden tildar al culpable que quieran, el asunto es que solo se harán a los oídos sordos al respecto, ya que el problema de fondo y la raíz de todo, la impunidad y el discurso de los gobernantes, nunca será puesto en tela de juicio. El pacifismo no es algo de machos  criollos o de guerreras con sus bendiciones, el discurso grosero y violento con guerras imaginarias nos está quitando población. Esperar que los responsables de la impunidad sean castigados es un sueño, mientras sus guardianes los exaltan, estamos pecando por inocentes mientras las tumbas se van amontonando.

Sobre las actualizaciones domingueras y dos mil bolívares.

Cuando estas líneas vean luz, estaré preparando mi mente para una reunión con mis compañeros de la universidad a quienes tengo un buen tiempo sin ver. Así mismo, por otro lado estaré preparando ideas a las cuales convertiré en (intentos de) artículo para esta cosa. Conjuntamente, pues la segunda línea editorial de este rincón estará dando comienzo dentro de poco, cuando termine de salir de algunos artículos que me quedan pendientes.

¿Seguiré publicando mis historias aquí? Pues, creo que es lo mejor ya que a falta de artículos con los pueda comenzar las actualizaciones, son un material que espero me sirva de algo o que le despierte el interés en algún visitante; aunque al parecer, las cosas han cambiado en estos días. Necesitas ser un usuario famoso de la red social del YouTube para poder tener acceso a las casas editoriales, las cuales te van a contactar en vista del número de suscriptores y reproducciones que tengan tus vídeos.

Así mismo, en una de las cuentas bancarias que tengo, tiene la cifra de dos mil bolívares (dos millones de los antiguos) cifra que no me alcanza para nada; aparte de eso que el nuevo “empleo” que tengo, pues no hay quince ni mucho menos último. Todo depende de vender  bienes inmueble en una economía como la venezolana; todo un desatino a mi parecer, pero tengo la fe que en algún momento (y después de haber concretado unas ventas) me llamen de algún sitio.

En estos días, leer y escribir se han convertido en una de esas actividades que me alivian la mente, ya que con estos paros de transporte así como las fallas en el servicio de electricidad, agua y más recientemente el internet  me han puesto de malas, incluso he llegado al punto de que en esas extrañas horas dentro del nuevo empleo siento que me iría mejor si estuviese en mi refugio escribiendo; aunque tarde me di cuenta que las hojas perforadas que uso para escribir se me están acabando al igual que los blocks rallados están menguando en números.

¿Qué más puedo comentar?  Ah sí, he estado pensando en volver a escribir dentro del género costumbrista, incluso pensé en lo siguiente. Juntar a todos los personajes que creé en ese género en una sola historia la cual se ambientaría en un  edificio; voy a ver si un día me animo en escribir tal idea ya que  no puede ser en comparación que otras cosas que he escrito.

See Your Space Cowboy