Pensamientos extendidos sobre mi propuesta de país.

Seguramente el título de este (intento de) artículo se puede quedar corto, también está la posibilidad de que las presentes líneas están llegando un poco tarde. Pero eso es lo bueno de los pensamientos extendidos, ya que pueden llegar tarde y que sirven para agregar algo adicional a ese asunto, creo que es tiempo de abandonar las ideas de los colectivistas y las del gendarme necesario ya que, como es evidente, hemos visto toda la extensión del daño que nos han causado no solo como nación; sino también a nivel personal.

Y la pregunta ¿Cuál sería la mejor opción con respecto a la diplomacia que debe tomar la cuna de Libertadores cuando la pesadilla revolucionaria se concluya? Pues, es una pregunta que es importante responder. Primeramente hay que mencionar que la diplomacia de un tiempo para acá no ha sido la mejor, el cuento de invasiones y guerras imaginarias es de lo peor; de hecho, es una clara demostración de lo que no se debe hacer en ese tema y que si bien no son los pioneros en ese asunto, parece que el actual gobierno es el alumno destacado y que aprendió muy bien las lecciones de hacerse la víctima de una conspiración en su contra, mientras que fronteras adentro las víctimas somos los ciudadanos de a pie .

Pero, creo que la diplomacia que debería tomar en el futuro la cuna de Libertadores, también debería ser la que debería tomar el resto de los países. La no intervención en asuntos de otros países, unos llaman eso como aislacionismo, pero yo creo que el nombre más idóneo es la no intervención.

Debo reiterar una pregunta ¿Cuánto nos cuesta como nación esos ejercicios militares? De hecho, podemos tener miles de opiniones a favor y en contra de esos ejercicios en vista que el delirio del gobierno actual lo hace con un fin bastante evidente. Mantenerse en el poder, ya que si somos honestos, si bien es cierto que la economía de Venezuela no es la mejor del mundo, es poco inteligente gastar dinero en una campaña para sembrar miedo en los habitantes que no están de acuerdo con las ideas revolucionarias.

El cuento de Pedro y el lobo es el más acertado para describir el comportamiento del gobierno venezolano, pero el que está por llegar debería tomar como ejemplo la diplomacia de Suiza y dejar de usar las armas para alcanzar la paz. Si a todo eso, le sumamos que se llega más lejos usando el comercio para crear lazos con otros países, se hace evidente el camino que se debe tomar.

Ahora bien ¿Qué tenemos que hacer? Primeramente hay que tener la casa en orden. Eso quiere decir que el Gobierno se limite a todo lo que he expresado en las líneas previas a las que estas sirven como pensamientos extendidos; ya que con el comercio se busca que las ambas partes involucradas se ayuden sin necesidad de un tercero usando la coacción.

Si bien la no intervención en asuntos ajenos suena a algo demasiado distante y que se se olvida de la libertad de expresión, creo que es todo lo contrario. Hay que garantizar que la gente pueda expresar sus opiniones sobre ese tema tan delicado, pero ya sabemos quién debe no debe ser ese encargado de mantener esa garantía y que eso sea algo de la sociedad civil. Ya que no es inteligente ni mucho menos algo digno de una sociedad mantener el silencio mientras otro grupo de personas son atacadas.

Ahora con todo este asunto de proteger el territorio nacional, mientras sea la diplomacia de no agredir ni intervenir difícilmente se puede dar el hecho que vengan a atacar; pero creo que cada quién debe estar armado para proteger no sólo a su familia, sino también a sus propiedades. Además que con el dinero que se gasta en los actuales ejercicios militares, se podría invertir en algo mucho más productivo, como en la reducción del gasto público.

Opino que la Venezuela que está por llegar no van a ser necesarios los cuerpos de seguridad llamados ejército y la Guardia Nacional, así como buena parte de las ramificaciones que existen de la policía. Si hay un ciclo que se debe cerrar es el de abusos que han infligido en los ciudadanos así como los privilegios que estos uniformados han conseguido no por su buen comportamiento.

Dudo mucho que convertirse en un uniformado sea la mejor alternativa que puede tomar una persona no sólo en la Venezuela que tenemos, sino en la que está por llegar. Lo que hay que asegurar es que ese muchacho que a duras penas sobrevivió al sistema educativo, tenga las herramientas necesarias para entrar al mercado laboral sin necesidad de renunciar a su individualismo, por tres comidas diarias y sentido pertenencia que sirve como hilos en una marioneta.

¿Cuántas vidas serían diferentes cuando se entienda que la violencia tanto dentro como fuera de las fronteras de un país lo que hace es prolongar una pelea? Buenos ejemplos de eso hay por montones al sol de hoy y dudo mucho que sea algo que algunos, dentro de las fronteras de Venezuela, quieran que se mantenga. Estamos perdiendo ya sea por el éxodo o por las balas a gente que podría tener unas excelentes ideas con las cuales el predicamento en el que estamos metidos podría ser un trecho corto.

Por eso la idea del gendarme necesario debe ser desechada para buscar la idea que se necesitan miles de empresarios, esos que lo arriesgan todo para no solo buscar su lucro personal, sino también ofrecer una oportunidad de empleo a sus vecinos así como bienes y servicios que ayuden a afrontar las dificultades de la vida cotidiana. Pero bueno, estamos en un momento bastante complicado y en lo que unos llaman, el episodio más oscuro de la historia venezolana y la verdad es que comparto la visión, así como en muchos aspectos también comparto cierto pesimismo ya que este problema es mucho más profundo de lo que parece.

Por eso, es tiempo de comprender que empresarios y trabajadores no son entes que se encuentran en conflicto. Ambos comparten problemas y deberían comprender que si juntos hacen entender que necesitan bajos impuesto, ya que de esa forma pueden invertir en sus empresas y empleados, que pueden tener el dinero suficiente como para mandar a sus hijos a una buena escuela, que con una moneda fuerte pueden ahorrar lo suficiente como para mejorar su vida cotidiana e incluso convertirse en un futuro empresario que compita con quien antes fuese su jefe. Y que decida la gente (el mercado) que decida a cuales de los dos va a apoyar comprando sus productos o usar sus servicios.

 

See Your Space Cowboy

 

Anuncios

Busou Renkin Vol. 9

 Finalmente llegó el gran conflicto y todos los promete y otros detalles son sacados a la luz. Pues resulta que el gran rival tenía no sólo un vínculo con los guerreros alquimistas, fue uno de los más respetados en un tiempo antiguo y (como era de esperar) la guerra solo le trajo dolor. Pero también vimos que la investigación que estaban llevando a cabo nuestros protagonistas tuvo sus frutos, aunque lo único malo fue saber que sólo había cura para uno de los dos engendros.

Como detalle curioso, aunque también negativo, es el hecho que la gran pelea comenzó bien, pues resultó que ese esperado enfrentamiento entre los dos Víctor apenas estaba dando comienzo en las páginas finales de esta entrega. Para complicar las cosas, pues pareciera que nuestro protagonista no le salió del todo bien su plan. Aparte de eso, la despedida que le hizo a su hermana y compañeros fue bastante fuerte, aunque también con pocas palabras. Lo que me gustaría resaltar fue la participación de buena parte del elenco, cosa que es raro de ver en este tipo de series, lo normal es que todo el conflicto sea asunto del protagonista y que él deba llevar ese peso, así como la gloria, si es hay un final amable en todo esto. Aunque, espero que así sea, mira que es normal ver finales felices en las historias de peleas con tres mil días duración.

¿Qué sorpresa nos traerá el último tomo de la serie? Yo espero que un desenlace del conflicto planteado en esta entrega así como el hecho que podamos ver si este entrañable muchacho puede cumplir con su palabra. No ha sido un mal viaje pero esta entrega me dejó mucho en que pensar. Ya que, debo reiterar, que estamos ante ni más ni menos que Don Nobuhiro Watsuki  unos de esos contados artistas del manga que hace bien sus labores.

La Balada de la Curva 19

La escudería Seat decidió volver a medirse en la pista. El bólido rojo y amarillo tendría que no solo repetir la jugada que hizo al comienzo de la competición sino que debía tratar de mantenerse en la competencia; la presión sobre el piloto apodado como el Andaluz Errante era bastante alta.

—Campeón, quiero que veas lo que va a hacer el Alonso. En concreto, su arranque.

—Si me permite comentarle algo coach ¿Ve cómo se mueve el tercer alerón de la nave? Eso no sería malas noticias para un vehículo como el nuestro, pero para ellos posiblemente lo va a ser.

A los pocos minutos de su salida, entrando en la segunda curva del circuito el bólido comenzó a temblar, tal como lo había comentado el antiguo piloto militar. Pero volver a ver un desastre que se envolvía en llamas, como le estaba ocurriendo al compacto bólido.

— ¿Qué te sucede campeón? No me digas que…

—Creo que me voy a tener que ausentar un momento; al menos debo agradecer que ya tomamos nuestro turno en la pista.

Lastimosamente el bólido de la Seat no pudo completar la vuelta; aquel suceso le recordó un amargo momento durante una de las operaciones en las que participó.

— ¿Cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que tomé estas pastillas?—se preguntó a sí mismo, desesperado. — ¡Cálmate, la prioridad es evitar temblar y conseguir lo más pronto posible las pastillas! ¿Dónde están?

Cada paso que daba en aquel cuarto, lo sentía pequeño, apenas si avanzaba en aquella habitación; luego de batallar, finalmente alcanzó el bolso donde estaban esas cápsulas, las responsables de mitigar esa ansiedad que nuevamente lo azotaba.

—Debo evitar ver la puerta oscura…debo evitar ver esa puerta. —Nuevamente hablando consigo mismo—; me dijeron que hacer deporte era una buena terapia, pero nunca pensé que volvería a ver fuego.

Aquella llamarada le recordó a todos los compañeros caídos por el fuego enemigo, los daños que causaba la artillería anti aérea y los gritos de dolor emitido por sus compañeros por la radio. Y se preguntó ¿Cuántos desgraciados iban a reclamar el fuego para estar satisfecho?

Escuchó aquel piloto a lo lejos, una voz metálica que exclamaba que a pesar del accidente aquel piloto estaba bien, tenía heridas menores en el cuerpo y afortunadamente todo lo referente a su seguridad había sido aprobado.

Monitos en la era Trump

coco

Hace días, Lee Unkrich, director de Coco y uno de los mayores talentos en Pixar pregunto a través de Twitter por qué muchos fans de la cinta The Book Of Life se sienten amenazados por su nuevo proyecto, dado que ambos se tratan sobre la fiesta mexicana del día de muertos.

lee.jpg

Creo que esto es una muestra de ignorancia en su sentido más elemental. Y cuando digo “ignorancia”, aclaro que no quiero que se confunda con “idiotez” o “estupidez”. La palabra significa “la ausencia de conocimiento”, y desde esa perspectiva, todos somos ignorantes: un doctor es ignorante en ley mercantil, un abogado de divorcios es ignorante en estructura aristotélica, etcétera. No tenemos que saberlo todo, y está bien el preguntar al encontrarnos en áreas en que podamos usar algo más de iluminación. Tenemos herramientas en las manos para acceder a casi todo el conocimiento humano, ¿qué no harían los pensadores de otros tiempos con tal poder?

platon

“En mis tiempos, el porno venía en vasijas de bronce”.

Y jamás se me ocurriría acusar a Pixar o su personal ahí porque no los conozco a nivel personal y ciertamente no conozco su linea ideológica (si es que poseen alguna) ; es decir, se puede deducir que el estudio tiene en general un pensamiento centro-izquierda, como en Toy Story que puede ser leída como la lucha por aceptación de figuras paternas y de familiaridad distintas a la estructura tradicional; Monsters Inc. en que se argumentan los pros de una fuente de energía más conveniente y ética frente a aquella provista por la industria establecida existente; Brave como la lucha de una mujer contra las formas y convenciones aceptadas de la femineidad incluso en forma de alguien que también puede decirse es sujeta a esos estándares injustos. Quizá la excepción sean las obras de Brad Bird que parecen tener una tendencia libertaria o incluso objetivista muy fuerte… en serio, no es broma: vean de nuevo Los Increíbles, Ratatouille e inclusive sus filmes fuera de Pixar como El Gigante de Hierro y Tomorrowland y el mensaje parece ser “dejar a las personas especiales ser especiales en paz”.

Y en un mundo en el que muchas veces se grita “lobo” sólo por gritar lobo, los oídos del colectivo social pueden volverse sordos a aquellas opiniones que deseen presentar un punto sobre un tópico sobre justicia e injusticia; así pues, no puedo apresurar juicios, pero en ocasiones, una opinión con desconocimiento puede emerger y ser vista tan negativamente como una genuinamente motivada por el odio.

Porque verán, aunque el ideal de la crítica es ser lo más objetivo posible y juzgar a una obra por sus propios méritos, ninguna obra vive aislada del contexto en que fue creada. No tendríamos la Capilla Sixtina de no ser por esa mezcla de circunstancias que permitió a la Iglesia Católica ser la religión predominante de su contexto histórico, y por más éxito que haya tenido en los escenarios y frente las cámaras, es imposible ver cualquier cosa relacionada con Bill Cosby del mismo modo.

El mundo influye a un artista, su obra, y cómo el espectador percibe la obra también. Tratar de hacer gimnasia mental de que las palabras de Unkrich fueron racistas sería por demás exagerado, algo que sólo podría tener sentido en los rincones más aislados de Tumblr, pero eso no quiere decir que no denoten un problema mayor: gente talentosa, amada incluso, que están en algunos aspectos aislados de lo que está ocurriendo a su alrededor.

No me incómoda que un estudio que prácticamente ha definido el estándar oro respecto a la animación moderna esté usando una festividad tan mexicana como el taco, lo que sí es que alguien no pueda ver el porque un proyecto así pueda hacer a muchos sentir de este modo. En ocasiones, a veces siento que EEUU es un tanto un país esquizofrénico que por un lado tiene como base la inmigración pero al mismo tiempo reniega de este aspecto de su historia. Es, casi, casi, el crazy ex-girlfriend de las relaciones internacionales, y vemos a muchos de sus mejores profesionales de un medio artístico expresar amor sin concesiones a un lado de mí cultura como ciudadano de la nación azteca, mientras que el gran jefe martilla y re-martilla argumentos que hacen a más de uno del lado más oscuro de la escala de tonos de piel sentir un temblor en sus piernas. Sería si yo, como un aspirante a comediante, ajeno a la realidad venezolana, quisiera bromear con algún aspecto de su realidad social; en teoría puedo hacerlo, pero tendría que ser extremadamente cuidadoso porque de otro modo, ¿quién podría culparme si alguien me ve de insensible?

Eso me recuerda: un chino, judío y un venezolano entran en un bar…

Shalom camaradas.

 

 

 

Batman Mad Monk

Seguimos con la estela dejada por el autor Matt  Wagner dejada en el homenajeado del presente especial. En lo personal, esto de meter elementos sobrenaturales en las historias del Caballero de la Noche no es un mal recurso; de hecho uno de sus villanos llamado Grundy tiene un origen sobrenatural, pero ¿Qué hay de vampiros?

Un villano de días pasados, tal como buena parte de los personajes que usó el autor de esta obra que es una secuela de, ni más ni menos, que Batman y los hombres monstruos; ambas obras formaron parte de una pequeña saga que hizo Don Matt con el murciélago. Pero dejando de lado tanta palabras y pasemos a la reseña en cuestión. Pues resulta que los hechos de la mini serie anterior dejaron en muy mal estado, tanto económico como anímico, al padre de Julie y a ella misma; pero las cosas empeora no sólo con un cargamento de drogas que se ha salido de las manos de una de las familias criminales de la ciudad. Ahora ha llegado a la ciudad un extraño culto que ha estado dejando a su paso cadáveres con heridas el cuello y sin sangre.

Un rastro que, como es evidente, deja pensando y con las manos atadas a la policía y que prefiere dedicarse a asuntos más importantes y terrenales. Al punto que el buen comisionado de la policía tiene una de las mejores tramas secundarias, sólo siendo opacada por la de Julie y su padre así como ese final. Lo interesante es como aborda el tema sobrenatural el cruzado encapotado y como siempre aborda lo referente al crimen. De una forma temporal, pero lo que hay que destacar, aparte del dibujo y el guión, son esas referencias que hace (mejor dicho hizo) a los mitos del personaje en el viejo universo de la Distinguida Competencia.

 

See Your Space Cowboy

Escribiendo un poco sobre el asunto de tener descendencia.

Hago un pequeño paréntesis en los temas más recurrentes en esta sección del blog, la Venezuela que tenemos y la que queremos, para escribir un poco de un tema que me tiene pensando un buen rato, además que siempre es bueno cambiar un poco las cosas. Así mismo, debo comentar que no sé si el presente mar de letras vaya a cumplir con el requerimiento de los nuevos artículos que estoy escribiendo que es llegar a algo más de mil palabras y que, ciertamente, poco tengo que decir sobre la adaptación occidental de la obra del muchacho loco que se consiguió la herramienta de trabajo de un “dios de la muerte” de los mitos japoneses.

Al menos dentro de los confines de la cuna de libertadores, no estamos en la mejor temporada para tener hijos y tampoco es que hay mucho con que asumir semejante tarea. Ya saben, pañales, comida, talcos, escuelas y esto debería ser un indicador para que los embarazos adolescentes no estuviesen por las nubes; pero la realidad es otra. En el peor de los casos, hasta lo políticamente correcto ha llegado a la forma en cómo se instruyen a los niños en las escuelas llegando hasta ser parte de lo habitual en las casas.

Y ¿Con que me refiero a lo políticamente correcto a nivel educativo? Pues el hecho que simplemente no se le puede levantar la voz a un infante ya que puede traumarlo, ni mucho menos darle a conocer no solo a sus padres sino también al resto de sus compañeros que tiene un buen o mal desempeño académico ya que también es otra fuente de traumas mentales. Ya saben, todo este asunto de ser un copito de nieve que debe ser resguardado al punto que debe perder su individualidad.

Si no es eso, pues tenemos padres que esperan que sus hijos sean educados por los medios electrónicos y no es de extrañar que salgan unos verdaderos desastres como personas que solo necesitan gritar y pedir para que tengan en sus manos lo que están pidiendo, generalmente una tableta o una de esas consolas de videojuegos portátiles. Con todo este escenario, creo que es normal el hecho que algunos no quieran tener hijos; yo soy uno de esos, que mientras aún se encuentre dentro de la tierra de gracia el asunto de tener hijos no le anima en lo absoluto.

Después de la desagradable experiencia de ver como los hijos de dos primas se comportan en el día a día, uno llegando al punto de no solo decir groserías sino también recurriendo a la violencia en contra de su padre, pues en mis días eso era  algo que se solucionaba con unos buenos golpes; no importaba si estaba en una fiesta, sitio público o que mostrarle al infante que su comportamiento no es el mejor “le va a causar un trauma” después del merecido regaño que se ha ganado.

Esas son conductas que no se deben dejar pasar, ya que ¿Qué clase de personas estamos dejando en este loco mundo? Ya que el problema de fondo es ese, las personas que dejamos. Si esto sigue así, va a ser mucho más complicado esto de darle la estocada fatal a lo políticamente correcto.  A esa necedad de que todo debe ser una zona de seguridad para que estos copitos de nieve puedan vivir tranquilos; no, el mundo no debería ser un lugar lleno de arco iris y unicornios políticamente correctos, no debería serlo y (si la razón está de mi lado) nunca lo será.

Es por esa razón que vemos a los niños rotando de un deporte a otro, de una actividad a otra ya que los padres no quieren lidiar con el problema y que eso sea asunto de alguien más. Y en ocasiones también eso se ve con las estadísticas (que quieren ocultar) de temas tan delicados como el abuso escolar, el abandono escolar y el ya mencionado embarazo adolescente que son asuntos serios.

No digo que cada nuevo niño que llega a esta tierra de gracia vaya a ser un copito de nieve o en su defecto un abusador, pero el caso es que esas probabilidades son demasiado altas y creo que no cuenten conmigo, hasta nuevo aviso, ya que después de la experiencia que ha sido lidiar con los dos hijos de una prima; quienes por todo están llorando, exigiendo y pidiendo pues en lo personal, no me metan en ese juego de apuestas.

Yo no sé si esta situación puede tener remedio, que lo tiene, pero lo cierto es que a unos no les va a gustar. Aunque quiero dejar en claro que si bien estoy en desacuerdo con los castigos físicos, creo que los niños de ahora deberían comprender que con berrinches no van a conseguir lo que quieren incluso dentro de casa y que el mundo real está muy dispuesto a aplastar sus sentimientos en repetidas ocasiones.

Por mucho que tengamos el sueño de ser médico (menciono la primera profesión que pasa por mi cabeza) si no tenemos un buen promedio académico en bachillerato, no tenemos conocimientos de biología y por sobre todo las ganas de estudiar esa carrera sacrificando  muchas de las cosas que antes te gustaba hacer. No basta con solo desearlo, hay que también un poco de su parte y eso implica dedicación y esfuerzo; así que esperar que por un mandato divino o que a alguien se le ocurra que debes estudiar medicina, sino te formas y si no tienes la vocación es mejor que te dediques a otra cosa.

No todos podemos ser médicos, ya que la vocación y el talento se encuentran en otros aspectos. Tampoco esto de crear zonas seguras para unos, no es otra cosa que una forma refinada de discriminar por una razón de dudoso soporte. Te va a tocar defenderte, te guste o no, te va a tocar un día recurrir a la violencia, ya que esa persona no tiene otra forma de entender que quieres estar tranquilo.

Van Halen I

De Canadá y el rock progresivo pasamos a Los Ángeles, California y al rock pesado de los años ochenta, si esa extraña etapa de uno de los géneros musicales con más subgéneros que recuerdo en la que la banda Van Halen no solo hizo su debut, sino que comenzó una nueva ola del mencionado género que tuvo sus altos y sus bajos. No nos hagamos los tontos, si bien Van Halen no es responsable directo de la movida Glam, pues compartieron escenario e incluso todos comenzaron en el mismo local de la mencionada ciudad estadounidense, un género que la misma sobreexposición fue quien lo mató, considerar que cierta banda de Seattle fue la responsable es darle demasiado crédito, la verdad.

Pero bueno, esa opinión puede que la desarrolle en otro momento, aquí estamos hablando de reseñas musicales. Para el año de 1978 la presente banda y la formación más querida por sus admiradores estaba agitando las aguas de la escena musical de la ciudad de los Ángeles, California con un estilo de rock que distaba mucho de la propuesta inglesa de bandas como la mítica Black Sabbath o Deep Purple, aquí la cacería de brujas se sustituye por letras que alaban la mala conducta, no hablar precisamente de amor y la eterna fiesta del rock, que si bien no es algo nuevo, pues esta banda lo trajo nuevamente a la palestra y repotenciado.

Estamos hablando, ni más ni menos, que la voz de David Lee Roth con la escolta de Eddy Van Halen en la guitarra, dos piezas en la historia del rock pesado que al sol de hoy son reconocidos, quizás ya no con la misma intensidad de antes, pero es mejor que todo el rock que tenemos en la actualidad. Es uno de esos discos de debut que marcaron no solo la carrera de la banda, sino también la época en la que salió, un largo camino de tocar puertas y de asimilar lo mejor de lo que se hacía antes, ese cambio que ya (traté) de mencionar a principios de este mar de letras.

Con todo y los años que tiene encima, que sus letras de seguro fueron polémicas en su momento, suena a un rock que supo envejecer con el paso del tiempo y que si bien tuvieron que usar alguna que otra indumentaria vergonzosa, creo que esta banda nunca lo va a negar de hecho, creo que lo deben de recordar con cariño.