Finalizando con: Lone Ranger Vol 1

Nuevamente me encuentro hablando del género western, pero lo interesante del asunto es que estamos hablando de uno de los personajes icónicos del género siendo uno de los personajes cuya historia fuera y dentro del género habla de Estados Unidos. El comic de temática western en, irónicamente, su país de origen se consideraba ya de nicho con alguna que otra obra por aquí y por allá que lo tocaba y generalmente mezclado con otro género.

Hasta la llegada de esta serie en el año de 2006 de la presente serie que a lo largo y ancho de ni más ni menos 25 números nos narra la cruzada personal del hijo menor de un Ranger de Texas tras sobrevivir a una matanza de no solo sus familiares, sino de otros guardianes de la ley. Pero ¿Qué tiene de diferente? Ya que es la misma historia del personaje sino también de la agridulce película que no hace mucho tuvimos en el cine; esta versión bebe mucho de lo que se conoce como el espagueti  western, tomando la rudeza de aquella vida así como los notorios problemas sociales que en ese momento sucedían.

Por un lado tenemos al famoso dúo que trata de hacer un mundo mejor para lo que queda de familia de ambos, así por el otro la sangrienta ambición desmedida de otro. Quien, por extraño que se lea, también quiere un poco de redención, sangrienta pero redención al fin y al cabo. Pero lo mejor del asunto es que el guión y el dibujo se complementan muy bien, desde las sangrientas secuencias de acción así como en las intensas escenas dramáticas que apoyan en el desarrollo de los personajes, quizás otra sorpresa es ver cómo se resuelve el conflicto interno entre nuestro protagonista y la viuda de su hermano.

En lo personal, es una obra que si bien parece bien densa, no lo es tanto si se le compara con otras series de enmascarados así como el hecho de que merece que le hayan dado la oportunidad de extenderse varias entregas más, entregas que espero poder leer en un futuro. Eso sí, creo que con un poco de altas expectativas ya que al parecer de un volumen a otro cambiaron de equipo creativo.

See Your Space Cowboy

¿Podrá llegar el gobierno venezolano al mentado revocatorio?

Siguen los comentarios intermedios sobre el tema político. Originalmente no quería escribir mucho sobre el tema, creo que hay mucha gente en la red de redes así como en los contados medios de comunicación que se atreven a no seguir la  línea editorial, a pesar de las graves consecuencias, parece que aún quedan personas que consideran que la libertad de expresión es un bien tan preciado, que sencillamente no se puede venderlo.

Ahora que vivo de lunes a jueves en otra ciudad de la cuna de libertadores, mi visión sigue siendo la misma, pero me atrevo a decir que se ha expandido un poco; el problema aquí es la misma gente que la habita. Si bien es cierto que el pasto es más verde en el otro lado de la cerca, creo que pocos se han tomado la molestia en pensar que la gente al otro lado de su cerca cuida su pasto. A todas estas ¿Qué tiene que ver ese comentario con el actual gobierno? Se han dedicado tanto a no cuidar su porción del pasto, que ni siquiera se puede comprar para que el banco central siga emitiendo papel moneda que no vale nada.

Sin contar con la polémica cerveza y que al parecer hasta los titiriteros de Cuba quieren volver a saber algo del monigote, aunque deben esperar que puede pasar en el gigante del norte, su colonia se cae a pedazos y de paso el oro negro no vale mucho en estos días. Todo indica que, si bien se disfrutaron la bonanza, adelantaron lo que debían para volver a estar en contacto con su viejo y confiable benefactor. En vista de que también, los otros benefactores de la América Latina andan en momento complicados.

Así que, Venezuela y su gobierno debe tratar de enmendar la mala visión que tienen de él, ya sea con la FAO e internamente. Debe tratar de darle unas cuantas horas de trabajo a lo que queda de sector privado, uno de los que peor les ha ido con esto del racionamiento energético, un premio comprado puede callar un tiempo el tema de la falta de alimentos en la cuna de libertadores. Al parecer ¿Todo parece muy sencillo? Pero el detalle está en que el descontento sigue, los mangos no van a durar, algo habrá tenido que hacer la temporada de lluvia en las centrales hidroeléctricas y además ¿Qué pasó con todo el apoyo internacional que una vez tuvo la revolución venezolana?

Puede que aguante un poco, pero eventualmente tendrá que ceder a la presión interna de un cambio y convertirse en un episodio bastante amargo para Venezuela.

Banner del 1 al 2

Honestamente, el coloso esmeralda se está volviendo un visitante habitual en mis reseñas de comics. Así que creo que es mejor dejarlo tranquilo, pero también quiero darle la bienvenida a dos artistas que (espero) sean recurrentes en esta cosa; por un lado tenemos a Brian A y a una leyenda llamada Richard Corben que se juntan para crear una mini serie del arriba mencionado durante los primeros años de la lejana (y buena) etapa de don Joe Quesada cuando fue editor en jefe de la casa de las ideas.

Y ¿Qué vemos en los dos primeros números? Pues a mi parecer el tratamiento que le da el Doctor Samson a su paciente estrella, el doctor Banner mientras lo vemos en algo habitual en esa extraña relación. El doctor detrás de su paciente mientras es escoltado por un puñado de militares y un arma experimental que puede o no detener al coloso esmeralda y el acostumbrado desastre que vas detrás de él.

Puede leerse como algo que es habitual en las historias del coloso esmeralda, pero el mayor punto de cambio que noto es que todo lo que se ve es desde la óptica del doctor así como vemos como Banner y su alter ego se les trata como desastres naturales para evitar controversia ante la opinión pública así como parece ser ambientada en días pasados, cuando Banner no se sentía del todo a gusto con su alter ego y el poco control que tenía sobre él. Eso sí, también vemos que es capaz de hacer lo que sea para enmendar las cosas que ha hecho sus arranques de adrenalina, ayudando a los afectados que deja a su paso. Un contrapunto muy interesante que, creo, poco se exploró con el personaje.

El guión es, hasta el momento, bastante sencillo siendo el singular estilo de dibujo lo que se lleva los premios. Hasta el segundo número se ve poco lo que es normal ver en las historias del personaje, largas secuencias de acción, centrándose más en el desarrollo de personajes y en las próximas situaciones que deberán afrontar y esperando lo peor.

Finalizando con: Swordsmith Assassin

La presente reseña intermedia trataré de hacerla un poco extensa, en vista de que es la primera obra (mini serie) que leo del estudio Boom y dado el alto nivel de calidad mostrado aquí, los fichajes que tienen en los equipos creativos, las licencias relacionadas con franquicias que tienen en su poder pues creo que serán referentes muy fuertes que tomaré.

Por otro lado, Occidente siempre se ha sentido fascinado por Oriente y viceversa; si bien es cierto que hay autores occidentales que han tomado la figura del samurai y lo han adaptado al arte secuencial de sus países respectivos y bien es cierto que hay muchas obras así, la presente tiene un dibujo excelente (aunque un tanto extraño) pero lo interesante del asunto es que se encuentra basado en la figura de un herrero japonés caído en la desgracia y busca la redención, incluso llegando a ni más ni menos que el frente entre Francia y Prusia durante la primera guerra mundial.

El herrero podrá saber cómo hacer una espada, pero usarla es otro cuento así como el hecho de empuñarla para la venganza personal, aunque tiene muchas razones para tomar ese camino. Aunque su cruzada personal esconde otra intensión,  una menos sangrienta pero igualmente interesante.

See Your Space Cowboy

El primer comentario intermedio en esta sección.

Tal como lo expuse en el título del presente mar de letras, pero siento que debo tratar de quitarle algo de polvo a esta sección y creo que no hay mejor manera de hacerlo que con esto; aunque es el primer comentario intermedio que hago directamente en el archivo donde llevo (en el caso que me atañe) medianamente ordenados mis textos diferentes a las reseñas del arte secuencial.

No sé si pueda llevar a cabo a cabalidad la lectura y su correspondiente reseña de la serie manga llamada K.O.R en el apartado de Finalizando con, más que todo por el hecho de que  hay problemas con la página en donde hago las de corsario de la red de redes. Y considerando el hecho que es una de las páginas relacionadas con el arte secuencial del país del sushi a la que más le tengo confianza, a pesar de que ahora parece que está de vuelta. Pero de todas formas, creo que lo mejor será descansar de una singular serie de comedia romántica ambientada en los ochenta, siempre y cuando ese problema no siga después de que termine los nueve tomos que tengo descargados.

En el apartado de las reseñas más habituales, me quedan pocas reseñas y por eso ya no las uso con tanta regularidad, aparte del hecho que, además que tuve un problema con una de las obras que estaba leyendo y por eso decidí que era mejor, tratar de buscar de enmendar ese error buscando la misma, pero de forma completa. La lección fue aprendida, no confiarse del todo cuando encuentres una obra completa y que realmente tiene algo más que cuatro entregas.

Me siento, a pesar de que me ando quedando sin muchas reseñas pero con mucho material pendiente de leer, ya que debo comentar que ¡Vuelve el comic europeo al blog! Y vamos a ver si a falta del comic japonés, me tocará perderme nuevamente es ese mundo al que tenía medianamente olvidado y tengo planes que el futuro, que aparezca de nuevo el comic de estas latitudes por este pequeño rincón de internet, el cual era otra escuela que tenía olvidada y que merece que debo reseñar y conocer.

PD: Mi querida tabla se dañó, así que veré que voy a leer mientras trato de regresarla a la vida

Caravan Palace Robot Face

Fue gracias a un amigo que conocí esta banda, como cosa rara francesa y que ha hecho  y con un video que compartiré para que se den una idea de cómo suena la banda y con qué canción los conocí.

El tercer disco de estudio de la banda que mezcla el jazz swing con la música electrónica data del año 2015 y a diferencia de buena parte de las bandas de electrónica que he tenido la oportunidad de escuchar, más allá de la singular mezcla que tienen, el hecho de que buena parte de sus canciones sean en inglés o del tipo instrumental les ayuda a potenciar su singularidad y al estar mezclado con un género pegajoso y casi olvidado como el swing. Es decir, creo que si te gusta lo diferente y que huele mucho a disco conceptual este disco es lo que puedes estar buscando.

Hace muchas referencias a lo que podría ser un disco conceptual, al menos en muchos de los títulos de sus canciones y si han visto uno de los videos de la banda con tres gatos como principales la idea va tomando un poco más de forma, aunque sería un experimento bastante interesante de verse y creo que esta banda sería la indicada en hacerlo.

Finalizando con: Kimagure Orange Road Vol 9.

Como dije en la última reseña, siendo ya la entrega que marca la mitad de la serie es menester tratar de hacer un artículo de la misma extensión del primero que hacía referencia a la primera entrega de esta singular obra. Y creo que, después de nueve tomos, me atrevo a decir que el punto fuerte de la serie se encuentra en sus personajes, en concreto con los que forman el triángulo amoroso que sirve como catalizador para todas las historias que narra uno de sus vértices y protagonista.

Y comienzo por eso, singular, para ser un una obra encasillada en el género fuertemente asociado con las peleas eternas y los pelos de múltiples colores y fue con esta que me dio curiosidad saber que hay más autores que tratan de romper con esa bien merecido estereotipo.

Posiblemente, este sea el tomo que me  ha causado un sabor muy agridulce en cuanto al desarrollo del guión. Todo estaba marchando bien, incluso con esa llegada de los abuelos del protagonista y el primer acercamiento a lo que fue la historia de cómo se conocieron sus padres. Pero los dos primos del protagonista amargaron las cosas, al menos no son personajes molestos pero creo lejos de ser entes que podrían hacer algún estrago en el triángulo amoroso y que el único personaje que podría hacer eso, el amigo de la infancia de las dos chicas, es relegado a un muy inmerecido al segundo plano y más ahora que parecen que andan comenzando en otra etapa de los estudios, tal como lo mencionan en varias veces durante varios episodios de esta entrega. Quizás la mejor parte es que ya vemos que nuestro torpe protagonista ya considera necesario que deba tomar una decisión, ya que como se vio en los últimos episodios, si no lo hace puede traer consecuencias negativas.

¿Qué otro punto del guión es rescatable? Pues creo que la parte en la que mencioné arriba siendo aunque lo peor del asunto es que fue ya bien entrada en las páginas finales del tomo y por consecuencia de las apariciones al mismo tiempo de sus primos, el pequeño que puede leer la mente y la chica hermana del pequeño Kazuya.

Considero que las hermanas de nuestro protagonista son las que se han venido robando el show desde (si mal no recuerdo) el tomo seis y que para ser parte del elenco de soporte de la serie, se les nota que podrían tener una pequeña serie  (aunque descarto esa idea) aunque me pregunto ¿De dónde salió el mentado gato qué es recurrente ver en la serie animada?

Eso sí, el dibujo se ha estado a la altura y al menos creo que como termina esta entrega, solo espero que para la décima entrega este apartado puede estar por dar una sorpresa ya que, si bien algún momento debe terminar el ciclo del bachillerato y si bien es un complemento bastante bueno al guión, siendo el testigo del crecimiento de nuestros personajes y se nota que si bien no es la primera obra de su autor, sabía muy bien lo que estaba haciendo (al menos) en esta parte del manga.

Eso sí, a mí me recuerda un poco el estilo de doña Rumiko Takahashi y más que todo en el comienzo, al menos en el apartado del dibujo, así mismo la comparación la mantengo ya que hasta los chistes (ya que, estamos en una comedia romántica con algo de drama) me resultan medianamente similares aunque se nota que en esta obra, al autor le gusta un poco esto de los chistes subidos de tono. Lo mejor del asunto es que no abusa tanto de ese recurso como se hace en la actualidad.

See Your Space Cowboy