La gran convocatoria.

Antes de comenzar con estas líneas, debo comentar con el hecho que las presentes líneas son ficción, ya que hasta donde tengo entendido los hechos que serán aquí descritas no han sucedido en la realidad o al menos eso tengo entendido. Aunque conociendo el mundo friki criollo, lo dudo mucho, aunque me gustaría creer que en algún momento a alguien le saque unas risas estas líneas.

Las invitaciones habían sido enviadas, una larga lista de invitados de la ciudad jardín se estarían citando en un famoso lugar, sin distinción de los grupos a los que estuvieron afiliados en el pasado e incluso tampoco importaba mucho el hecho de cuando entraron al mundillo, lo importante de todo era escuchar aquellas opiniones. Aunque lo importante no eran aquellos detalles menores, lo importante estaba por darse a conocer en poco tiempo.

Las cosas distaban mucho de ser buenas, aunque el anfitrión le tocó poner las cartas sobre la mesa antes de lo que tenía planeado; resulta que la única festividad friki ya no estaba tan presente desde hace algún tiempo y al anfitrión le preocupaba mucho el horizonte que se estaba comenzando a ver. Uno en el cual muchos no habían considerado al que llegarían, ya que la que una vez fue la sede de varios eventos y que de repente (o nuevamente) estaba pasando a mejor vida todo.

El anfitrión quería las opiniones de los presentes, ya que era necesaria la intervención y hacer algo para (como cosa rara) cambiar el asunto, así estaba por lanzar el as ganador sobre la mesa, estaba por lanzar una propuesta. Pero ¿Cuál era esa propuesta en cuestión? No había suficiente capital dentro de los bolsillos del anfitrión para un evento, pero había para un grupo y una página web.

Muchos levantaron sus ánimos al escuchar aquellas palabras, aquello parecía algo totalmente necesario y quizás cambiaría la situación para mejor, pero para otros, aquella propuesta ya la conocía muy bien y habían visto como terminó una idea similar hace algún tiempo; algunos se levantaron de la mesa de forma respetuosa, debían atender otras cosas, mucho más importantes.

Aquí estoy opinando

Yo recuerdo que alguien me comentó sobre una propuesta que en su momento me dio la sensación que ya había escuchado ese cuento y que no hacía mucho ese mismo cuento no había terminado bien; la propuesta en cuestión era una asociación civil con su foro en línea así como un sarao que estaba en miras de estar dando vueltas por la cuna de libertadores. Ciertamente el cuento suena muy conocido, pero ¿Qué le pasó? En serio, ya que después de unas cuantas entregas aquí en la ciudad jardín, pero de repente, como que perdió relevancia.

Aunque ya sé que mantener contento al mundillo friki de la ciudad jardín es menos complicado que hacer la misma gracia que con el mismo mercado capitalino, pero creo que era un proyecto un tanto llamativo, ya que no se limitaba tanto con el poder de convocatoria; realmente quería llamar a todos eso seguidores del comic, la animación y quien sabe que otra aficiones. Realmente uno de esos proyectos que pasó por debajo de la mesa, quizás no tenía el poder convocatoria suficiente en comparación con las otras propuestas con las que compartía escenario.

Realmente no sé si ese foro sigue activo o se mudó al chismoso mayor, en caso de que lo hayan hecho fue una medida inteligente, pero creo que sin un sarao que ofrecer difícilmente podían convencer a algunos en su causa. Por mi parte y para ir cerrando esta parte, en caso de que alguien de esa comunidad llamada Frikis de Venezuela se topó con esta cosa le digo que no tenga miedo en contactarme.

Propuestas van y vienen en el mundillo friki en general, no es algo nuevo, pero considero que  si alguien va a proponer algo en estos días tan agitados en los que estamos viviendo lo mejor es pensar en lo que se quiere proponer. Creo que es tiempo no de encerrar al mundillo friki en saraos para celebrarle las gracias a una industria que no se encuentra en su mejor momento, así como la cuna de libertadores no es precisamente un consumidor legal del anime.

Pesadilla en la calle de los supuesto 4. Los amos de los sueños.

El cuarto y último mar de letras en este especial es uno que hago pensando en un hecho bastante particular, uno el cual si bien en su momento dio mucho de qué hablar pero lo interesante del asunto fue el hecho que se le dio mucho oído a una de las voces que más  ruido sobre el tema. Y ni más ni menos aquel suceso de las personas cuya entrada fueron prohibidas al peor evento de la capital criolla.

Ciertamente, cierto samurái tuerto y algunos de sus conocidos estaban metidos en esa lista, pero la pregunta que debimos hacernos en ese momento ¿Qué le pasó a esas otra voces que estaban metidas en esa lista? Hubo más personas, quienes no hicieron tanto ruido, al menos eso recuerdo. Pero ¿Tenían algo que agregar? En el supuesto que si tenían algo que decir, ciertamente no hubiera sido tan diferente el discurso que tenían en relación a las otras voces  que tuvieron más potencia.

La mala publicidad que tenía dicha fiesta estaba bien merecida, pero parecía que no era un tema del cual estaba muy interesado en resolver la administración de la mencionada fiesta; posiblemente, tenían mejores cosas que atender y era una práctica que se extendió hasta otros eventos, mientras se le diera cabida en las conversaciones frikis, pues bastaba para aquellas personas.

Pero me atrevo a decir que aquellas voces se agregarían algo al ya conocido discurso de la gente que, con justa razón, no estaba tan dispuesta de ir a la peor fiesta friki que se hacía en la capital y la turbia historia que cargó hasta el final de sus días ¿Se puede agregar una arista nueva a tan gastado discurso? Ciertamente era algo complicado, considerando lo anteriormente mencionado así como el hecho que poco se podía hacer en ese campo y más cuando un solo punto de vista había logrado su cometido, pero la misma torpeza de aquellos que la llevaban a cabo fue el factor determinante en este asunto, cosa que una arista nueva al discurso solo quedaría como un agregado adicional que poco importaba.

Pesadilla en la calle de los supuestos 3. El hijo de los sueños.

La tercera parte de esta cosa sale en lo que creo debe ser ya el final del especial de noche de brujas y creo que debo comentar una que otra cosa sobre el mundillo. Para los que conocen la historia del mundillo es uno de esos episodios históricos del ya mencionado, es uno en el cual que parece pasó por debajo de la mesa y si bien los últimos días de la organización del magno evento friki y su famoso foro fueron unos episodios más bien olvidables, creo que esa noche de la que voy a hablar aquí es uno que quiero darle algo de relevancia.

El asunto es que una noche buena parte de la administración y moderación del foro ya mencionado renunció, anunciando así lo que unos llamaban la revolución de colores, así como fue la antesala a lo que estaba por llegar ¿Y si esa noche y sus participantes le dieran la razón? Es un tema un tanto espinoso, dado el hecho que es algo imposible, considerando quienes realmente estaban controlando los hilos de aquel foro y de cómo era administrado. Pero, si jugamos a los supuestos, aquellas quejas si bien tenían algo de validez, aunque los métodos de algunos tenían en mente hacer, no convencían.

Aquella noche, considerando la tangente que quiero trazar aquí, posiblemente le hubiera dado unos meses más de vida. Algo que si bien hubiera sido bien visto por unos cuantos, ya que mantener el magno evento en los comentarios de pasillo se mantendría un poco, aunque los comentarios encontrados iban a seguir, quizás los encuentros como los de aquella noche serían algo más constantes.

El historial de algunos de esos administradores e incluso moderadores saltaba a la vista, aquel foro terminaría convirtiéndose en una trinchera comprometiendo al ya arrinconado magno evento friki nacional, cuya convocatoria ya estaba en contra las cuerdas. Quizás la generación que siguió a esa que renunció era una que hubiera llegado con muchos fuegos que apagar, algo que muchos no querían meterse en primer lugar; en ocasiones haciendo lo posible para mantener a los contados usuarios contentos y activos dentro del mismo.

Pesadilla en la calle de los supuestos 2.

Siguiendo con estos supuestos, dejamos de lado el magno evento para pasar a, ni más ni menos, que a su competencia-alternativa, el alud.  Para los conocedores, el alud siempre intentó ramificarse pero con pésimos resultados, de hecho los más sonados fueron su hija menor llamada nipón y ese turbio asunto que quedó en veremos en relación a la celebración de una entrega del alud en tierras zulianas. Pero el supuesto de esta oportunidad es uno un tanto extraño ¿Qué hubiera pasado si los organizadores del alud hubieran pensado en colocar sus ojos en la ciudad jardín?

La ciudad jardín, la antigua fortaleza del magno evento y que después del 2008 fue dejada a su suerte hubiera sido tomada por sus mortales enemigos, quizás los comentarios serian diferentes ya que si hacemos ejercicio de memoria, no alzaron sus voces cuando el Anime Fest y el magno evento coincidieron en días de celebración; con tal ese terreno ya estaba perdido, pero en este supuesto, quizás para conservar la diplomacia recurrieron a la misma (y confiable) de dejar eso así pero las cosas dentro de aquella trinchera no sería tan imparcial.

Pero la ciudad jardín después del mencionado año estaba en calma, ya los grupos estaban comenzando su danza hacia el cementerio pero ¿Qué lugar era el indicado para contener a la convención que solo era superada por si misma? Si hay algo que incluso hoy es evidente en la ciudad jardín, es el hecho que no hay muchos que quieran alquilar sus locales para meter a los frikis, de hecho en esta realidad posiblemente el alud hubiera lanzado su entrega en el primer local que no comprometiera tanto su bolsillo.

 El cambio geográfico no solo alteraría los comentarios de sus enemigos, sino también de su asistencia, dejando con muchos comentarios a la inquisición y hasta los propios frikis de la ciudad jardín; ese segmento de la población friki nacional que volvía a dar de que hablar. Aunque no era para menos, la verdad, aunque quizás las entregas que hubiera hecho el alud en la ciudad jardín serian contadas, ya que posiblemente su partida del país era ya algo serio.

Y ¿esa influencia tendría algo de repercusión al sol de hoy? Eso es un tema delicado, ya que el alud se ganó en su momento al público capitalino, el que más números tenía para aquel entonces. Mudarse al centro o al occidente de la cuna de libertadores si bien no era una mala idea, aunque un tanto desatinada. Me explico, salir de la capital friki venezolana, buscando espacios más baratos o un público nuevo no ha terminado bien, ya ellos lo sabían de antemano.

Para ir cerrando, quizás las cosas en la ciudad jardín serian diferente, pero posiblemente esa influencia sería breve, ya que considerando el hecho que las fiestas que salieron después de los eventos de los 2008 muchos fueron breves en su duración. De hecho, eso parece ser una máxima en los saraos del mundillo ya que primero fueron los grupos y eventualmente llegaron a las celebraciones.

Pesadilla en la calle de los supuestos.

Debo ser honesto, había dejado de lado hacer estas líneas con la esperanza de sacar algo mejor y creo que ese momento llegó, así que como siempre las malas introducciones están a la orden del día. Y ¿con que grotesco supuesto se jugará en esta oportunidad? Algo bastante sencillo, si el magno evento friki y la peor fiesta friki de la capital hubieran juntado esfuerzos para derrotar a su enemigo en común.

Ciertamente, para que este escenario se pudiera haber llevado a cabo tendrían que haber solventado una querella que hubo entre ambas partes muy cerca de su final. Pero también es un asunto un tanto morboso, ya que finalmente la administración del magno evento tendría una plaza en la capital; aunque no la mejor de todas, pero plaza al fin y al cabo. Por el otro lado pues la peor fiesta capitalina hubiera recibido algo raro, otra oportunidad para disfrutar del beneficio de la duda.

Aunque conociendo los involucrados, ese proyecto apenas aguantaría una entrega a diferencia de todas las secuelas que le duró al estudio universal el famoso engendro creado a partir de cadáveres. Una entrega que ya se me complica el asunto de argumentar como hubiera sido recibida por la gente, para nadie era un secreto que la administración del magno evento y de la peor fiesta no gozaba de mucho aprecio en la capital y más de uno al escuchar que esos dos estarían trabajando juntos pues era la señal de que el resultado final de dicha colaboración iba a terminar muy mal.

Pero creo que eso sería el tipo de desastres que te gustaría ver de primera mano, desde el sitio donde se estaban llevando los sucesos (con cierto samurái y su único punto de vista en compañía de sus ahijados) llegando a los comentarios de pasillo así como las redes sociales entre otros rincones donde el mundillo hace de las suyas. Me atrevo a decir que sería el segundo descargue de bilis de cierto samurái, ciertamente comparable al que hacía con las entregas de la peor fiesta friki de la capital o la entrega de la única convención capaz de superarse a sí misma con el apellido nipón.

 

 

El que no va a mi evento

La frase que le da título a este intento de artículo es una conocida por la vieja guardia del mundo friki venezolano, fuertemente asociada al organizador de la peor fiesta del mundillo criollo y como tengo tiempo sin hacer una de estas cosas con alrededor de mil palabras, aunque espero poder extender y expresar todo lo necesario y algún que otro momento de la historia del mundillo y de lo que conoció como la peor fiesta que se hacía en la capital.

Emitida por quien fuese su responsable en una oportunidad después del desastre que hizo en la cancha de la Universidad Central de Venezuela hace ya tiempo, tanto que ni recuerdo el año en concreto, pero creo que logró definir una cosa, algo que se le puede considerar el hecho que fue un acto de honestidad bastante extraño y que definió lo que le iba a estar por llegar.

Creo que después de las declaraciones que hizo cierto samurai inquisidor se ganó la prohibición de entrada a las futuras entregas, algo que se tomó a modo de premio. Pero no fue el único que se ganó ese singular premio, pero pareció el más vocal al respecto y opacando al resto de personas que tuvieron ese mismo premio.

El que no va a mi evento sirvió para definir, en aquel momento, quienes les gustaba ir a dicha fiesta friki y reduciendo la delimitación en novatos en el mundillo y veteranos. No importaba mucho en que parte del país estuvieras, la fiesta aquí mencionada hizo algo que pocos organizadores querían hacer con su público. Y es que definir quienes querías que estuviera en tu fiesta era algo que no era muy prudente, ya que tener frikis era necesario, con tal, lo importante era la venta de boletos.

Básicamente decir el nombre de esta serie era casi un sinónimo de lo que no se quería convertir una fiesta del mundillo, una tradición que no se ha perdido al sol de hoy. De hecho, llegando al punto de comerse sus propias palabras y metiendo el comic estadounidenses entre las nuevas ideas metidas para ver quien les daría el beneficio de la duda en alguna de las entradas que aparecieron después de esa entrega en la mentada cancha deportiva.

¿Son o no otakus?

De hecho así terminaba la frase, no es otaku. En la interpretación que se le dio en Occidente a la mentada palabra y que, irónicamente, se comportaba tal como se evidencia a que se refiere la palabra en cuestión. No importaba cuántos antiguos patrocinadores de su competencia, la insuperable, de repente le cayeron, la opinión pública era que esa gente había tocado fondo.

Pero bueno, no hay mucho que decir en como le fue después de aquella entrega y que la debacle sólo era evidente el final que iba a tener. Quizás el recurso que siempre apelaba, que era uno de los pocos temas que le daba a la Inquisición algo de visitas en su portal web. Pero estábamos hablando de una de esas fiestas frikis que estuvo dando de qué hablar y no precisamente para bien.

De hecho, nadie ya habla de esa fiesta, es uno de esos asuntos que marcó la salida de la vieja guardia y que no esperaba que ese final estuviera así, algo que pasó por debajo de la mesa; cuando en días pasados cualquier pormenor que tuviera, allí estaban los comentarios de pasillo y la gente que quería ir a ver el desastre de primera mano. Algo ciertamente bueno, pero no era la mejor excusa para ir a perder dinero en algo que sabían que era de deficiencia notoria.

Quizás esto pueda verse como algo más que una anécdota, pero me gustaría saber qué hubiera pasado con un organizador con la misma prepotencia que tenía el responsable de esta fiesta friki hubiera sacado un servicio de mediana aceptación entre sus asistentes. Algo que, a mi parecer, marcaría un punto de inflexión en la historia criolla del mundillo, cosa que puede darse aún.

¿En realidad fue tan mala?

Las fotos de su última entrega marcan la respuesta y no es una precisamente a favor de la misma y eso que contó con el apoyo de un cambio de administración y esto último siendo un tema que pudo haber jugado a su favor cuando buena parte del mundillo criollo estaba haciendo el paso a otra etapa. Una etapa que ya no necesitaba ni a la insuperable mucho menos a la mencionada aquí, ciertamente dando nuestras de un mundillo moderno con un trono brevemente ocupado por una fiesta que nadie pensó que haría eso.

Buena parte de la mala publicidad que tuvo era bastante cierta y creo que es un tema del que no hay mucho que contradecir al respecto, desde el tema del becado, pasando por la foto que salió de un grupo de asistentes subiéndose en una obra de arte en donde estaban llevando a cabo una entrega creo que son puntos que hablaban mucho.

Exagerada para unos, para otros algo que sólo podía ocurrir en la capital del mundillo criollo no era para menos. En la capital se podía ver de todo, fiestas frikis que podían servir para hacer un pequeño contraste entre lo que normalmente se veía para la fecha y algo un poco más cercano a algo que se pudiera acercarse a algo que se podría hacer en países cercanos, pero allí estaba esta fiesta, dando de qué hablar constantemente en los foros y en los pasillos sobre los desastres asociados a una entrega.

Pero quizás sus choques con la insuperable sólo podían igualarse en intensidad con los últimos intercambios de argumentos y comunicados oficiales entre ellos y el Magno evento friki nacional. Una de esas escaramuzas que agotaron a ambos lados del conflicto, sirviendo como el acto que comenzaba el declive de ambos equipos; algo que ninguno quería ver. Algo normalmente pasaba entre aquellos organizadores que tenían como enemigo común a la insuperable, cuando pudieron hacer más tratando de trabajar juntos para poner a su enemigo de rodillas.