Esta ocasión, es así.

A falta de un mejor título, tengo una que otra cosa que comentar ya que si bien es cierto que hay cosas más importantes por las cuales poner el grito en el cielo dentro de la cuna de libertadores y que aún falta algo para mayo; me sale comentar el hecho que si bien en una actualización reciente me lancé dos mares de letras relacionadas con esta sección y creo que me toca tratar de recuperar un poco las cosas.

Entonces ¿De qué trataran las presentes líneas?  Han pasado rato desde toda al alharaca que se formó relacionada con el regreso de la convención insuperable (según sus defensores) así como el hecho que parece que no hay nuevos anuncios en el frente, creo que en caso de que se haga algún anuncio relacionada con alguna de esas viejas conocidas fiestas, dudo mucho que signifique algo para la nueva generación.

Hechos aislados relacionados con el mundo friki criollo siguen, de hecho lo que me aterra es ver que el asunto de “aislado” sigue siendo un tema bastante más notorio en estas nueva etapa, aunque creo que como tengo tiempo que no me paso por las tiendas o por las fiestas frikis realmente no sé qué es lo que sucede actualmente. Quizás eso era lo bueno de la vieja etapa, de alguna u otra forma algo se podía saber sobre lo que estaba pasando, pero creo que también eso era lo malo.

Pero a todas estas ¿Estamos en el mejor momento? Ciertamente no, de hecho esto que se reduzca el número de fiestas frikis y de ideas o plataformas es una señal de eso, que hay algo extraño en el asunto; aunque no es para menos, ya que ¿Cómo mantienes un grupo unido cuando a duras penas no sabes quién va a ser el próximo que se va del país o la victima de la inseguridad?

En esta ocasión y a pesar de todo, es bueno que se mantengan las cosas así. Al menos mientras dura este mal rato, sale mejor creo que es bueno que se pase por este momento el mundo friki, una etapa que ha servido para soltar ciertos pesos que estaban limitando las cosas así como el hecho que hay la esperanza que esta pueda servir para algo.

La Postura Anti Otaku

Sé que debería estar escribiendo sobre temas más importantes, dada la situación  en la que anda metida la cuna de libertadores. Pero apartar la mirada un momento de ese asunto puede traer cosas nuevas a las mesa. Pero pasando al tema en cuestión, creo pasa en todos los idiomas, que una misma palabra puede tener muchos significados. La palabra llamada Otaku ha dado mucho de qué hablar, en su país natal tiene muchos significados y entre ellos una persona con un interés obsesivo por alguna afición y no necesariamente al mundo del manga y anime.

En la gran patria de Bolívar fue usada por una asociación civil para darse un nombre a sí misma, por algún tiempo fue usada para referirse a los seguidores del mundillo, hasta el eventual uso de friki; pero recuerdo que un integrante de la inquisición capitalina firmaba que era un integrante de un comando anti Otaku, tema que levantó la misma cantidad de polémica en la que esa persona estaba metido.

Quizás a la final del día, somos las personas que decidimos que palabras usar para etiquetarnos o como llamar a nuestras posturas que tenemos, aunque creo que si nos ponemos un poco serio en ese tema de los anti y los pro O; aunque ha pasado algo de tiempo desde aquella polémica, me toca comentar que se hace evidente que en muchas ocasiones las posturas anti y pro terminan siendo igualmente de cancinas.  No es algo tampoco tan difícil de comprender, pero debo agregar el hecho que a la final ese comando en que aquel inquisidor no dio mucho que decir.

También tiene que ver el asunto que parece que esa persona también decidió apartarse, quiero creer que por las mismas consideraciones que muchos tomaron. Los temas personales comenzaron a tener un mayor peso y que seguramente consideró que esa postura anti Otaku.

Cambios extraños

Al momento en que escribo esto, en mayo del presente año la fiesta friki que gobierna en la capital venezolana se estará llevando a cabo. Mayo, un mes bastante diferente a lo que se conocía como fechas normales en el mundillo; ciertamente estos cambios del malvado mundo real han hecho de las suyas en el mundo de ojos grandes como platos. Quizás el único punto que le puedo dar a la inquisición en estos momentos.

Ciertamente, el señor cronograma parece que ha visto mejores días y como dije anteriormente, se ha estado llevando una contracción en la oferta, ya que hasta los eventos de dudosa calidad parecen que han salido del mapa; quizás eso sea bueno, ya que se fueron los pescadores del río revuelto, pero con ellos los que tenían una propuesta medianamente decente.

Mayo no era un mes medianamente querido para el mundo friki, el jaleo comenzaba en agosto y duraba hasta noviembre o con algo de suerte hasta los primeros días de diciembre; aunque para aquellos días no todo era bueno, la verdad. Pero ¿Mayo? Realmente considero que el engendro llamado inflación es quien se encuentra detrás de todo esto y más considerando que estamos hablando de la capital de la cuna de libertadores.

Ciertamente hacer una fiesta friki sigue siendo un tema delicado, más allá de los costos que deben afrontar los organizadores el otro lado de la balance tampoco es que sea muy bueno, lidiar con ese público que en ocasiones no se sabe que es lo que realmente quieren; quizás esos eran los de mi época, ya que los de ahora parecen que cualquier cambio menor que le hagan a la fórmula de estas fiestas, es válido y no genera tanto rechazo.  Aunque también cabe mencionar que solo el futuro dirá que estos pequeños cambios en la fórmula pueden llegar a hacer algo, pero solo si el mercado consumidor puede cambiar un poquito.

See Your Space Cowboy

Al momento en que escribo estas líneas.

Mientras escribo líneas simplemente no sé para cuándo se van a publicar en el blog, admito que debería estar escribiendo en otro apartado o sobre un tema un poco más serio. Ciertamente, hay poco que decir sobre el mundo friki venezolano en la actualidad, muchos de los actores a los que conocía y estaba acostumbrado simplemente les llegó la hora de salir del escenario.

Pero ese impulso sobre escribir en esta sección del amargado siempre fue algo fuerte, algo que simplemente me supera en ocasiones; pero ¿serán estas líneas las próximas que tendrán alrededor de mil palabras? Creo que ese privilegio lo debe tener otro tema, la verdad. Pero he estado meditando un poco las cosas, a pesar de todo, las cosas no están tan mal si se ve con otros ojos y sin considerar la brecha generacional.

Es la calma que necesita el mundillo, lejos de los conflictos que nunca llevaron a algo de los grupos, pero tampoco las cosas son un paseo entre las flores actualmente, parece que el peor escenario está aquí desde hace rato. Se ha reducido mucho la oferta de fiestas frikis, tampoco es que hubiera una variedad amplia, tampoco es que las fiestas que se les dio el título de nacionales tuvieran algo que sirviera para diferenciarlas del resto, quizás el presupuesto y la misma consideración que le dieron los asistentes y como no, sus propios organizadores.

Parece que el lema de muchos de fiestas hechas por fans y para fans no era del todo creíble, ya que a la primera de cambio en la preferencia (siendo un fenómeno normal en el consumo de servicios y productos) allí estaban los dimes y diretes, los argumentos tan sólidos como una galleta de soda mojada, así comenzaban las trincheras en los foros, aunque eso nunca impidió que algunos pesos pesados pasaran de ser acérrimos críticos a formar parte del equipo organizativo que estaba al otro lado de la trinchera virtual.

A todas estas ¿Qué va a pasar con esa querella legal que dio de que hablar hace tiempo relacionada con una página de la red social más famosa del mundo? Conociendo el mundo friki y su visión del mundo legal es bastante extraña, creo recordar que era para el año pasado que se iba a estar llevando a cabo eso; pero creo que eso siempre se arregla lejos de las cortes y más por las redes sociales.

See Your Space Cowboy

¿Cuándo será el año friki?

Fuera de las fronteras de la cuna de libertadores, pues parece que con cada año que llega el mundo friki en general siempre tiene motivos de sobra para celebrar, no es para menos, las cosas siempre se ven diferentes en lugares en donde siempre se trata de cuidar su lado del jardín. Pero la cosa cambia fronteras adentro, incluso dentro de las fronteras que separan las ciudades de Venezuela no hay mucho que se pueda decir.

El engendro llamada cambio de administración hará de las suyas en 2019, aunque a algunos les importa más el hecho que la mal llamada afición fue abandonada por el mono peleador, ya que parece que su película no llegará (o llegó) a las salas nacionales; así que tendrán que apelar por lo que saben, los caminos verdes para poder ver la mencionada película. Ciertamente, estamos en el peor escenario, pero no ese que estaba planteando la inquisición con una hecatombe sangrienta de grupos, si no en uno donde se reducen las fiestas a las que asistir así como en su tamaño  y la figura de las “nacionales” esas fiestas que se hacían cual circo ambulante, no se ven ya.

Ciertamente, es bueno saber que ciertos pesos de día pasados ya no están en el escenario, rayos hasta el regreso de ciertos nombres de fiestas pasaron por debajo de la mesa, confirmando el hecho que el cambio está ahí, presente a pesar que hay otros pesos que siguen presentes a pesar del cambio de generaciones.  Estamos en un momento extraño, la verdad, el salto generacional es evidente, pero también creo que vale la pena mencionar algo más, aún hay una oportunidad de enmendarlas cosas.

Quiero creer que las fiestas chatarras o eventos mediocres también son cosa del pasado, pero ¿Qué ha pasado con otras esas propuestas que pueden surgir alejada a  las fiestas aquí mencionadas?  Según los cuentos de camino, el mundo friki se jactaba de ser una comunidad muy activa y creativa.

¿No se murió el señor monopolio?

Un monopolio es una situación en la economía de una sociedad bastante deficiente. No es para menos, estamos hablando de la licencia que le da el ente gubernamental a una empresa para explotar una marca, recurso natural o prestar un servicio de forma exclusiva, un poco de conocimientos en materia económica no caen mal, querido mundo friki nacional venezolano; si bien es cierto que esas personas que se creían eminencias en un tema ya no están, dejo estas líneas para exponer una que otra cosa.

Pero creo que de forma plena no es lo que se ve en la ciudad jardín y sus reuniones frikis, ya que no hay una licencia por la cual se mataban los organizadores de las ya mencionadas reuniones que entregaba la gobernación del territorio; la misma situación del país ha estado reduciendo el número de esas reuniones, así como el hecho que los errores de sus organizadores han cometido errores que los llevaron al olvido.

No es un tema tan simple, quizás el mejor término no sea monopolio, por lo arriba expuesto, pero a falta de una mejor definición, no nos queda de otra que conformarnos con eso. Pero con lo que no hay que conformarse es con la situación y si bien es un discurso que vengo dando desde hace algún rato quiero creer que hay alguien entre los lectores que lo va a entender.

Ciertamente las fiestas frikis de la ciudad jardín ya no dan de que hablar, pero ¿Cuándo lo han hecho? Se escribía sobre la ciudad jardín y sus fiestas por el mero hecho que era un lugar demasiado pequeño como para aguantar tanto jaleo; así de simple señores. Toda la carne que se debe llevar al asador se encuentra en la capital y por si no me comprenden, el grueso de la población friki y no friki en esta cosa se encuentra en Caracas, por ende la ciudad jardín siempre se verá como un lejano competidor y más considerando el hecho que ya los pelos colorados ya no ocupan espacio en los afiches de esas reuniones celebradas en Caracas.

 Aunque no voy a negar lo evidente, regresamos a los días en que todo el bochinche se reducía a fiestas a nivel regional, creo que es un buen momento para que los asistentes dejen de romperse las vestiduras por el hecho que perdieron la gracia del mono peleador ya que, al parecer, su próxima película no va a llegar a los cines nacionales.

Tres artículos en uno

Tenía ganas de escribir tres artículos en la vena de pensamientos extendidos, pero honestamente no me daban para mucho, así que haciendo las de científico loco, decidí que lo mejor era unir esos tres mares de letras cortos para hacer un artículo más o menos extenso y con estas palabras cierro la pobre introducción.

Un misil en mi Anime. Pensamientos extendidos

¿Qué se puede decir del canal que le da título a esta cosa? Creo que es una de esas conversiones que marcan época, al igual que lo que pasó con el magno evento friki venezolano pero a una escala mayor. Pero a todas estas ¿Vale la pena detallar que te llevó a eso? En muchos aspectos no era plenamente culpa tuya, debías sacar rendimiento económico en un entorno un tanto complicado.

Y ¿A qué me refiero? Muchas de las licencias que mentiste aquí eran las que te podías costear, sin importar el hecho que tu público objetivo era y es una cosa rara. Ciertamente la piratería te jugó en contra y algunas de las series medianamente conocidas que emitiste ya las habían visto. Pedirte que emitieras series tal como ellos lo pedían era ciertamente, ponerte un cuchillo en el cuello.

Honestamente, me toca comentar unas cosas. Creo fuertemente que llegaste en una etapa bastante extraña para el mundillo; los grupos estaban en una etapa que se les hacía más importante ver como sobrevivir los próximos años por llegar, muchos no llegamos a ver tu programación ya sea por el hecho que no estabas entre los canales que están entre los que aún tengo en mi televisión por suscripción.

Tu mutación fue drástica, mira que reducirte a una casa de retiro no me pareció buena idea. Quizás debiste esperar un poco y esperar meterle la mano a la revisión de la serie del monito peleador tal como hizo CN o esperar a meter sus manos en alguna franquicia mediática como la del espadachin virtual o ¿Qué me dices de una oportunidad para la animación occidental?

¿Qué ha pasado con las reseñas amargadas?

Las reseñas amargadas siguen, quizás no al ritmo que me gustaría, aunque tampoco he estado de ánimo para sentarme a ver anime. En muchos casos, me da algo de flojera ver incluso películas los días domingo y ponerme a ver desde el comienzo alguna de las series que he estado viendo, ya que hay muchas distancias entre el episodio que vi y ese domingo en que me gustaría retomar el asunto.

No voy a negar el hecho que me han dado algo de visitas, pero si soy honesto creo que tampoco me veo escribiendo plenamente reseñas amargadas; si no todo lo contrario, mantener la sección viva, ya que creo que se lo merece a pesar de todo. Pero siendo honesto conmigo mismo, me gustaría dedicar mis palabras a temas un poco más serios y considerando que sigo en la cuna de libertadores, creo que es lo mejor.

Pero mi idea de ver buena parten de esa series que en su momento no vi, sigue en pie. En algún momento tendré que sentarme a ver esas series y quien sabe, a lo mejor lo logre. Aunque, mi plan de hacer cambios en el estilo de las reseñas aún no parece mostrar los resultados que estaba esperando.

Y ¿Qué le pasó a la maquinaria de votos?

Yo recuerdo que un amigo mexicano estaba sorprendido por el resultado del último circo electoral que se llevó a cabo en la cuna de libertadores, el mismo que en teoría le dio un marco legal a la cosa esa llamada Asamblea Nacional Constituyente. Pero quien cuenta los votos, se puede mantener al poder por algún momento.

Pero ¿Qué pasa cuando la gente ya no siente que su voto sirve de algo? Lo que se conoce dentro de las fronteras venezolanas como la salida legal y pacífica no es válida, mientras los bandidos tengan uno de los suyos contando los votos, es algo imposible. Una idea que yo llegué a pensar que era una difícil de vender a la gente, pero parece que en estos últimos días esa venta a ido bien y no es para menos, considerando el hecho que la situación es cada vez peor, que todo ese asunto de ir un lado a otro para ejercer el derecho al voto no sirve de mucho, pues falta agregar un adicional al asunto.

Así que la famosa maquinaria electoral parece que ya no tiene la misma potencia y poder de convocatoria, no solo para los bandidos sino para los que alegan ser hacerle la contra. Esos negocios turbios en donde ambas partes mostraron una unión, una que muchos venían denunciando y que para otros era simplemente palabras en el aire.